1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: IMAGEN

  • Anamer
    [​IMG]

    Se hacía necesario huir
    del velado tacto de tus manos
    desnudas y lejanas,
    como tenerte y dejarte
    explorar la nostalgia,
    en la memoria de los tiempos,
    del amor que se escapa y que quema la piel.

    ¿Cuál es el momento perfecto para amarte?

    Yo buscaba ese momento para dejar
    mi ausencia a tus pies,
    para aprender de tus brazos
    de nuestras pieles desnudas,
    de nuestro aliento jadeante
    de nuestros besos exhaustos de entregarse.

    Andamos y desandamos los caminos
    desde el silencio de tus labios quietos,
    como corazones acompasados
    queriendo escapar al horizonte.

    Afuera la ventana se pinta de gris
    los ojos se llenan de quimeras.

    No insisto, ahora lo necesario
    es deshacerme de tu sombra
    para que habite de nuevo mis sueños.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A bristy, Mauro y Guadalupe Cisneros-Villa les gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]


    ¿Desde qué amor una voz puede
    ser eco de olas muertas?


    No es dócil la danza del oleaje,
    es batirse a duelo
    entre el horizonte que se presume luz,
    y el beso, que dormido lo abraza.


    ¿Desde qué silencio se derrama una
    lágrima solitaria que nos roza la vida?


    Tu voz, amiga de ausencias
    íntima negación de la palabra,
    se hospeda en el mar,
    callada y desnuda
    se esconde entre las sombras.


    En la orilla,
    el cielo mide sus límites en el florecer del azul,
    tu boca, tendida bajo la luz,
    los labios fracturados en última tristeza
    inauguran el adiós.

    Dos sillas vacías se asoman al balcón,
    tararean la canción de amor
    que no llegó,
    se perdió en el destiempo
    del eco de una voz y el silencio de una lágrima.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A spring, Felipe Antonio Santorelli y bristy les gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Detengo mi cansancio
    a la orilla de este mar
    con la mirada perdida,
    a la espera de un tiempo
    que me sea amable,
    que me señale el futuro.


    Mi alma se resiste al cautiverio,
    es como un juego entre
    mis días y mis anhelos,
    mis sueños y mis derrotas,
    nos perseguimos entre sí
    hasta quedarnos sin aliento,
    pero nunca hay ganadores.


    Aquí en este mar inmenso
    quisiera que remontaran su vuelo,
    en la infinitud del paisaje,
    que como alegres golondrinas
    me muestren el camino
    y llenen mis manos de espuma,
    hasta encontrar el calor de otro cuerpo.


    Y hasta mis ojos, vuelvan a la luz
    después de reposar su cansancio,
    y se declaren ávidos de horizonte,
    para seguir hacia adelante
    sin volver la vista atrás.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A claudiorbatisti le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]


    Hablando de poesía y de amigos,
    de tristezas infinitas
    de las tormentas del verano,
    de los besos que nos negamos,
    o de un hogar que hoy son tus brazos.


    Cuando la tierra ardía,
    cuando mi refugio era el universo
    en su solitaria vaciedad,
    cuando me abandonaron al olvido
    y la vida era un espacio vacío
    detuviste mi caída.


    Aunque el cielo esté nublado,
    ya la noche no será una sombra oscura
    mis manos encontraron tus manos,
    y yo supe lo que es un poema
    porque mi corazón chapotea
    dulcemente en tu regazo.


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A spring le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]


    Sigo la música que nace de mis sueños,
    y me visto del aroma de las flores,
    porque la vida es bella, me digo,
    y cada mañana nos regala una sorpresa.


    Ser mujer es la meta, y la rueda
    comienza a girar vertiginosamente,
    antes de aprender a respirar,
    la vida nos arrastra.


    Duermo en esperas, con el cuerpo
    siempre en movimiento
    y la mente en todos los sueños,
    que se van perdiendo
    en la euforia de vivir,
    en el olvido


    Y es que hay un vendaval
    de anhelos por cumplir,
    y muy poco tiempo
    para hacerlos realidad.


    Pero un día estoy aquí,
    inmersa en la sabiduría,
    que me convoca a recuperar el camino,
    el que una vez me atreví a trazar,
    más allá de mis horizontes.


    Entonces me busqué debajo
    de tantas capas,
    cansada de ser sólo un intento,
    y encontré la única verdad
    que motivó mis pasos,
    conseguir ser la mujer que soy,
    la mujer que siempre fuí.


