1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: Décima francesa

  • lesmo


    Un día me llamaste

    Un día me llamaste por mi nombre
    y, de pronto, entonces, respiraba,
    me[ puse a caminar, y ya era un hombre,
    sentí en mi corazón que se me amaba.
    Un día, tras mirarme en el espejo,
    noté a quien sonrïéndome era viejo.
    Un día tuve ganas ya de verte
    en todo Tu esplendor y en el Amor,
    y tras unos momentos de dolor,
    a Ti volví en los brazos de la muerte.
    A pepesori, BEN. y E.Fdez.Castro les gusta esto.
  • lesmo
    LUZ EN LA CATEDRAL

    Las luces ascendieron nervaduras
    hasta dar con la vieja piedra clave,
    rojos, verdes, violetas por alturas
    en un vuelo sutil como el del ave.
    Fue la Casa del Padre mil colores
    disputando dejarle resplandores.
    Y cantaban los ángeles un salmo
    con ardiente y lumínica cadencia,
    y entonces adoraron Su presencia
    en la paz que tenía el aire calmo.
    A E.Fdez.Castro y Fulgencio Cibertraker les gusta esto.
  • lesmo
    ¿Cómo crees podría darle olvido
    a la luna de aquella noche loca,
    si de cuanto pasó tengo aprendido
    hasta el último aire de tu boca?...
    Si me faltas, ¡qué enorme es el lugar
    que solo era de amor, al despertar!…
    ¿Y piensas que tendría papelera
    para tantos poemas? –¿sí, mi alma?–
    ¿tú sospechas entonces?, ¿y esa calma?…
    ¡¡¡Ni imaginas que ya no te quisiera!!!
    A Maramin, MARIANNE y Fulgencio Cibertraker les gusta esto.
  • lesmo
    Al ver cómo titulan "Depresión"
    un poema me llevo siempre un susto,
    de cualquiera notar que está tristón
    aun pulsando el "me gusta" nada gusto.
    Pues diré, sé bastante de estas cosas
    y de espinas que vienen con las rosas.
    Desde aquí lo que yo le ofrecería,
    – sin decir que se anime con palmada
    porque a mí me sirvió de casi nada–
    es mi humilde y sincera compañía.
  • lesmo
    […]
    …Y, acabados, sabemos, sus verdores,
    que es la vida el camino de la Muerte
    y la muerte el camino de la Vida.

    De profundis

    Manuel Machado

    Nuestra gloria (Glosa)

    Amigo que en la gloria te devanas
    que sepas una sola es la que existe;
    claree con la luz de las mañanas
    la historia de la vida que escribiste.
    Si como mensajeros, en la nave,
    dejáramos en otros poso grave…
    Entonces para el triunfo, ¿qué convida?
    el claro entendimiento, ánimo fuerte,
    y el ver que en el camino de la Muerte
    está el sendero justo de la Vida.
  • lesmo
    ... para que entonces ame como un loco

    Dame un alma que no reciba el viento,
    cerrada y que no sepa lo de fuera,
    como el claustro de piedra de un convento,
    que no sienta y sentir tampoco quiera.
    Y el corazón también endurecido
    a todo lo mudable del sentido.
    Y así se vaya haciendo poco a poco,
    a fuerza del vacío y de la nada,
    el sitio donde halles tu morada
    para que entonces ame como un loco.


    Salvador González Moles
    A MARISOL PÉREZ, Luis Adolfo y MARIANNE les gusta esto.