1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Voy a contarte un cuento.

Tema en 'Prosa: Infantiles' comenzado por Alonso Vicent, 13 de Noviembre de 2020. Respuestas: 9 | Visitas: 107

  1. Alonso Vicent

    Alonso Vicent Poeta veterano en el portal

    Se incorporó:
    20 de Junio de 2011
    Mensajes:
    12.239
    Me gusta recibidos:
    7.259
    Género:
    Hombre
    -Voy a contarte un cuento, pero me tienes que ayudar.
    -¿Yo?, si solo soy un niño.
    -Y qué mejor que serlo para inventar. Tienes que saber que este cuento tiene que ver con la luna.
    -¿Y con las estrellas?
    -También. ¿Tú has estado en la luna alguna vez?
    -No sé.
    -No importa. Este cuento es entre tú y yo. ¿Empiezo?
    -Vale.

    -Érase una vez un niño que aterrizó en la Tierra; desnudo, despistado, casi mudo… y digo casi porque llorar es como hablar, pero en otro idioma.

    -Yo ya no lloro.

    -Tuvo suerte porque, al poner un pie en este mundo, descubrió que era un jardín: primero de toallas, después de sábanas, luego de césped y musgo. Fue creciendo, poco a poco, contando los dedos de una mano…

    -Yo ya tengo más de una mano.

    -Más tarde utilizó las dos manos para sumar sus cumpleaños mientras todos soplaban sobre una tarta y aplaudían.

    -Mañana es mi cumpleaños.
    -No sé.
    -Sí
    -Bueno, el caso es que: No dejaba de crecer, y aprendió que la luna no era una estrella y que las estrellas no se podían tocar con las manos. Pero imaginó que entre la luna y las estrellas existía un camino en forma de arco iris visible por la noche y…

    -Eso lo he imaginado yo.

    -...Y cuando los mayores le decían que tenía que irse a dormir, se montaba en uno de sus arcos y viajaba.

    -¿Tú también has viajado por esos colores?
    -Sí, hace mucho, pero no lo recuerdo. Tú me ayudarás a recordar.
    -Vale.

    -En ese camino encontraba su primer peluche, hablaba con su amigo imaginario y se escabullía de los problemas…

    -¿Qué es escabullía?
    -Es como escaparse sin que nadie se dé cuenta. En este caso “nadie” son los problemas o la gente mayor. Los mayores creen que los niños no tienen problemas; pero los problemas pequeños en gente pequeña son de la misma altura que los problemas grandes en gente grande.
    -Es verdad.
    -¿Tú crees?
    -Sí, pero yo tengo un problema más grande porque me enamoré de la señorita.
    -¿De la profesora?
    -Sí, es muy grande. Pero no se lo digas a nadie.

    -No lo diré. Volvamos al cuento: También lo acompañaba en sus viajes su maestra de escuela. Lo cogía de la mano y le enseñaba a distinguir las tonalidades del azul al amarillo, del rojo al rosa, del gris al blanco… y del verde. También le enseñaba a contar con los amigos, a distinguir miradas, a sumar las buenas y restarle cuatro.

    -¿Cuatro qué?
    -Cuatro miradas de esas que no vale la pena ver. Se podría decir que en sus sueños mandaba él, y no era necesario estar dormido.

    -¿Si estás despierto cuando piensas en esas cosas es como estar soñando?
    -Por supuesto. Además, si eres, o estás despierto, puedes manejar mejor el sueño.
    -La verdad es que yo ya no pienso mucho en la luna y las estrellas y esas cosas. En mis sueños muchas veces voy en bicicleta y no es de noche, y no estoy dormido.

    -Cuando creció unos cuantos dedos más, imaginó otros caminos, cambió el arcoíris por una bicicleta y jugó con su sombra por parajes secretos, recorriendo senderos y atravesando ríos. Por el día el sol era testigo, por la noche seguían siendo la luna y las estrellas sus confidentes.

    -¿Sabes?, mi amigo Juan Carlos ya tiene una bicicleta, y va muy deprisa. No me la deja porque dice que yo no sé ir en bicicleta.
    -¿Y sabes?
    -No.
    -¿Sigo?
    -Sí.

    -En alguna de sus aventuras le acompañaba su mejor amigo; le cedía un hueco en su pensamiento y compartía los peligros que iba imaginando sin miedo, porque los peligros aparecían y desaparecían cuando él quería.

