1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: poema dedicado a los poetas

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    La mayor alegría para un poeta,
    no son los diplomas, ni ver su nombre en vitrinas expuestas.
    La mayor alegría de un poeta,
    es ver volando sus versos llenos de paz y amor por el planeta.
    Es sembrar flores de esperanza entre las piedras cansadas,
    ser antorcha de justicia social en un mundo de diferencias marcadas.


    Es dejar un legado de buen ejemplo para el mundo,
    es luchar por los nobles valores con su pluma prodigiosa y su verbo fecundo.


    La mayor alegría para un poeta,
    es ser luz radiante que alumbra los corazones en tinieblas;
    es ser fuente de consuelo para lágrimas desiertas.


    Poetas del mundo,
    ¡Levantad el estandarte de la ilusión nueva!
    Decidle al planeta:
    Somos poetas de carrera
    con el alma y pasión completa.




    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    Siembro letras poesía en los surcos de la vida...
    [​IMG]
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Nosotros los poetas
    que construimos sueños en casa desiertas.
    Pájaros solitarios
    enterrados en un desván desvelado.


    Nosotros los poetas,
    halcones, gavilanes, cometas
    con vuelos diversos.


    Artesanos
    que arrancamos flores a las piedras.


    Anidamos en el mundo,
    en forma de trovadores enamorados
    o hadas inspiradas.
    Viajamos en góndolas mágicas


    Desgajamos el alma
    en cada verso elaborado,
    regalando panales de sentimientos.


    Consumiendo la vida en un oficio
    no rentable,
    pero que nos hace ricos en fantasías
    en sueños y laureles de honor.
    Podemos tocar el olimpo de los dioses.
    E incluso, jugamos a ser dioses
    dominando las palabras.


    Pintores diestros
    de paisajes en colores distintos.
    Hombre sensibles que ríen y lloran
    tejiendo versos.


    Miramos la vida con óptica distinta,
    nos asombramos y vemos la rosa en cada cosa.
    Y otras veces, captamos las lágrimas que otros no pueden ver...


    Nosotros los poetas somos lo que somos,
    por designio del cielo,
    y pernoctamos en el oficio
    porque lo amamos en extremo.


    Somos poetas
    amamos serlo,
    llevamos en el pecho la bandera del progreso.
    por estandarte la paz
    y como antorcha la justicia de brazos ilesos.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados



  • Edith Elvira Colqui Rojas

    [​IMG]
    Tengo alma de poeta
    Gorrión, gavilán, cometa.
    tengo alma de poeta
    porque el destino lo quiso así.
    La poesía me enamoró y yo me dejé seducir por sus ojos de niña traviesa.

    Tengo el alma de poeta
    porque miro el mundo lleno de colores y estrellas.
    Y porque con mis versos también he tocado la tierra de la humanidad completa.
    Porque puedo captar
    con mi lupa de sentimientos,
    escondidas sensaciones y la calidez de los objetos que otros no ven.
    Porque albergo multitud de sueños en mis mágicas maletas.

    Tengo alma de poeta porque abro trochas con mi pluma
    en el alma de la gente
    y les dejo el sabor a vida y cielo.


    Tú tienes alma de poeta
    Si ves la belleza en cada cosa,
    Si construyes versos admirándote de todo.
    Si eres sensible al dolor ajeno.
    Si te conmueves hasta con la caída de una hoja.


    Nací para ser poeta
    sin proponérmelo,
    es un don que cayó como fruta madura del cielo.
    ¡Bendito regalo excelso!


    ¡Volad alma de poeta!
    Elévate por los aires
    más allá de las estrellas toca nuevos cielos, toca otros planetas.
    No te amilanes,
    ¡Que tu pluma recoja toda clase de sentimientos y momentos!



    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos reservados - ©

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]


    Y cantará la poesía plena
    en sus arpegios de brillantes alas
    y lucirá su rozagantes galas
    ¡Mi poesía!

    [​IMG]
    Y emitirá su delicada voz:
    dulce armonía en su cantar hermoso
    en delicadas melodías sacras,
    ¡Tú, mi Calíope!

    [​IMG]
    Tierna gacela, embriagadora luz,
    prende tus luces en mi valle blanco,
    quiero elevarme hacia los cielos pronto,
    ¡Ven, mi princesa!

