1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: parafraseos a poetas

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Yo voy soñando caminos
    de la tarde. ¡Las colinas
    doradas, los verdes pinos,
    las polvorientas encinas!...
    ¿Adónde el camino irá?
    Yo voy cantando, viajero
    a lo largo del sendero...
    -la tarde cayendo está-.
    "En el corazón tenía
    "la espina de una pasión;
    "logré arrancármela un día:
    "ya no siento el corazón".


    *Sueña caminos floridos, poeta,
    la senda de la vida es agreste y variada;
    sueña entre pinos y pasionarias:
    las tardes son siempre largas,
    al final del camino;
    ¿Por qué el tiempo se hace frío?
    Sin corazón te quedaste, poeta,
    por un amor huraño y esquivo.


    Y todo el campo un momento
    se queda, mudo y sombrío,
    meditando. Suena el viento
    en los álamos del río.


    *El silencio del campo,
    la soledad de los caminos,
    revela que tu canto, se hace vida, Antonio,
    pues entre rosales y espinas
    llegas a la meta;
    suenan las piedras del río...


    La tarde más se oscurece;
    y el camino que serpea
    y débilmente blanquea
    se enturbia y desaparece.


    *Cuando la tarde se pone oscura
    la paz no pierda su cordura,
    no agote tus fuerzas, poeta,
    que no se nuble el perfumado camino
    en el vaho de la desesperanza.


    Mi cantar vuelve a plañir:
    "Aguda espina dorada,
    "quién te pudiera sentir
    "en el corazón clavada".


    *Llora tu cantar,
    por la usencia de la amada,
    ¡Pero, ánimo, mi dulce vate!,
    Quizás en el árbol del olvido
    ya la encuentres clavada.


    En azul:Antonio Machado
    En fuccia *: Edith Elvira Colqui Rojas
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Volverán las oscuras golondrinas golondrinas

    Las oscuras golondrinas volverán a cantar tu nombre, Bécquer

    En tu balcón sus nidos a colgar

    En sus nidos harán fiesta al verte pasar

    y otra vez con el ala a sus cristales

    y con el ala a sus cristales besarán tus labios

    jugando llamarán,

    llamarán jugando tu recuerdo inmortal...

    volverán las tupidas madreselvas

    las tupidas madreselvas te volverán a soñar


    de tu jardín las tapias a escalar


    y en tu jardín las tapias escalaran tus poemas


    y otra vez a la tarde,aún más hermosas sus flores se abrirán


    se abrirán sus flores y brillarás como el sol...


    RIMA IV


    No digáis que,agotado su tesoro ,

    de asuntos falta enmudeció la lira,


    la lira no enmudece,canta,canta,todavía

    Podrá no haber poetas,pero siempre

    habrá poesía


    Siempre habrá poesía,derramándose

    como agua de lluvia amanecida:

    ¡ Nueva vida, nueva poesía!...
  • Edith Elvira Colqui Rojas

    Amada, en esta noche tú te has crucificado
    sobre los dos maderos curvados de mi beso;
    y tu pena me ha dicho que Jesús ha llorado,
    y que hay un viernes santo más dulce que ese beso.

    Amado hoy me crucifico,a tus besos,a tu sombra
    hoy me crucifico a quererte,
    ya no voy a llevarte entre mis pieles,
    y en viernes santos, te doy mi último beso.

    En esta noche rara que tanto me has mirado,
    la Muerte ha estado alegre y ha cantado en su hueso.
    En esta noche de setiembre se ha oficiado
    mi segunda caída y el más humano beso.

    En noche rara amado,
    te miré en muerte alegre y te amé profundamente
    te di el beso humano que perduró eternizado en el universo.
    aún en tus caídas, amado, yo te siento, te miro y te amo.

    Amada, moriremos los dos juntos, muy juntos;
    se irá secando a pausas nuestra excelsa amargura;
    y habrán tocado a sombra nuestros labios difuntos.

    Sí, amado, moriremos juntos crucificados,
    la amargura se disolverá en vientos,
    nuestros labios difuntos
    morirán pegados.

    Y ya no habrá reproches en tus ojos benditos;
    ni volveré a ofenderte. Y en una sepultura
    los dos dormiremos, como dos hermanitos.

    No habrá reproches, ni censuras, ni nada:
    mis ojos sólo para amarte se crearon,
    las ofensas al pasado volaron,
    ¡ven amado, durmamos,
    en sepulturas de amor enamorado!

    1. Autores: Edith Elvira Colqui Rojas y César Vallejo en "El poeta a su amada"
    A Alfonso Espinosa y Giovanni Pietri les gusta esto.