1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Un amor a tu medida

Tema en 'Tu Obra Maestra (en verso)' comenzado por NoahMilan, 3 de Julio de 2020. Respuestas: 3 | Visitas: 201

  1. NoahMilan

    NoahMilan Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    3 de Julio de 2020
    Mensajes:
    1
    Me gusta recibidos:
    3
    Género:
    Hombre
    Hey, hola. ¿Cómo estás? De verdad, espero que bien.
    Espero que al leer estas 15 palabras iniciales,
    Empiece a dibujarse en tu rostro la hermosa sonrisa
    Con la que sueles alegrarle la vida a quienes te rodean,
    A mí, aunque no me tengas cerca, y al mundo entero;

    Porque como todo lo bueno,
    Tu sonrisa tiene un efecto global.

    ¿Sabes?
    Te extraño mucho.

    A pesar de lo poco que compartimos,
    A pesar de todo lo que quise y no pude decir,
    A pesar de los pocos besos que te dí.

    Te extraño. Te pienso. Te sueño y sobre todo, te necesito.

    A pesar de que te encuentres a cientos o tal vez miles de kilómetros,
    Cada vez que nos encontramos en los reinos de Morfeo,
    Siento tu aroma, tu suavidad, tu calor.

    Desearía congelar la vida, detener el mundo, la existencia misma;
    Que no se creen más galaxias, que las estrellas paren de brillar,
    Que los niños dejen de nacer.
    Por un segundo; un ínfimo momento,
    Un suspiro de la vida, una nimiedad en el universo.

    Que todos en el mundo sepan que estamos juntos,
    Aunque sea en sueños, en esos universos etéreos donde todo es posible,
    Donde se anulan todas las leyes, donde se traspasan todas las reglas.

    Es precisamente allí a donde nuestras consciencias escapan,
    La mía te busca por amor, y la tuya, aunque sin querer o queriendo,
    Aparece para hacerme padecer.

    Mostrarte, aparecer a mi lado, solo para después tenerte que ir.
    Es cruel, pero no me quejo. Duele, pero me aguanto.

    Porque en ese pequeño momento en el que la vida se detuvo,
    Fui feliz con solo verte, y todo tuvo sentido, cada tristeza, cada depresión.
    Cada momento absurdo mirando hacia la nada.

    A todo le diste sentido. Siempre lo hiciste.

    Porque curas todos mis pesares,
    Compadeciéndote de mí y engriéndome aunque sea en un mundo irreal.
    Probablemente me esté volviendo loco,
    De repente cada día esté más lejos de la cordura, pero da igual.

    Este amor no lo ha entendido, ni lo entendera nadie.
    El mismo Freud se volvería loco.

    Yo con mi libre albedrío me atrevo a decir Dios mío,
    Que debe haber un error. Y perdóname mi amor si con esto te incomodo,
    Sin embargo de algún modo se lo tengo que decir;
    No me vayas a decir con que así se acaba todo...

    ¿Solo en sueños? ¿En ideas? ¿Pensamientos?
    No, no, no.

    Me rehúso a aceptar esta cruel condena, inmerecida,
    O tal vez bien merecida. Pero nunca aceptada.

    De repente estés casada, quizá ya tengas hijos; no lo sé.

    Y como dice Ubago:
    "Si preguntan por ti, solo diré que te vi; en mis sueños una noche
    Y solo sueño desde entonces; para verme cada día junto a tí".

    Para ser sincero, no me importa si estás casada,
    viuda, o comprometida.
    Solo sé que te amo, y que no sé vivir sin ti.

    Si tienes hijos, los querré como míos,
    porque son parte de ti.
    Y yo amo todo lo que es tuyo. Toda tú
    Todo tu ser.

    Es difícil de entender, si, lo admito,
    Pero este maldito amor es así.

    Por eso venía hoy en día a hablarte en fantasías,
    Y proponerte un amor a tu medida.

    Sin celos, ni rencores, donde no interesen las distancias,
    Uno en el que no existan los sermones.

    Un amor diferente, un amor verdadero y leal.
    Uno que no te oprima y te limite, si no,
    Uno con el que crezcas y te motives.

    No me llames, tampoco me escribas si no te provoca oírme,
    Puedes pensarme y apuéstale al mundo entero, que yo estaré allí,
    A tu lado, susurrandote al oído,
    Todo lo que nunca pudiste escuchar.
    Aunque materialmente no sea así.

