1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Tao Yuanming (365 o 372 - 427)

Tema en 'Poetas famosos, recomendaciones de poemarios' comenzado por Pursang, 25 de Septiembre de 2007. Respuestas: 2 | Visitas: 2025

  1. Pursang

    Pursang Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    19 de Septiembre de 2007
    Mensajes:
    105
    Me gusta recibidos:
    13
    Género:
    Hombre
    Tao Yuanming (365 o 372 - 427) o Tao Qian con su otro nombre de pila; escritor chino, es uno de los más grandes poetas de inspiración taoísta; celebró la vida entregado al campo y al vino: La fuente de las flores del pescador, tiene como temática una sociedad sin estado ni jerarquía que se halla en un valle oculto.


    Biografía del Maestro Cinco Sauces

    ¿Quién es? Nadie lo sabe. Ni su nombre se conoce. Como había cinco sauces que crecían junto a su casa se le llamó Maestro Cinco Sauces Ocioso, calmo, de pocas palabras, sin anhelar fama ni fortuna. Amaba leer y aunque nunca buscaba el sentido profundo de los libros, cuando entendía algo su alegría era tal que olvidaba de comer.

    Amaba el vino pero no siempre podía comprarlo. Todos lo sabían, de modo que cuando alguien tenía, lo invitaban. Bebía hasta el fin y una vez satisfecho y borracho se iba a su casa, solo, sin remordimientos.

    Su choza poco abrigaba de las inclemencias del tiempo. Su sacón muy corto, zurcido y lleno de remiendos. Su tazón y su copa de bambú siempre vacíos, pero él no se preocupaba. Dedicado a sus poemas simplemente para pasar el día, y ellos reflejan su meta. Así siguió, ajeno a ganancias y pérdidas hasta que naturalmente llegó su fin.

    Encabeza la lista de los poetas chinos, como un abuelo reverenciado, profundamente sabio, sosegado, estable, ecuánime y compasivo. Tao fue el primer poeta en imponer su voz natural a la poesía que escribía, luego tan apreciada por los que le siguieron. Fue muy admirado durante la dinastía T’ang y en particular en la Song, en la cual se consolidó su imagen de intachable y modelo a seguir.

    Tao vivía acorde con el Ta Hua, Gran Transformación, el proceso terrenal mediante el cual todo cambio es espontáneo, proviene naturalmente. Y postulaba que la vida debía vivirse así, según llega, sin mediatizaciones ni preferencias.

    Cuando Tao nos cuenta de sus deseos de dejar la vida mundana, dice que quiere retornar al Tzu-jan, el ser propio de la naturaleza. También es un retorno a un sí mismo que se pierde cuando se persigue el mundo exterior, cuando uno se distrae con espejismos. Y por fin, para Tao la muerte es el retorno completo, al hogar último.

    En sus poemas siempre puede percibirse la maravilla ante el acto elemental de conciencia, el darse cuenta de pertenecer a esta tierra en la que vivimos, formando parte de este todo en trasformación constante. Por eso para Tao, desarrollarse por completo como persona era devenir una parte indistinguible de la tierra, de su Gran Transformación.

    Se dedicó por completo a cultivar la inactividad, Hsien, 閑 carácter que etimológicamente nos muestra a un árbol 木 entre las puertas de un jardín 門, o, en su otro forma de ser escrito, 閒, la luna brillando a través de una puerta entreabierta. Esta inactividad es un tipo de estado meditativo del Tzu-jan, un estado en el que la vida diaria deviene la esencia de la práctica espiritual. De hecho, Tao es el primero en llevar una vida de monje fuera de un monasterio, fuera de una comunidad religiosa, llevando a la vida diaria, hogareña y hendida en la lucha por la subsistencia a transformarse en el elemento con el cual se ha de practicar.

    Tao vivía en la ladera sur del monte Lu, 庐山, famoso por ser uno de los lugares que los eremitas elegían para vivir por su belleza y condiciones naturales privilegiadas para tal vida, y en donde había un templo budista muy famoso por aquellos días, cuyo abad, Hui-yüan intentó varias veces convencerlo para que se uniera a ellos, sin lograrlo, claro. Y aunque se mantuvo muy cercano al templo, nunca se vio tentado por ese estilo de vida. Más teniendo en cuenta cómo le gustaba el vino. Claro que, cuando él, como casi todos los poetas chinos cuando se refieren a estar ´borrachos´, es en realidad el estado que se logra cuando se toma lo suficiente como para lograr una atención serena y relajada. Un estado en donde la atención deja de imponer sus categorías clasificatorias al mundo y todo se vuelve una sola cosa. Cuando se ‘abren las puertas’.

