1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Precisiones acerca del uso de "etcétera"

Tema en 'Lecciones de ortografía y gramática' comenzado por Mas Nibor, 5 de Marzo de 2018. Respuestas: 0 | Visitas: 308

  1. Mas Nibor

    Mas Nibor Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    5 de Enero de 2018
    Mensajes:
    12
    Me gusta recibidos:
    4
    Género:
    Hombre
    Algunas precisiones acerca de etcétera
    por SBP

    Hay observaciones acerca de la expresión etcétera que bien vale la pena asentar, veamos algunas: Comencemos por decir que su uso abusivo o repetitivo es imperdonable; etcétera, etcétera…. Puesto que, por ejemplo, cuando es remate o coda de una enumeración formal, da la impresión de que el discurso no se cierra y pareciera que falta mucho por decir, lo que puede llevar al lector a usar su libre albedrio, de manera errónea, para completar o definir el etcétera. De donde resulta importante expresar que el uso de etcétera debe limitarse para cuando el lector pueda, sin ambigüedades, completar la serie porque sus componentes son conocidos, como es el caso de los días de la semana, de los meses, de los planetas, de los continentes, de las letras del alfabeto, etcétera. Ejemplos: Los meses del calendario son; enero, febrero, marzo, abril, etcétera y los días de la semana; domingo, lunes, martes, etcétera. Los ejemplos son simples para que se mida y comida, en toda su extensión, el uso o abuso de la dicción en comento.

    Otro aspecto a considerar es el relativo a la Ortotipografía, según la cual para evitar correcciones innecesarias de un texto, la palabra debe escribirse completa (etcétera y no etc.), máxime cuando va a final de línea. Otro muy importante es que etcétera se usa erróneamente cuando se dice o se escribe; un largo etcétera y otras locuciones similares. El recordado académico Fernando Lázaro Carreter, en un artículo publicado en 1984, refiere que a quien se le ocurrió tal invención… «Sería injusto calificarlo de imbécil: nada que triunfa lo es. Quien dio con un largo etcétera {…}, merecería que todos los hablantes cayéramos sobre él, para abrazarlo, igual que el equipo entero se abate, en el estadio, sobre el autor de un tanto, con un amago de linchamiento entusiasta. Sólo que el nuestro no debía amagar».

    Más adelante, el autor conjetura y, con su natural gracia y estilo, nos expone acerca de los orígenes de la locución; que un periodista concurrió a reseñar el acto de presentación de un libro y conocía, entre los asistentes, apenas a un par de eminentes amigos (Fernández y Martínez) del escritor, en ese dilema se preguntaba, el periodista; ¿cómo mencionar tan solo a dos invitados? El magistral don Fernando Lázaro Carreter, continúa:

    "Asistieron ilustres personalidades como Fernández y Martínez»; «Entre las ilustres personalidades asistentes figuraban Fernández, Martínez, etc.». Ambas soluciones descubren que no había más; o que él no conocía a más. Y en ese trance, tan normal desde que existe el periodismo, su intelecto, estrujado, destiló la perla: «Asistieron ilustres personalidades: Fernández, Martínez y un largo etcétera¸ que haría interminable la relación".

    El convincente trabajo del eximio académico expresa al concluir su parecer acerca de un largo etcétera…: «sigue conservando su naturaleza pronominal de origen, y su vacío semántico que le permite llenarse de varias significaciones simultáneas; igual que todos y varios. Y como le ocurre a cualquier pronombre, ni puede llevar artículo (un etcétera), ni adjetivo (un largo etcétera). El artículo de Fernando Lázaro Carreter, fue tomado de su obra EL DARDO EN LA PALABRA, páginas 319 a 322, Galaxia Gutenberg, Barcelona, 1998.
     
    #1
    Última modificación: 5 de Marzo de 2018

Comparte esta página