    Quiero ofrecerte una linda amistad,
    Con los más altos matices de confianza,
    De fidelidad, de respeto y compromiso.

    Yo te ofrezco todo eso,
    ¿Qué puedes ofrecerme tú?

    No importa. No me ofrezcas nada.

    Con que existas y respires me doy por bien servido,
    Y claro la felicidad, te ofrezco también felicidad.
    Toda la que quieras y necesites;
    A toda hora y en todo lugar,
    Felicidad a tu medida.

    Te amo tanto que te ofrezco el amor de algún otro hombre,
    La felicidad con alguien más, alguien que no sea yo.

    Hasta allá llega mi amor. Este amor a tu medida.

    En el que me auto suprimiría a mí mismo, si no calzase en él.
    Me basta, como te dije antes, con que existas, y así, siempre, seré feliz,
    Viéndote a ti feliz.

    Y si no puedes o no quieres estar conmigo.
    No engañes a tu afortunado compañero,
    Ven y búscame en el rincón que conocemos tan bien,
    Y en donde hemos vivido tantas vidas juntos.

    Aunque sea lo más triste porque termina,
    Es lo más lindo por que sucede,
    Así son los sueños contigo.

    Parados de la mano,
    al lado del otro, en silencio, en cualquier lugar,
    El sitio no importa.

    Muchas veces nos hemos perdidos en bosques,
    Flotando en mares, o en el espacio mismo.
    Sin decir nada.

    Entendiendo que el tiempo que tenemos es corto,
    Y no podemos gastarlo hablando la lengua de los comunes,
    Porque mientras tú y yo callamos en sueños,
    Nuestras almas hacen el amor en el infinito.

    Porque todo lo que tenemos que decirnos,
    Lo expresamos con el lenguaje del silencio,
    Que es, y siempre ha sido, el idioma del amor,
    Y en especial, del nuestro.

    Ahora que conoces mi oferta de amor a tu medida,
    ¿Te animas?

    ¡Vamos! Déjate amar.

    Déjame amarte y no necesitarás más amor.
    Al igual que en nuestras vidas pasadas,
    En las que también estuvimos juntos,
    También lo lograremos en esta; sea como sea,
    Al precio que cueste.

    En algún momento yo volveré a ser tú, y tú volverás a ser yo,
    Y adivina ¿Qué?

    En ese momento infinito por fin todo dejará de ser un sueño,
    Y viviremos este amor, nuestro amor a la medida.

    Me despido con esta promesa imperecedera,
    Declarándome eternamente tuyo.
    Te mando muchos besos, muchos cariños y un sinfín de abrazos.
    Ahora solo me queda decir,
    Hasta el próximo sueño, mi amor.
     
    #1
    A luna roja, FJMalpica y Gustavo Cervantes les gusta esto.
  2. Maramin

    Maramin Moderador Global Miembro del Equipo Moderador Global Corrector/a

    Se incorporó:
    19 de Febrero de 2008
    Mensajes:
    51.832
    Me gusta recibidos:
    19.369
    Género:
    Hombre
    Bienvenido NoahMilan, buen inicio en el portal compartiendo sueños y sentires en esta composición que nos ofreces como primicia y muestra de tu obra poética.

    [​IMG]


    NB: Ya que la has presentado en el foro de obra maestra tendrás que tener encuenta que solo se admite una obra por participante en este foro. Si quisieras cambiarla por otra tendrás que pedir que estaa sea cambiada a otro foro.
     
    #2
  3. Gustavo Cervantes

    Gustavo Cervantes ENDECHADOR

    Se incorporó:
    15 de Abril de 2006
    Mensajes:
    7.848
    Me gusta recibidos:
    5.449
    Género:
    Hombre
    Increible la determinación expresada.. para conquistar ese corazón que quizás este sonriendo al leerte y flotando..
    eres un buen escritor... te lei hasta tu último suspiro.

    bienvenido a Mundo Poetas.
     
    #3
    A NoahMilan le gusta esto.
  4. FJMalpica

    FJMalpica Poeta asiduo al portal

    Se incorporó:
    10 de Julio de 2020
    Mensajes:
    381
    Me gusta recibidos:
    376
    Género:
    Hombre
    Una epístola de amor
     
    #4

Comparte esta página