    No fue reconocido en su época, no coincidía su simplicidad con los cánones usuales, y recién durante la dinastía T'ang se lo rescató del olvido como a uno de los principales poetas pre-Tang y fue la influencia reconocida de Wang Wei, Li Po, Tu Fu y los poetas que los siguieron en la dinastía Song, también muy influenciados por Tao y donde se lo terminó de cimentar como referente a este tipo de poesía. Y en esta dinastía, fue el famoso Su Shi, quien terminó por hacer de él un ícono. A causa de tamaña reverencia, poco se ha estudiado para descubrir al hombre que dio lugar a esa leyenda.



    La vida de Tao Yuang Ming

    Los puntos principales de la vida de Tao, sus intentos por librarse de las luchas en su trabajo como funcionario público, y su eventual compromiso con la vida de recluso granjero, a pesar de la pobreza y el trabajo durísimo, devino en uno de los mitos típicos de la tradición literaria china. Hay muy poca información fidedigna acerca de su vida. Tan sólo la mitad de los 125 poemas que nos han llegado pueden datarse, de modo que ordenarlos cronológicamente es bastante difícil.

    Nació en uno de los momentos más caóticos y violentos de la historia de China. Cuando la dinastía Han colapsó en el 220, China cayó en una defragmentación e inestabilidad que duró hasta que el país volvió a ser reunificado por los Sui unos 350 años más tarde.

    Fue en el 317 en que por primera vez los bárbaros tomaron el control del norte de China y la corte de la dinastía Chin (Jin), que el tatarabuelo de Yuangming, Tao Kan (259-334) había contribuído a fundar, se vio obligada a huir hacia el sur, una región poblada por indigenas no-chinos. Estas familias que huían del norte tomaron control del lugar y crearon una especie de micro edad dorada en cuanto a cultura y refinamiento, a costa de sumir al campesinado nativo a una virtual esclavitud, provocando un creciente descontento que estalló en varias revueltas, la más violenta de todas durante los años de servicio de Tao. Y a los esfuerzos por sofocar estas rebeliones, o frenar los avances de los bárbaros del norte, debían también sumarse las luchas internas por el control del gobierno. Esta situación volvía al trabajo de funcionario muy delicado y hasta peligroso.

    Si bien provenía de una familia muy prestigiosa, con el paso del tiempo habían perdido el poder de antaño. De todos modos, Tao se crió en un ambiente sofisticado y estaba destinado a formar parte del gobierno tal como su abuelo y su padre. Entró a trabajar en la administración en el año 393, a sus 29 años, en un pueblo cercano al suyo, pero no es muy claro qué puesto tenía ni qué papel jugó en las revueltas del momento. En el 396 el emperador fue estrangulado y ocupó su lugar uno de sus hijos, de cinco años de edad, controlado por la familia que realmente tenía el poder. Al tiempo, uno de los generales, Huan Hsuan, se fue haciendo cada vez más poderoso en su territorio y en el 399 controlaba casi toda la región oeste de Chin.

    Debido a las peleas por el control del gobierno la posición de Tao se volvió peligrosa y decidió dejar su cargo, por primera vez, para volver a su granja. Allí estuvo durante un tiempo hasta que una mala cosecha le hizo tener que arremangarse y volver. Pero a fin de año otra vez renunció, quizá porque se había vuelto demasiado riesgoso ser funcionario en aquellos días tan violentos.

    Y así, para la cosecha de aquel año, el 402, se dedicó por entero a la granja. Para el 405 la pelea entre los generales llegó a la zona en donde vivía Tao y si bien el general Huan Hsuan parecía llevar las de ganar, terminó siendo derrotado por el general Liu Yu, luego de que tomara la capital y quedara como el vencedor en la pelea por el poder de Chin. Si Tao hubiera seguido al servicio de Huan Hsuan… sus días hubieran terminado allí.

