1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: poema general

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Atado en noche lóbrega sin luz,
    entre mil cuerdas amordazado.
    Me siento casi derrotado,
    mis brazos ya no pueden defenderme,
    me sostengo en un solo pie.


    Bebo el cáliz de la agonía,
    muerdo el polvo del desconcierto,
    y ese único pie que me sostenía,
    para que no caiga,
    se está hundiendo en el fango,
    y decrece con el tiempo mi vigor.


    ¡Ay de mí pajarillo asustado!
    ¡Ay de mí alma sin luz!
    ¿Dónde están los que me ataron?
    ¡Qué den la cara!
    ¡Que muestren su voz!
    Quisieron cortar mis alas,
    y abatir mis sueños
    pero mi alma es libre, libre como el viento o el sol.
    ¡Nadie la ata con cuerdas,
    con cárceles,
    ni mordazas!


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Adiós cantante trovador de la música romántica,
    adiós talentoso compositor, productor y cantante,
    ¡Adiós muñeco de fina porcelana!

    Tus canciones enloquecieron a las fans.
    tu recuerdo permanece vivo en mi memoria
    en mi casa juvenil de antaño,
    ¡Tu voz era un coro de ángeles!
    Tu talento innato, sensacional.

    Mis canciones favoritas fueron:

    “Vivir así es morir de amor”, “¿Quieres ser mi amante?”, “Perdóname”
    Que me hacían volar por los aires del amor.


    Gracias cantante del amor
    te recordaremos como un gran señor
    de talento encantador.


    Tu ciclo fue cerrado con esplendor,
    allá en el United Palace de Nueva York.
    Las generaciones que gozamos tus canciones
    vibramos, lloramos, nos emocionamos con tus interpretaciones,
    Campeón esbozando sentimientos,
    sabías atrapar al público
    con tu encantadora presencia
    y tu voz melodiosa.


    Descansa en paz,
    dulce pajarito cantor del amor.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Quiero ver mis verbos en ríos poesía,
    que mis versos anieguen el mundo,
    que se escuche mi voz por el planeta.

    Escucha sordo mundo:
    ¡Le faltan pocos días al planeta tierra!
    Escucha humano:
    tienes que aprender a perdonar al hermano.
    Escucha hombre:
    aprende a compartir lo que tienes.

    Que mis versos hablen claro en sus cinceles afilados,
    que no callen la verdad
    escondida entre las hojas de mi poemario.

    Llueva los versos poesía
    que mojen el universo con sus halos de verdad y fantasía.
    Que se desborden sus metáforas,

    buscando la imagen adecuada para describir la imagen de nuestro siglo:
    La tecnología avanza
    pero el hombre se dehumaniza.
    odiar, mentir, libertinaje es su danza.
    Quiere tener mucha fortuna a ultranza
    sin medir las consecuencias de sus actos.

    Que se disipe el panorama sombrío,
    los poetas del mundo pueden abrir los caminos,
    aún nos quedan retazos de tierra viva.



    Autora:Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Un torero yace en la arena rendido,

    ¡Torero levántate aún no termina la faena!

    Un torero hacía su faena aquella tarde,

    cuando tocó sus vestidos el tercer toro de fina casta,

    ¡Su capa de luces en sangre ardía!

    El toro furioso impactó en su piel de acero

    ¡Lánguido cayó vencido el torero!



    ¡Torero levántate, agita la capa,

    ¡Torero eres el vate que escribe versos de toreo en la plaza!

    Con las últimas fuerzas el torero se levanta

    clava mortal estocada al toro macizo

    y el toro sucumbe,


    es el instante preciso, en el que él también cae rendido en la arena agonizante.



    Lo llevan a la enfermería sus colegas

    ansiosos, pero el torero no resiste

    y cae desplomado.



    Vela el pueblo al valiente guerrero,

    que se levantó de su letargo para vencer al toro,

    con su vida pagó las estrellas de la fama,

    y entre aplausos sonoros

    y pañuelos levantados,

    se dirige a la última morada,

    a la morada de los grandes héroes aclamados.



    Autora : Editn Colqui Rojas -Derechos Reservados©



  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]


    Un perro mira el horizonte:
    piensa si mañana comerá,
    si los gatos le harán la vida imposible,
    si sus dueños le echaran de menos,
    en nubes de profunda melancolía.


