1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Poesia en caballito

Tema en 'Poesía Surrealista' comenzado por licprof, 5 de Febrero de 2024. Respuestas: 1 | Visitas: 91

  1. licprof

    licprof Poeta fiel al portal

    Se incorporó:
    31 de Marzo de 2020
    Mensajes:
    638
    Me gusta recibidos:
    676
    Género:
    Hombre
    RECUERDO DE JUVENTUD

    Cuando fuimos a ver La batalla de Argel allà por Chacarita
    un sàbado a la tarde y para mì Argelia era Argentina
    Fanon mediante
    Sartre mediante
    Hernàndez Arregui (la formaciòn de la conciencia nacional)
    Cooke mediante
    Jauretche mediante
    Scalabrini mediante
    Sorel mediante
    Peròn mediante
    Arlt mediante
    Mariàtegui mediante
    Gramsci mediante.

    Y cuando salimos otro sàbado a la tarde
    con la bella y delgada Guadalupe A.:
    no recuerdo absolutamente nada de lo que charlamos
    pero en medio del parque nos besamos ardientemente
    y justo en ese momento comenzò a llover a càntaros
    (esas lluvias malditas de verano en que el cielo se cae a pedazos)
    de pronto el cielo se oscureciò y toquè suavemente tus piernas tu sexo
    y me dijiste: no seas hijo de puta
    luego que tomamos varias cervezas
    año 1993 lo recuerdo perfectamente
    lo que no recuerdo ni ahì
    es que diablos hablamos aquella tarde: yo tenìa

    un libro sobre John William Cooke
    sobre la mesa
    que solìa llevar en el bolsillo de atràs del lompa
    y pasò una bella y mirò dicho broli
    en cuestiòn: redundancia y desviaciòn
    Cohen dixit
    mientras escucho una sinfonìa
    de Anton Bruckner

    yo fungìa como profesor de baile
    y las jòvenes me observaban: yo las tenìa entre mis brazos
    mientras bailàbamos unos buenos Tangos
    y luego volvìamos a estar abrazados desnudos y llenos de luz
    en medio de la oscuridad
    de las sàbanas blancas
    las moscas y mosquitos
    en medio de los besos màs ardientes y hùmedos

    Ay hermosa dama, si volviera una vez màs
    por la ùltima vez
    a besar tu sexo como en aquellos tiempos
    hace exactamente una eternidad
    y cerrabas los ojos o los ponìas en blanco
    y tomaras mi cabeza entre tus manos
    pronunciando mi hermoso nombre de pila
    en homenaje, en honor al famoso piloto hoy
    injustamente olvidado: Gastòn Perkins.

    Si tan solo volvieras a besar mi boca
    de motu propio
    como en aquellos tiempos lejanos
    como en aquella lejana època
    en que abrìamos las puertas de los màs pobres hoteles
    o de lo contrario, nos sentàbamos en los bancos de las plazas
    por las noches
    en medio y debajo de la sombrìa nocturna arboleda.

    Si tan solo volvieras a mirarme a los ojos
    mientras besas mi sexo
    mientras dulce y llena de saliva caliente lo lames
    por no decir lo chupas, lo succionas
    que aùn parece queda mal
    poco apropiado tal vez para un poema.

    Pero es que me mirabas a los ojos
    mientras relamìas el centro de mi cuerpo
    desenredabas mi ombligo con tu lengua
    mientras me mirabas fijamente a los ojos
    y gemìas exactamente como una perra en celo
    como una gata en celo
    cuyos ojos fulguran en la oscuridad total de la noche
    como dos llamas flameando como dos banderas de fuego rojo nocturno.

    Si tan solo volvieras a tocarme con tus dos manos
    tus delicadas manos
    tus largas uñas pintadas
    con la palma de tu mano.

    Si tan solo volvieras a tenderte boca arriba en la cama
    con las piernas bien abiertas
    y te cogiera fuerte y dulcemente
    y te llenara la vulva de seminal esperma
    como si se tratara de fecundar a una giganta
    la giganta de Baudelaire
    Tuñòn mediante
    Cedròn mediante
    Bruckner mediante.

    O si tan solo volvieras a ponerte en cuatro piernas
    y volviera a cogerte una y otra vez
    como en el pasado
    suave y fuerte y duramente
    como corresponde al macho cabrìo
    como si no fuèramos dos humanos
    sino una màquina animal de ocho miembros
    una màquina animal de toda clase de bufidos y gemidos
    una màquina eròtica y bàsicamente pornogràfica
    en medio de la noche y del mundo
    solos en medio de la vida y del universo
    al solo objeto de alcanzar
    ese relàmpago
    ese dulce terremoto interior
    que suelen denominar

    orgasmo.

    Ah si tan solo volvieras a amarme locamente por ùltima vez
    en medio de la noche y en los màs pobres hoteles
    o en los parques pùblicos
    parados y apoyados frente a un gran àrbol centenario
    un alto àrbol milenario que trepaba hasta las estrellas
    mientras cerrabas los ojos y gemìas
    como una gacela en celo.
     
    #1
    A Gustavo Cavicchia le gusta esto.
  2. Gustavo Cavicchia

    Gustavo Cavicchia Gus

    Se incorporó:
    26 de Mayo de 2007
    Mensajes:
    4.897
    Me gusta recibidos:
    2.425
    Género:
    Hombre
    :cool: indudablemente es surrealista.
     
    #2
    Última modificación: 5 de Febrero de 2024

Comparte esta página