1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Leyendo a Villena

Tema en 'Poemas Generales' comenzado por frank_calle, 18 de Noviembre de 2020 a las 2:45 PM. Respuestas: 0 | Visitas: 29

  1. frank_calle

    frank_calle Poeta adicto al portal

    Se incorporó:
    8 de Octubre de 2018
    Mensajes:
    1.137
    Me gusta recibidos:
    1.117
    Género:
    Hombre
    “¿Qué es lo que aguardo? ¡Dios!
    ¿Qué es lo que aguardo?”


    Siempre que leo a Villena
    siento que sucede lo mismo.
    Su verso me inmoviliza, me amarra,
    y el suyo se apodera del mío,
    aunque el mío se defienda con honor.

    Así ha sido desde siempre;
    o quizás ha sido a la inversa,
    mi verso se aferra al suyo,
    pierde su autonomía,
    y trabajo me cuesta ser yo mismo,
    cuando mi verso se defiende sin honor...

    Sé que fue (y es) una influencia benéfica,
    como siento que es hoy la de Enrique,
    como también lo es sin dudas la Loynaz,
    quizás porque primero lo fuera Martí,
    cuando siendo muy niño,
    leí de golpe su dedicatoria
    en la foto a la madre lejana y querida;
    o cuando releyendo "Yugo y Estrella", me dije:
    poeta quiero ser yo...

    Y ese Martí, que mí mente casi infantil
    leía con delirio,
    llenó con sencillos versos
    todos los espacios en desarrollo del niño lector;
    y apasionó con sus brillantes discursos patrióticos,
    la mente soñadora de aquel niño,
    aunque fuese con palabras fuera de su comprensión...

    Y entonces llegó Verme, llegó Twain,
    y también llegó el amor...
    Llegó Zenea, llegó ¡Neruda! ¡Buesa! ¡Villena!
    y comenzó a escribir versos y cuentos el niño lector.
    Versos y más versos revoloteando en mi cabeza,
    en todo momento,
    no importa si estaba jugando a la pelota,
    o matando con mi espada mágica al lobo feroz...

    Desde entonces han pasado décadas.
    Décadas de poesías y poetas,
    de todos los estilos, de todas las tendencias,
    de todas las épocas, de todas las temáticas,
    de los poetas que son eternos,
    y de los que se dice que lo son,
    y de todos, siempre algo quedó.

    Hoy sigo preguntándome -como Villena- muchas cosas,
    pero sé muy bien qué es lo que aguardo,
    sin preguntárselo a Dios:
    Quiero ser todos los poetas, sin dejar de ser yo mismo.
    No importa el anonimato, porque no escribo para hoy.
    Pero también sé que no puedo volver a Villena,
    sin que mi poesía se aferre a su poesía,
    sin que mi poesía se defienda sin honor,
    como quien se aferra al primer beso,
    al primer amor...

    Frank Calle (16- nov. - 2020)
     
    #1
    Última modificación: 18 de Noviembre de 2020 a las 2:46 PM
    A AgioNIMO le gusta esto.

Comparte esta página