    -Yo no tengo miedo. Algunas veces hemos bajado al viejo molino, los dos, y nos hemos metido por las cuevas del agua… No se lo digas a la mama.
    -No se lo diré. ¿No tienes sueño aun?
    -No.

    -Si se veían acorralados, podían hacer que sus bicicletas volaran y los devolvieran al mundo real; con una mesa, dos sillas y un par de tazas de chocolate.

    -Ayer nos preparó la mama chocolate a la vuelta del colegio. ¡Qué bueno estaba! Y para mañana ha preparado una tarta. Recuerda que mañana es mi cumpleaños.
    -Sí, lo dijiste hace un rato.
    -…Y vendrá Juan Carlos, unos amigos y la señorita.
    -Pues tendrás que pensar en dormirte. Mañana va a ser un gran día.
    -Pero, ¿y el cuento?
    -¿Cuando lo terminemos te dormirás?
    -Sí.

    -El niño siguió creciendo, pronto dejó de contar sus años con dos manos y, como no tenía tres, empezó a contarlos mentalmente.
    Una noche, jugando con sus sueños, se durmió y en la oscuridad de la noche conoció el miedo. Cuando quiso darse cuenta se vio perdido en la cara oculta de la luna y, como no estaba despierto, no supo hacia dónde dirigirse. Fue entonces cuando el sol le hizo un guiño, iluminando la oscuridad lunar, y él recordó que en otro tiempo las estrellas conocían los caminos de vuelta a la Tierra, que la luna era su amiga y que ese rayo de luz sería suficiente. En aquel preciso momento dio un salto y se subió en un arco de colores y allí encontró a su amigo imaginario, a su primer peluche, a su maestra de escuela y a su mejor amigo.
    Despertó entonces y comprobó, lleno de felicidad, que le envolvían unas sábanas que olían a flores y que por la ventana le esperaba un sol. Se asomó y comprobó que era el mismo sol que le había devuelto a casa y que iluminaba un jardín de césped y musgo…


    -¿Fue una pesadilla?
    - Sí. Una pequeña de esas que nos pillan desprevenidos, pero que le ayudó a dormir tranquilo muchas, muchas, noches al enseñarle que siempre hay a dónde volver y un lugar en donde nos esperan.
    -Ahhhhh…

    -Al día siguiente, apoyada en un árbol del jardín, había una bicicleta nueva.

    Buenas noches.
     
    #1
    A MASTER LY 22, lomafresquita, Grace y 2 otros les gusta esto.
  2. Desairado postrimero.

    Desairado postrimero. Poeta recién llegado

    Se incorporó:
    4 de Septiembre de 2020
    Mensajes:
    125
    Me gusta recibidos:
    152
    Género:
    Hombre
    Que dote tan ingenioso de sensibilidad y fragante discernimiento del desarrollo humano, (extrañar nuestra niñez). Un gusto enorme poder apreciar su pensamiento narrando una historia que a simple vista es añorante, infante. Bella la calidad de su prosa. Saludos afables, cuídese.
     
    #2
    A Alonso Vicent le gusta esto.
  3. Azal

    Azal Poeta que considera el portal su segunda casa

    Se incorporó:
    21 de Agosto de 2018
    Mensajes:
    9.275
    Me gusta recibidos:
    9.028
    ¡Que hermoso! Yo imaginé todo! Tienes esa cualidad de hacer que las personas hagan parte del relato. Siempre ha sido muy hermoso compartir los cuentos con los niños. Aprendía a hacerlo cuando mi abuelita me contaba cuentos.
    Me ha gustado este, relato-cuento, tan lleno de amor de padre a hijo, (pienso yo), donde compartes un hermoso espacio y tiempo de calidad con el niño y lo escuchas y le conduces al sueño de la mejor manera: con el amor. Un aplauso a esas línas, amigo Vicent. Gracias por llevarme a mí también por ese cuento. Feliz cumpleaños al nene. Un abrazo, amigo.
    Saludos cordiales y con todo mi cariño de siempre.
    Azalea.
     
    #3
    A Alonso Vicent le gusta esto.
  4. lomafresquita

    lomafresquita Poeta que no puede vivir sin el portal

    Se incorporó:
    30 de Noviembre de 2010
    Mensajes:
    31.599
    Me gusta recibidos:
    22.928
    Ayyy Alonso, leerte ha sido volver de alguna manera a la niñez, a recordar esos instantes previos a nuestro cumpleaños donde tratábamos de indagar qué sorpresas nos esperarían en ese día especial, ayyyyy qué relato tan dulce, entretenido y bello, cuánta ternura hay en la narración, es que eres un escritor excelente, te admiro profundamente querido amigo. Miles de besos para ti rebosando cariño y admiración.....muááááaackssssss....
     