    [​IMG]

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Poesía,
    luz y canto,
    poesía sal, lluvia, arena,
    canastos de amor y llanto.

    Poesía primavera nueva
    y otoño tardío.
    Poesía renovación.

    Poesía eres tú, soy yo, somos todos.
    Poesía iluminación,
    escalera al cielo,
    pozo profundo donde duermen las penas,
    margaritas y sol radiante de alegría también.

    Poesía,
    muerte y resurrección,
    poesía, amor y pasión,
    poesía dama, niña, varón apuesto.
    Castillo diamantado,
    Jerusalén vistosa,
    casona derruida por las penas.

    La poesía es dama fina,
    pero también señora del mercado en rutina.

    Poesía despliega tus poderosas alas
    deja huellas de fructífera vida,
    siembra paz en tus trigales,
    arrópate de los problemas del mundo.

    Llora con la humanidad
    y también sonríe con ella.

    ¡Oh, mi amada poesía
    una vez más
    conquista mis sentidos y mis armonías!
    Quédate en mis ojos, en mis manos en todo lo que huelo y toco.
    ¡Me declaro posesa de amor por ti!

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados/copyright ©
    A Mr. Pisco le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Te amo poesía, madre, amiga, compañera mía,
    amo tus ojos, tus huellas, tus palabras, tus ritmo cadenciosos,
    tus manos alfareras, tus pies que ligeros vuelan.
    Tus labios con sabor a canela y fresa
    y tu fresco olor a sándalos.


    Amo tus largas cabelleras de rimas y estrofas inspiradas,
    amo la sal que le pones a lo cotidiano,
    amo los sentimientos con que traspasas el alma,
    amo tus banderas levantadas en son de paz,
    amo tu grito de libertad y justicia social.


    Amo tus largas escaleras de sueños
    porque en tus brazos me llevas la saborear el cielo.
    Amo tu figura completa: de la cabeza a los pies,
    ¡A ti no te cambiaría nada!


    Amo cuando me despiertas por la mañana,
    cuando me sigues por las calles,
    y cuando sale la luna plateada.



    Amo tu generosidad de madre proveedora,
    tu caridad con tus hijos poetas
    que piden inspiración en tus fuentes concretas.


    Amo tus rimas, tus verbos, tus figuras literarias que bailan en mi tintero alborotadas,
    Amo tus tonalidades y colores diversos.
    Amo tu carita de niña inocente y buena
    tus apasionados besos de fuego,
    tu serenidad y tus torbellinos huracanados.


    Amo tus vestidos largos vaporosos
    llenos de fantasía,
    amo la luz y la ternura que irradian tus estrofas
    y cómo me deleito cuando me haces razonar en cada verso.


    La poesía me atrapó un día, en sus mágicos senderos
    y en sus volátiles alas.
    Desde entonces,
    ¡Ya no soy la misma!
    Transformó mi vida.
    Me Iluminó con su luz clara y sus melodías,
    ¡Me conquistó en tus mágicos vuelos y sus nubes de sueños!


    Amo la poesía como a la luz del sol y del día,
    porque sus pétalos suaves me regalan la magia y la fantasía.
    Porque en sus abrazos de letras, siento vivir la vida,
    porque en sus manos de palomas blancas
    puedo regalar un poco de paz, amor y alegría al mundo.



    Amo la poesía, porque me hace soñar, sentir, vivir.
    ¡Sí, la poesía es como el agua clara, que me da vida!


    Amada poesía,
    recorre todos los campos de mi ser,
    inúndame en ríos de ilusión,
    ¡Poséeme toda entera!



    *Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú-Derechos reservados


  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    ¡Cuántas veces hermana poesía

    me abracé a tu cuello para llorar¡,

    ¡Cuántas noches desvelada

    me quedé dormida en tu palomar¡

    Expirando en mi aliento, todavía, un último verso niño.



    [​IMG]


    ¡Cuántas veces fuiste mi confidente,

    mi almohada de confesión!

    La perfecta amiga

    que me escucha sin hablar,

    la que miles de secretos sabe guardar.



    [​IMG]

    ¡Cuántas veces querida amiga deposité en ti

    mi angustia y mi ansiedad!

