1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: Cartas a mi antiguo yo

  • DESIRE SOLE
    Estimada yo:

    Cómo estábas¡?¡?¡¡?

    Super bien, lo sé, dichosa por tener un bebé a cargo.
    Después de 13 años de depresión, el punto es que después de esa etapa tuviste que pasar por tu crisis nerviosa a los 44.
    Querida yo, ahora sé que hiciste mal. Cuando tenías 22 años y el médico te dijo que tomaras x cantidad de complejo B y x cantidad de vitamina C, no estaba jugando al médico, tú tenías que hacerlo. No lo hiciste, he de recordarte que el stress casi te mata y pudiste haberlo evitado.
    Tú sabes lo que sucedió, convulsionaste por no hacer lo que el médico dijo, así que obviando al nutricionista, la siguiente parada tenía que ser el psiquiatra, el problema con los medicamentos psiquiátricos son los efectos secundarios y tener que trabajar teniendo que repasar mentalmente hasta que significa cada luz del semáforo, no es lo mejor que te pudo haber pasado.
    Tenías que haber vuelto al nutricionista, después de esa terapia. Por no mencionar que lo del psiquiatra es más caro y ni modo, a hospital nacional, para observar a los internos del neuropsiquiátrico, cosa que no puedo olvidar, sin olvidar que...
    Eso va en otra carta.

    Ya sé que nunca fué lo tuyo ocuparte de la salud, pero eso lleva siempre a tener que visitar más ólogos de los que en realidad hubiesen sido necesarios.

    Hay que controlar el nivel de serotonina, él psiquiatra sabe que otros neurotransmisores hay que controlar, si lo hubiera tenido claro a los 33 años, se lo hubiera dicho a mi mejor amiga, y quizá eso hubiera evitado que se suicidara.
    Además la suma de problemas y mala actitud, son mala combinación, y es que con mil problemas con resolver quién puede definir si tiene buena o mala actitud.


    Y ahora qué¡?¡?¡?¡, el endocrinólogo, el internista, el gastroenterólogo, el proctólogo, el psicólogo porque quién soporta tener que visitar tanto ólogo sin querer no tener que hacerlo en realidad.

    Repasando, primero el internista, que nos refiere al nutricionista que nos da de alta si hicimos rigurosamente lo que tenemos que hacer.

    Pasaron lo años y ahora, urge el internista antes de que me mate la tiroides, ah y el hígado también, porque vivir en este país es una mierda.

    Hay que irgnorarlo y no decirlo para que no me reprochen el asunto, pero hay sitios peores, Marte por ejemplo, no hay oxígeno. En fin.


    A Guadalupe D. Lopez le gusta esto.