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A spring le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Todos mis espacios
    se llenaron de silencios,
    sólo un camino desierto
    se abría a mi mañana.


    Se tendió una sombra
    abrazada a mi garganta
    y me quedé sin voz.


    -No te abandones nunca-
    susurraste a mi oído,
    y en tus brazos
    apoyé mis miedos.


    Caminé de tu mano, ciega,
    día con día, en esa batalla
    que yo no quería luchar,
    sumida en mi desgana,
    con el olor a madera
    que desprendía de tu piel
    como único guía.


    Hoy, después de un largo andar,
    amaneció un nuevo mañana,
    con el rosa abrochado a mi pecho

    -Siempre te dije que podrías –
    Me sonríes, y yo no puedo
    dejar de mirarte.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A spring le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Hay huracanes en mi mente,
    sembradío de tiempos de hastío,
    de noches solitarias,
    buscando respuestas al amor.


    A la orilla de tu vida me siento,
    como un columpio que viene y va
    se encuentra mi alma,
    contemplando un ocaso que me lleva
    a espacios en blanco,
    que me abandona al sueño.


    El sol se abraza al mar,
    y yo, pretendo sostenerme
    entre mis letras,
    alcanzar la otra orilla
    mientras no sea tarde.


    Estoy viendo morir el día,
    llegará la luna en silencio,
    y me encontrará aquí,
    meciéndome entre
    el fragor de las olas,
    esperándote.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A spring le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]


    Cuando la lluvia cae,
    el tiempo se detiene.

    Las horas flotan sin rumbo,
    se desnudan en el gris húmedo,
    donde se nombran los días solitarios.


    Hay pensamientos que sumidos
    en la nostalgia, dejan su melodía
    en el letargo del cántico acompasado.


    Más allá de mi balcón,
    el agua se desborda en las aceras,
    formando un río oscuro, sombrío,
    que se pierde en la infinitud del horizonte.


    Y allí llegas silencioso,
    y te haces dueño del momento.

    De pie, como un monumento
    a la soledad,
    hurgando en el vacío de la noche,
    donde solo existes tú,
    y la furia de esta tormenta
    que se desata.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A spring le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Es como encender la luna entre mis manos,
    para sumergirme en este afán de la palabra
    que llega desde las penumbras
    como un fulgor de estrellas.


    Son mágicos estos atardeceres
    que nos hablan tanto de nosotros,
    - un suspiro de luna - me dices,
    y basta tu voz para agitarme.


    Y es que siempre hay momentos
    para levantar los brazos,
    sólo ese gesto podría detener el mundo
    entre mis versos y la memoria de tu piel.

    Hay mucho espacio entre tus besos,
    más no es añoranza, lo sabes,
    es navegar en el abismo del amor
    que se ama, o no se ama,
    como esa anhelada libertad
    que se pierde al romperse las alas.


    Es la tarde y ese resplandor dorado
    que pinta de ilusiones el paisaje.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A spring le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Era una danza solitaria
    ausente de tus brazos,
    de tu tacto de fuego
    que llenaba mis horas,
    mis espacios.


    Yo frente a ti,
    en la desnudez
    de este sol abrasador
    que hiela mi sangre.


    Hubo una vez
    en que tú buscabas mis ojos,
    y tus besos recorrían
    apasionados mi cuerpo,
    como un eco
    que llenaba nuestras voces.


    Ahora no estás tú,
    ni tu boca.

    En estos tallos desiertos
    en que se convirtieron
    nuestros cuerpos,
    se rompe mi corteza
    y se deshace.

    Esa arena ardiente
    es ahora mi casa,
    y esos troncos vacíos
    nos habitaron.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A spring le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Con mis alas extendidas contra la tarde,
    a la orilla de un paraje desconocido,

    y sin volver la vista atrás,
    emprendo el vuelo.


    Atrás escucho el silencio,
    como esperando sentir
    los latidos de mi corazón
    que se desboca, en genuina rebelión.

    El aroma de la montaña me embriaga,
    los árboles me prestan cobijo,
    y desde mi vuelo,
    se fugan las palabras
    que se esparcen por el viento.

    Todo está ausente aquí,
    sólo yo, elevándome,
    mis brazos abiertos,
    sin paredes, sin muros,
    sólo yo en esta eternidad
    que me reclama.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A spring le gusta esto.