    ¡Cuántas veces compartiste mis triunfos

    y cuántas veces viajé contigo a la eternidad!



    [​IMG]


    Hermana poesía,

    hoy no te pediré nada,

    hoy solo contemplaré tu rostro

    y te invitaré un café en un viejo bar.

    Conversaremos relajadas,

    comeremos unas galletas,

    nos contaremos nuestras vivencias.

    Tenemos mucho tiempo

    para seguir construyendo versos.


    [​IMG]

    Ahora solo quiero engreírte

    y pasearme en tus olas y en tu mar,

    relajada y sin prisas.

    ¡El mundo está hecho para disfrutar!


    [​IMG]


    Vamos a casa amiga,

    el día empieza a declinar.

    Dormiremos juntas abrazadas en mi desván.



    [​IMG]

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados/copyright ©


  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    ¡Cuántas veces hermana poesía
    me abracé a tu cuello para llorar!,
    ¡Cuántas noches desvelada
    me quedé dormida en tu palomar¡
    Expirando en mi aliento, todavía, un último verso niño.


    ¡Cuántas veces fuiste mi confidente,
    mi almohada de confesión!
    La perfecta amiga
    que escucha sin hablar,
    que miles de secretos sabe guardar.

    ¡Cuántas veces querida amiga deposité en ti
    mis angustias y mi ansiedad!
    ¡Cuántas veces compartiste mis triunfos!
    ¡Ycuántas veces,
    viaje contigo a la eternidad!


    Hermana poesía
    hoy no te pediré nada,
    hoy solo contemplaré tu rostro
    y te invitaré un café en un viejo bar.
    Conversaremos relajadas,
    comeremos unas galletas,
    nos contaremos nuestras vivencias.
    Tenemos mucho tiempo
    para seguir construyendo versos.

    Ahora solo quiero
    engreírte
    y pasearme en tus olas y en tu mar,
    relajada y sin prisas.
    El mundo está hecho para disfrutar.


    Vamos a casa amiga,
    el día empieza a declinar.
    Dormiremos juntas abrazadas en mi desván.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados/copyright ©
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG][​IMG]

    Los poetas muertos son fuente de enseñanza,
    trazan el camino,
    por donde nuestros pies pasan.
    Son brillantes faros
    en nuestros intentos fallidos.
    Nuestra pluma se ilumina
    con su lirismo,
    con sus figuras literarias,
    y sus diversos giros.


    Algunos despliegan exuberante técnica
    y otros con sumo sentimiento hacen llorar y reír al lector.
    Visitemos en las bibliotecas
    a nuestros poetas muertos
    sus letras están allí más vivas que nunca;
    hablan en cantarinas liras.
    Suspiran por un lector ávido.
    Afinemos nuestras plumas
    en sus soberbias enseñanzas.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados-safe creative
    A Carorenėe le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas

    [​IMG]
    Vuela pluma, vuela,
    alcanza el cielo, galaxias y estrellas.
    Vuela por encima de las penas
    enjuga las lágrimas al llanto.

    vuela pluma vuela,
    eres un avión
    un anacoreta incomprendido
    un alma en libertad.

    Vuela pluma vuela,
    grita en tus tinteros tu verdad,
    que canten tus pajarillos versos
    por toda la humanidad.


    Toca tus liras,
    al bosque de cemento de la tierra
    devuélvele el alma que perdió.


    Dibuja arcoíris
    donde las ilusiones
    ya no vibren;
    levanta al caído,
    lucha por la verdad.

    Pluma vuela alto, muy alto,
    conquista el mundo
    con tu
    diario trinar.


    Siembra nidos de esperanza
    para el hombre,
    que está cansado de luchar.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Mi poeta,
    haz estallar mis hojas de amor
    en tus versos.
    Besa con tu pluma diestra,
    mis pétalos.
    Que brote sangre de amor
    de tus tinteros para mí.
    Quiero que vibre mi universo con tus palabras

    ¿Sabes?, tú enamora mis sentidos con tus rimas.
    Quiero que me dibujes a cuerpo entero en tus poemarios.
    Quiero ser toda de ti.

