1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: MICROPROSAS

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Ella sentía que él era el hombre de su vida, en el hallaba paz y consuelo. ¡Se sentía tan enamorada!, pero él le dijo: No María yo no puedo vivir contigo, tú ya tienes tu compromiso. Sintió entonces que su mundo se derrumbaba, ella lo amaba, pensaba que él también y de modo serio, pero él con esas palabras, le decía, que siga con su esposo, que no quería compromisos con ella, pero sí su compañía sus beso y abrazos. María estaba destrozada. Caminaba sonámbula por la acera, pensando: ¿Solo fui una aventura para él?, ¿Un objeto de deseo? y se lamentaba haber amado un hombre así.
    Debería tomar una decisión definitiva al respecto.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Ella se despertaba cada mañana a leer el mismo libro, una y otra vez.

    En él encontraba las historias que le hubiese gustado vivir.

    Se quedaba hasta altas horas de la noche leyendo ese libro, que la estremecía…

    Era el libro que escribió un literato, del cual se enamoró y que falleció repentinamente.

    Su título era “Siempre te amaré”...

    *Autora-Edith Elvira Colqui Rojas-Perú- Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Como todos los días al rayar el alba, Juan sale a trabajar.
    Tiene un hermano de cuatro años, muy juguetón y una madre enferma por quien velar. Coge su caja con betún, cepillos y trapos y sale a la calle, buscando su destino, luchando por sobrevivir.


    -¡A dos soles la lustrada caballero, dejo zapatos limpios como espejo!

    -¡Oye muchacho, lustra mis zapatos, bien limpios!,

    Muriendo a su infancia, Juan tuvo que dejar el colegio. Pues no le alcanzaba para los gastos de su casa. Su madre vende golosinas en la puerta de su casa y cuida a su hermano pequeño.

    - "Unos años más de trabajo y regreso al colegio tengo que estudiar para trabajar en algo mejor, comprar las medicinas de mi madre y llevarla a un buen doctor, también para los útiles de mi hermanito que el próximo año irá al jardín".

    Con estas esperanzas, Juan trabaja hasta muy tarde, con la sonrisa en el rostro cansado y la barriga medio vacía gritándole siempre su pobreza.

    Lustrando zapatos y botas en una Lima indolente y sorda.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados.


    4 de Noviembre de 2016
    A Eratalia y lesmo les gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Se despertó molesto y cansado, no había podido dormir bien toda la noche a causa de una extraña sensación en la espalda. Fue al baño, se miró al espejo, se puso de costado y comenzó a pasar y repasar las manos sobre su espalda; de pronto, descubrió una extraña costra peluda, era horrorosa, negra y despreciable; se la rascó y rascó con tal violencia que de la costra comenzó a salir tanta sangre que lo dejo exánime y muerto. Fue en ese instante que en el espejo se vislumbró un rostro semejante a él, esbozando una sonrisa, cómplice y macabra, entre sus labios...
    **Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú
    A therymaria le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    imagen de internet
    (ALEXANDR DEINEKA, “Muchacha con un libro")

    Ella se despertaba cada mañana a leer el mismo libro, una y otra vez.
    En él encontraba las historias que le hubiese gustado vivir.
    Se quedaba hasta altas horas de la noche leyendo ese libro, que la estremecía…
    Era el libro que escribió un literato, del cual se enamoró y que falleció repentinamente.
    Su título era “Siempre te amaré”...
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Los levantó de pronto, un ruido seco estrepitoso .Las puertas cayeron destrozadas.Entraron y los sacaron a la fuerza y los hicieron subir a prisa a sus carros .-¡Son los sinchis!,¡los Sinchis!, gritaba Eusebia.
    llegaron al lugar. Los bajaron y les escupían la cara, les pateaban en el estómago y todo el cuerpo,los sometían a barbaridades y luego les disparaban a quemarropa en la cabeza..-"Son enemigos del régimen orden expresa de eliminarlos".Ya inertes los arrastran y sepultan en los cerros lejanos en fosas ocultas (Son campesinos,estudiantes-en total 69,000 personas desaparecidas en Ayacucho-PERÚ-(1980-1990).
    A Poetita azul le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Se despertó molesto y cansado, no había podido dormir bien toda la noche a causa de una extraña sensación en la espalda. Fue al baño, se miró al espejo, se puso de costado y comenzó a pasar y repasar las manos sobre su espalda; de pronto, descubrió una extraña costra peluda, era horrorosa, negra y despreciable; se la rascó y rascó con tal violencia que de la costra comenzó a salir tanta sangre que lo dejo exánime y muerto. Fue en ese instante que en el espejo se vislumbró un rostro semejante a él, esbozando una sonrisa, cómplice y macabra, entre sus labios...