    De todos modos, los Tao quedaron fuera de juego y otra vez las cosas en la granja no iban bien. Tao, una vez más, tuvo que buscar trabajo en la administración pública, esta vez bajo el mando del enemigo de su anterior patrón. Fue designado como magistrado en Peng-tse, pero, ochenta días después, una vez más, Tao renunció a su puesto. Se cuenta que llegó un inspector al pueblo y los ayudantes de Tao le urgieron que fuera a recibirlo y presentarle sus respetos. Ante lo cual exclamó: “Yo no me voy a andar agachando ante un palurdo por unas bolsas de arroz que me pagan.” Ahí terminaron definitivamente sus días como funcionario y, aunque varias veces después le fue ofrecido algún puesto, los 22 años de vida restantes los dedicó a la granja.

    Con la ayuda del libro de David Hinton:
    The Selected Poems of T’ao C’hie
    Copper Canyon Press


    Fuente wikipedia.
     
    #1
    Última modificación: 10 de Junio de 2017
  2. Pursang

    Pursang Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    19 de Septiembre de 2007
    Mensajes:
    105
    Me gusta recibidos:
    13
    Género:
    Hombre
    Contesto un poema de Guo Chu
    El bosquecillo de enfrente es denso y frondoso
    en pleno verano nos brinda una sombra fresca.

    El viento del sur, alegre llega con la estación
    y su brisa hace que mi camisa se agite.

    Vivo apartado del mundo, disfruto de mis aficiones
    descansar a la sombra, tañer el koto, hojear libros.

    En la despensa hay comida de sobra
    y la última cosecha aun está almacenada.

    Proveerse para uno mismo tiene un límite,
    no me atrae poseer más allá de lo que necesito.

    Con el sorgo de primavera elaboro el vino
    yo lo destilo y lo bebo cuando ya está listo.

    Mi hijito del alma juega a mis pies, intenta hablar
    pero aún no sale una sola palabra de su boca.

    Esta felicidad es real y merece la pena,
    me ayuda a olvidar el trabajo de funcionario.

    Miro en la distancia las blancas nubes
    ¡Por qué anhelar las épocas pasadas!



    .
     
    #2
  3. Pursang

    Pursang Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    19 de Septiembre de 2007
    Mensajes:
    105
    Me gusta recibidos:
    13
    Género:
    Hombre
    Respuesta a Li Chai-Sang

    Siempre sentí la llamada de estas montañas y lagos
    y no hubiera dudado un instante en acudir a ellos

    pero ni mi familia ni mis amigos
    soportarían vivir apartados.

    Al fin un día afortunado tuve un extraño sentimiento y
    bastón en mano retorné a mi granja del oeste.

    Nadie volvía conmigo, en aquellos caminos apartados
    tan solo veía granjas abandonadas, en ruinas.

    Pero nuestra choza se mantenía firme como siempre y
    nuestros campos parecían cuidados.

    Cuando el viento del valle se vuelve frío,
    el vino de primavera ayuda a entrar en calor y alivia el hambre.

    A pesar de que no es muy fuerte, un vino de señoritas,
    es mejor que nada para olvidar penas.

    Alejado –mientras los meses y años se van
    el mundo sigue su rumbo distante.

    Arado y tejido nos proveen de todo lo necesario,
    ¿quién necesita de más?

    Alejados, siempre alejados, mi historia y yo
    nos desvaneceremos juntos así.






    Mudanza de casa

    Hubo un tiempo en el que quería vivir en un pueblo del Sur,
    pero no porque me guiaran los buenos augurios.
    Había escuchado que allí vivían muchos hombres sencillos,
    con ellos sé que sería feliz compartiendo mis mañanas y noches.
    Durante muchos años este fue mi más ferviente deseo,
    y hoy por fin voy hacer ese sueño realidad.
    Una humilde cabaña no necesita mucho espacio,
    todo lo que deseo es una cama y un colchón.
    Con frecuencia mis vecinos vendrán a verme,
    discutiremos vociferando acerca de los viejos tiempos,
    disfrutaremos leyendo juntos raros libros,
    y aclararemos todas las interpretaciones dudosas.




    .
     
    #3

Comparte esta página