    #4
    A Alonso Vicent le gusta esto.
  5. MASTER LY 22

    MASTER LY 22 Laly

    Se incorporó:
    1 de Agosto de 2012
    Mensajes:
    3.073
    Me gusta recibidos:
    2.465
    Género:
    Mujer
    La lectura de tu cuento salpica al lector con la magia de tus palabras, nos permites cruzar ese puente tan dulce que tienden padre he hijo construyendo una historia donde vemos como esa unión se hace aún más estrecha. Maravillosa obra que he disfrutado enormemente Alonso. Mis saludos mas cordiales.
     
    #5
    A Alonso Vicent le gusta esto.
  6. Alonso Vicent

    Alonso Vicent Poeta veterano en el portal

    Se incorporó:
    20 de Junio de 2011
    Mensajes:
    12.239
    Me gusta recibidos:
    7.259
    Género:
    Hombre
    Muy agradecido, compañero. Ese niño que llevamos dentro nos dicta, en ocasiones, historias o vivencias de estos u otros tiempos.

    Un abrazo junto al agradecimiento.
     
    #6
    A Desairado postrimero. le gusta esto.
  7. Alonso Vicent

    Alonso Vicent Poeta veterano en el portal

    Se incorporó:
    20 de Junio de 2011
    Mensajes:
    12.239
    Me gusta recibidos:
    7.259
    Género:
    Hombre
    De pequeño, mi padre me contaba cuentos; como no tengo hijos, se los empecé a contar a mis sobrinos... y ahora se han enganchado a esto de escribir y contar historias. Me doy por satisfecho.

    Un gran abrazo, Azalea, desde este pequeño país de cuentos e historias. Gracias.
     
    #7
    A Azal le gusta esto.
  8. Alonso Vicent

    Alonso Vicent Poeta veterano en el portal

    Se incorporó:
    20 de Junio de 2011
    Mensajes:
    12.239
    Me gusta recibidos:
    7.259
    Género:
    Hombre
    Muchas gracias, Isabel, por tus palabras. Volvemos a la niñez y ella nos recuerda. Siempre me fue fácil volver a ella; quizás porque nunca encontré una libertad tan asequible... Los cumpleaños ya eran otro asunto; no era mi familia propensa a las celebraciones. Tuve que crecer mucho para celebrarlos y celebrarme. Todo influye a la hora de escribir.

    Un gran abrazo, Lomi, a la espera de las próximas lluvias.
     
    #8
    A lomafresquita le gusta esto.
  9. Alonso Vicent

    Alonso Vicent Poeta veterano en el portal

    Se incorporó:
    20 de Junio de 2011
    Mensajes:
    12.239
    Me gusta recibidos:
    7.259
    Género:
    Hombre
    Muchas gracias, Laly. En ocasiones aún me amonestan por ser más niño que los niños o por invitarles a soñar... No entienden que hay que escucharlos y correr el riesgo de que piensen y actúen por ellos mismos. A falta de hijos a uno le llueven los sobrinos... y a algunos hasta les gusta escribir sus propias aventuras, je je. Me doy por satisfecho.

    Un abrazo poetisa.
     
    #9
    A MASTER LY 22 le gusta esto.
  10. Grace

    Grace HᥙຕᥲꙆɩᥱᥒ (WɩꙆt Aᖾωᥲ)

    Se incorporó:
    13 de Agosto de 2010
    Mensajes:
    5.013
    Me gusta recibidos:
    3.020
    Género:
    Mujer
    Me ha gustado mucho la lectura de tus líneas mi Apreciado Poeta y Amigo @Alonso Vicent , me agradan los cuentos y más cuando tienen y conservan su esencia pura, la inocencia de los niños que se refleja justamente en su inquietud y su deseo de ser escuchados y participados. Percibo en el escrito paciencia, ternura y complicidad manifiesta. Hasta me extracté solo la historia. Muchas Gracias por compartir tu Arte. Por favor acepta mi saludo afectuoso, mi Admiración y mis mejores deseos sinfín
     
    #10

Comparte esta página