1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: poema dedicado al tiempo

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Se acaba mi tiempo,
    como vela o cera derretida;
    como humo o como polvo deslucido.

    Los naranjos ya están maduros,
    el tiempo me pisa las rieles,
    y no puedo hacer nada contra sus agujas voraces inclementes.

    Debo apresurar el paso,
    debo ceñir mi cintura y armarme de valor.
    No me duelen tanto las decepciones amorosas,
    no me duele tanto la traición de un amigo.

    Me duele,
    dejar de ver las luces y flores de este mundo;

    me duele mucho verte en esa cama raído.

    Y yo contando también mis horas entre los dedos de la mano,
    esperando el día señalado;
    contando mis horas como monedas;
    como ovejas antes de dormir.

    Debo caminar más rápido,
    debo cargar mis alcuzas,
    no mirar para atrás en ningún momento.
    Contener las lágrimas,
    surfear los obstáculos,
    ser mejor ser humano.

    Se acaba mi tiempo.
    Solo pido al cielo,
    estar preparada,
    para que cuando el momento me llegue,
    me encuentre vestida en paz
    y con el corazón dispuesto y sereno.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Hoy me he dado cuenta
    que el tiempo apremia,
    que sus hojas vuelan en el túnel del tiempo,
    y no regresan, jamás.

    Sus pasos hojas secas,
    se pierden en nuestras rieles,
    sus ramas desgastadas
    nos cercan, a cada instante.
    ¡La vida
    camina con zapatos ligeros!

    Debo apresurarme,
    aceleraré mi marcha...
    Viviré a plenitud,
    disfrutaré sus jugos completos,
    cumpliré mis sueños.
    Ya no dejaré nada, para después.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Tiempo, detén tus alas entre mis manos,
    mantente quieto, estático, no te muevas.
    Espera que me peine,
    espera que me cepille los dientes.
    Tengo derecho a gozar la tierra.
    Tiempo no me mires con tu cara de arena,
    no me hagas muecas que me desesperan.
    Tiempo sagaz,
    no me tires piedras de desconcierto,
    no arrugues tan pronto, mi frente,
    no me quites lo que más quiero.
    devuélveme las ilusiones perdidas,
    dame un momento de respiro,
    sáname las heridas del alma.
    Que en mis ojos esperanza,
    mueran tus agujas,
    ¡Que yo te venza!
    que se tranquilicen mis ansias,
    que espere tu llegada en palomas de paciencia,
    que camine en tus agujas largas
    descansada.
    Tiempo no vueles,
    que aún tengo sueños colgados en la ventana...



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-D.R.A.