1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Siempre nos quedará Madrid

Tema en 'Tu Obra Maestra (en verso)' comenzado por Predator, 14 de Abril de 2019. Respuestas: 1 | Visitas: 51

  1. Predator

    Predator Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    17 de Marzo de 2013
    Mensajes:
    33
    Me gusta recibidos:
    13


    Ocho de la mañana viajando en aquel tren,

    billete de ida Cáceres - Leganés,

    los nervios de aquella primera vez,

    bien merecieron por el tesoro que encontré,

    aún recuerdo la primera vez que te vi,

    aquella carta inocente que te escribí,

    el primer beso qué más decir,

    y tu sonrisa iluminando Madrid.



    Contigo entendí la relatividad,

    lo efímera que es la vida cuando sabe a felicidad,

    lo que tu y yo sentimos no lo entenderán jamás,

    hasta el tiempo envidio nuestra forma de amar,

    pero quisiste volar y yo no soy quien,

    para cortarte las alas ni el camino al Edén,

    espero que recuerdes cada beso que te entregue,

    porque escribí mis mejores poesías sobre tu piel.



    Tan intenso es quererte cómo no tenerte,

    desde ese Abril todo marchó diferente,

    frío diciembre para esta primavera,

    amar de esta manera solo es para valientes,

    sumaste más distancia a nuestro horizonte,

    y me sentí como si el dragón matara a San Jorge,

    se apaga el fuego al decir tu nombre,

    y parece que quienes fuimos ya ni te importe.




    Tu recuerdo se ha convertido en mi sombra,

    y aún me duele cuando pronuncio tu nombre,

    te considere mi reina de Egipto,

    y ahora tan solo veo caer mi Roma.



    Volví a ser un lobo aullando a la Luna,

    buscando respuestas pidiéndole ayuda,

    que fina línea de cordura y locura,

    te llore tal que regué toda Extremadura,

    atardeceres y lluvia para purificarme,

    me cuesta más perdonarme que castigarme,

    esa esperanza tan solo quiere engañarme,

    a este corazón mal herido y muerto de hambre,

    me demostré a mi mismo no ser un cobarde,

    y te dije te quiero hasta el último instante,

    porque me tratas como si fuera uno más,

    ten algo de clase si vas a matarme.



    La palabra es un arma como dijo Goldman,

    mi autodefensa antes que morir de pena,

    después de aquel golpe me quedé sin palabras,

    regrese a mis orígenes, rebelde y poeta,

    abrí los ojos y cumplí cadena perpetua,

    no todos tienen magia ya me di cuenta,

    hay gente que suma y gente que resta,

    aunque a veces parece que todo se mezcla.



    No es por orgullo es por dignidad ya sabes,

    si ese silencio solo quiere maltratarme,

    lo que te he escrito yo no se lo he escrito a nadie,

    lo que te quise yo no se lo quise a nadie,

    que triste es mirarte y no saber quien eres,

    escribir esta mierda realmente duele,

    llegamos tan lejos y ahora qué,

    la confianza no es algo que se regale.



    Se que me auto lesiono al imaginarte,

    creyendo que volverás pronto para quedarte,

    besándonos olvidando este maldito desastre,

    y perdonarnos todo este daño incesante,

    me mantuve firme hasta el día del juicio,

    no fue tan elevado el crimen como el precio,

    honor y sinceridad como en otros tiempos,

    pague la culpa y abrace a mis principios.



    Soy un romántico en peligro de extinción,

    navegando en aguas turbias a contra viento,

    me juré ganarle esta batalla al dolor,

    y rescatar la sonrisa que aún llevo dentro,

    hay heridas que ponen puntos finales,

    y yo aún sangrando porque vuelvas a buscarme,

    ya no quiero soportar más decepciones,

    todo este tiempo me enseño a respetarme.



    No se porque me rallo e intento engañarme,

    será que todavía me quema este coraje,

    demasiado sensible en un mundo inestable,

    nadie me va a robar esa alegría madre,

    solo estos versos me ayudan a desahogarme,

    la muerte es algo que nunca ha entrado en mis planes,

    me mezclo con las miradas perdidas que encuentro en la calle,

    como pidiendo a gritos que alguien me salve.



    Mis lágrimas borraron todo el maquillaje,

    y le planté cara al dolor como sólo Dios sabe,

    la soledad siempre tan fiel en este viaje,

    que aprendí a quererla más en vez de tanto odiarle,

    me enamore de nuevo de toda mi tierra,

    de paraísos perdidos que pocos encuentran,

    de cielos despejados y noches de estrellas,

    los pequeños detalles que hacen de esta vida bella.



    Espero que después de todo seas feliz,

    la vida también es bonita aunque no estés aquí,

    brindaré por cada instante que contigo viví,

    cuando no sepa tan amargo el recuerdo del fin,

    brindaré por todo lo que pudimos sentir,

    parecía tan eterno el paraíso de estar junto a ti,

    que aunque tomemos caminos diferentes,

    cariño, siempre nos quedará Madrid.




    Je t'aime
     
    #1
    A Fingal y EBAN les gusta esto.
  2. Fingal

    Fingal Corrector Miembro del Equipo Corrector/a

    Se incorporó:
    1 de Agosto de 2015
    Mensajes:
    1.278
    Me gusta recibidos:
    1.209
    Género:
    Hombre
    Creo que el poema tiene la potencia de la espontaneidad y de contar un historia que huele a verdad claramente, con muchos detalles muy personales que le dan mucha profundidad.

    Me gusta especialmente que lo percibo como un escrito muy noble, muy sano. Desde luego es la expresión del dolor, pero no me parece que sea desde un punto de vista destructivo o buscando culpables, sino que es el dolor que nace del reconocimiento de haber vivido un gran momento y, en ese sentido, tiene cierta belleza y, aunque sea un poco contradictorio, precisamente porque es algo que ya se ha vivido, aunque haya terminado, ya nadie te lo puede quitar. También veo deseo de superación, de abrir los ojos y mucho respeto, hacia ella y hacia ti mismo.

    Desde el punto de vista formal, a veces me suena más a rap que a poema; quizás porque me da la sensación de que prima buscar una rima final en cada verso por encima de mantener un ritmo.

    También creo que el poema tiene mucho de carta que uno escribe para desahogarse. Imagino que es lo que necesitabas escribir.

    Te mando un saludo desde este Madrid en el que tan buenos momentos viviste.

    Álvaro
     
    #2

Comparte esta página