    Mi poeta,
    Ayer te vi en tu desván
    con chaqueta negra y cabellos ondulados, negros sensuales
    ¡Estabas tan romántico!
    Y quise ser tu Julieta,
    la Afrodita que te roba los suspiros
    en cada estrofa inspirada.
    Quise ser verso entre tus versos,
    rima entre tus rimas,
    para habitarte eternamente,
    para vivir siempre en ti.
    para que nunca me olvides, mi Bécquer romántico.

    Mi poeta del tiempo,
    mi Quijote eterno,
    mi galán apuesto,
    quiero ser parte de tus realidades y tus quimeras
    ser el beso blanco de tus rosas primeras.

    Llévame a tus imperios dorados,
    mi pequeño Dios;
    quiero conocer
    el lugar donde construyes tus sueños.
    Y allí, consciente y enamorado quiero que me corones
    como tu musa predilecta.

    Quiero tocarte
    substancia etérea;
    para saber de que estás hecho,
    mi sublime numen sagrado.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas- Perú-derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Desde que te conocí, poesía,
    ya no vivo,
    tú vives en mí;
    me levantas de la cama con tus plumas,
    me sigues por la calle a hurtadillas,
    entras a mi cocina,
    me revuelves los papeles.
    ¡No me dejas dormir!

    Mis pupilas se han prendido en ti
    completamente enamoradas;
    ansiosas, desquiciadas.
    Y ahora, ¿Qué hago poesía?
    Tu piel se ha grabado en mí,
    como hiedra persistente,
    como coral muy pegado a su piedra,
    ¡Cómo un niño a su madre!

    Poesía verbo de mi verbo,
    sal de mi sal,
    ¿Y ahora qué haré?
    Ya no puedo vivir sin ti.
    ¡Te amo poesía!

    *Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-29/09/2015
    A Lucia G le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Cuando un poeta muere,

    se lleva parte del cielo en sus letras.
    Muere el canto, del ave de la inspiración;
    los ojos de la ilusión, cierran sus pestañas,
    y el ambiente poético enmudece...
    ¡Se queda vacío el desván!


    Cuando un poeta se va,
    lloran lectores en sus poemas y en su lápida.
    El sol ya no brilla igual,
    la luna se apaga de a pocos,
    la flor de su voz ya no canta,

    se va, se va, un alma blanca,
    una voz de amor, justicia y libertad...


    Cuando un poeta se va,
    la pluma y el tintero hacen luto,
    el cuerpo del poeta yace yerto.
    ¡Pero no su voz!
    Su voz brilla en los confines del universo,
    sus letras quedaron como huellas de su alma,
    Su legado queda,
    para la humanidad impreso.
    ¡Su luz siempre brillará¡


    Un poeta se va,
    a cielos de eternidad,
    las cornetas lloran su partida,
    la lira de Erato suena compungida,
    las musas recogen sus vestidos y se van con él,
    sus letras y su alma vuelan a las estrellas.
    Adiós, adiós a los cantos de tu inspiración...


    Cuando un poeta muere,
    se lleva en su corazón,
    el amor de sus lectores, los amigos,
    y los olivos de la gloria.


    Un poeta partió,
    sus letras al cielo volaron,
    los ángeles,
    los ángeles en el cielo lo vitorearon.



    **Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú**





    A Mr. Pisco y Víctor Mileo les gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Bajo la luz de la clara luna,
    irrumpe una doncella montada en un ave,
    en sus velos lleva estrellas:
    Es el renacer del poeta,
    que lleva en sus alas, ilusiones nuevas.
    Es la musa alada
    de grácil figura,
    que inspira poemas,
    es la rosa del desierto que grita su verdad,
    en sus velos de estrellas.

    Poeta del tiempo, del mar y de las olas,
    resurge de la cenizas en agua pura,
    construye nuevos castillos cada día,
    su luz de luna, siempre la tiene prendida.

    El poeta renace cada día
    su pluma se humecta de la vida,
    y la vida, da vida al poeta,
    lo renueva...
    Llueven versos en la monotonía, en la alegría y la tristeza.
    Nuevas canastas de temas emanan de su pluma,
    como tonel sin fondo,
    derrama sus creaciones, que seguirán viviendo,
    mientras el poeta viva...
    Que digo,vive,
    aún después de muerto,
    el poeta revive,
    revive en sus obras,
    que lo hacen Dios eterno...

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.