    [​IMG][​IMG][​IMG]EDITH ELVIRA COLQUI ROJAS - AUTORA
    A Acnamalas y Rodrigo del Río les gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Ella lo amaba a pesar de ser tan distinta a él. Pero los separaban las diferencias de clase y la edad. Ella tenía 25 y él 55.
    Para él era su segunda juventud y para ella era la seguridad que buscaba, pues lo admiraba tanto. Pasaron momentos inolvidables juntos, eran el uno para el otro, a pesar de ser tan distintos, había química y amor, mucho amor.
    Pero él era separado y tenía una hija muy celosa, no le pasaba las llamadas, que la detestaba. Ella se incomodaba y el la calmaba.Su ex mujer venía a menudo a visitar a su hija y asus nietos que vivían con ellos. Ella no aguantaba ver a la ex mujer metida en su casa y menos que durmiera en esa misma casa y apesar del gran amor que sentía se fue muy lejos. El señor encontró la carta de despedida y enfermó de la pena , ella era toda su vida y se iba. Al enterarse ella regresa pero su amado yacía enla cama yerto su corazón, no resistió la pena y murió de un infarto. Ella es ahora una anciana que nunca volvió a amar.

    [​IMG][​IMG][​IMG]
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Ella lo amaba a pesar de ser tan distinta a él. Pero los separaban las diferencias de clase y la edad. Ella tenía 25 y él 55.
    Para él era su segunda juventud y para ella era la seguridad que buscaba, pues lo admiraba tanto. Pasaron momentos inolvidables juntos, eran el uno para el otro, a pesar de ser tan distintos, había química y amor, mucho amor.
    Pero él era separado y tenía una hija muy celosa, no le pasaba las llamadas, que la detestaba. Ella se incomodaba y el la calmaba.Su ex mujer venía a menudo a visitar a su hija y asus nietos que vivían con ellos. Ella no aguantaba ver a la ex mujer metida en su casa y menos que durmiera en esa misma casa y apesar del gran amor que sentía se fue muy lejos. El señor encontró la carta de despedida y enfermó de la pena , ella era toda su vida y se iba. Al enterarse ella regresa pero su amado yacía enla cama yerto su corazón, no resistió la pena y murió de un infarto. Ella es ahora una anciana que nunca volvió a amar.

    [​IMG][​IMG][​IMG]
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Érase unos niños traviesos,que se habían escapado de sus casas
    a escondidas para conocer un bosque misterioso.

    Habían llevado una cesta con frutas , algún pan blanco y muchos cuentos.
    No repararon que avanzaban las horas y pronto los alcanzaba la noche.

    En vano buscaban el camino de regreso pues todo estaba oscuro y después de tanto caminar, uno vio una luz tenue.
    Era un árbol gigante con un enorme hueco, que dentro tenía una lámpara colgante.
    Los niños se metieron al hueco y se pusieron a leer muchos cuentos que había en su cesta para no acordarse del hambre y de llorar por estar perdidos. Y pasaron los años y estos niños, ya viejos, todavía viven tristes, en este hueco grande del árbol, en un bosque perdido muy lejano.

    (Quien no obedece a sus padres puede sufrir muchos males).


    Edith Elvira Colqui Rojas - Autora.
    A Poetita azul le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Se levantan muy temprano con huecos en el corazón ,son las seis de la mañana
    y el basural los espera .No han comido nada ,los dos hermanos van a recoger las sobras que les da la vida.El pequeño recoge botellas de plástico.El mayor,fierros y clavos.
    De pronto se oye un grito lastimero;-"ay, hermanito me he pinchado un vidrio en el pie y me sale sangre,ayúdame".Pedro carga a su hermano en sus espaldas y lo regresa a casa,regresan tristes porque no llevan casi nada en sus costales y "el jefe",no les dará alimentos.-No me importa tu hermano si no trabajan no comen-Les había dicho.
    En la noche el pequeño estaba débil a causa de la herida y el hermano mayor planea la fuga-En la mañana nos escaparemos a la calle,rogaré a un hospital para que te atiendan. ¡y yo trabajaré para curarte!-.Realizada la fuga es la calle su nueva casa,sin destino ni rumbo fijo,perdidos en el mundo oscuro de la indiferencia.
    A dulcinista le gusta esto.