    Él es un can pensante,
    reflexiona sobre las realidades del ser,
    sobre la felicidad del hombre,
    sobre los números cuánticos,
    y cuando la tierra se va a acabar.


    Ringo
    luego de esta catarsis del alma,
    regresa renovado,
    a su hogar de antaño,
    con mentalidad nueva
    y alma de ilusiones llena.
    Satisfecho comienza a ladrar
    en un “guau” de felicidad.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    Gladys Tejeda llegó primera en la maratón con record panamericano. Bravo Arriba Perú y le dedico este poema:

    Gladys Tejeda

    Qué emoción
    en el alma nos queda,
    Gladys Tejeda llega primera.
    En la maratón es la reina panamericana,
    ¿A quién la duda le queda?
    Nos llenas de gloria,
    amiga, hermana, Gladys Tejeda,
    ¡Qué emoción y orgullo en el alma se hospeda!

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    [​IMG]
  • Edith Elvira Colqui Rojas

    [​IMG]

    Cada obra es un pedazo de mi vida,
    derramado como agua dócil en mi desván,
    cada verso o relato
    es una célula o mis venas ofrecidas en el papel,
    mi juventud consumiéndose entre libros,
    estrellas de sueños flotando por mi mente;
    noches enteras en vela,


    Cada palabra
    sentimientos guardados, aprehendidos, recreados contemplados;
    figuras literarias, metáforas, conectores
    que cobran vida en cada obra.


    En cada poema
    mi vida expectorada
    como papeles que vuelan de las ventanas
    queriendo hallar un desahogo,
    quizás un lector ávido
    o una persona necesitada de aire de esperanza y amor.


    Cada verso mío,
    no es un verso,
    es piel que sangra
    para dar a luz una obra nueva;
    un embarazo de letras gozoso, aunque sufriente a veces.


    Retazos de entrega, pedazos que salen de mí,
    y que ya no volverán,
    pero que son donados con amor
    y que luego revierten en alegría
    de saber que la misión está cumplida.


    Ojalá que mis versos un día me recuerden en sus hojas amarillas,
    que junten los pedazos que perdí en ellos,
    y sirvan para alegrar y dar esperanza, distracción, emoción,
    que limpien alguna lágrima escondida
    en algún lugar del mundo.
    Con eso me conformo.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]



    Mi éxito parece pequeño en lo exterior
    pero calladamente, internamente crece y crece.
    En cambio el tuyo por afuera se pavonea en orgullo,
    y tú te sientes feliz;
    pero esto solo es quimera,
    porque abajo no tiene raíces,
    y se caerá como un castillo de naipes.


    Su fruto será pequeño,
    mientras el mío será un éxito lleno de substancia,
    porque tienen buena raíz cimentada.


    Mejor ser sencillo como paloma,
    que soberbio sin piso.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    ©


    MY SUCCESS AND YOUR SUCCESS

    My success seems small under the hidden earth.
    But in silence, internally it grows and grows.
    In the change your success is filled with pride
    and you feel happy;
    but this is just chimera,
    because underneath it has no roots,
    And it will fall like a house of cards.

    Your fruit will be small,
    mine will be a success full of substance,
    Because it has a well-rooted base.

    Better be simple
    How proud without a floor.



    Author: Edith Elvira Colqui Rojas-Peru-All rights reserved.




    ©
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Tengo un pájaro azul
    que me dicta palabras de ánimo cuando todo parece oscuro,
    que me canta despacito cuando mi alegría se me nubla,
    y que me alerta frente al enemigo o los peligros.


    Mi pájaro azul es pequeño pero valiente como fiero león,
    me acompaña en el camino de la vida,
    no deja que me ahogue en un vaso de agua.


    ¡Ay mi pájaro azul
    Es tierno y me comprende!
    Sabe de mis estados de ánimo cambiantes.,
    de mis anhelos y frustraciones
    y enjuga mis lágrimas saladas que caen
    por las decepciones amorosas.


    Es el pájaro azul de mi conciencia,
    o quizás un ángel emplumado
    que me conforta.


    No sé exactamente su naturaleza,
    pero lo cierto es que me simplifica la vida.
    Sus palabras escondidas
    me ayudan a subir la cuesta empinada.
    En sus cantos hallo la paz de mi alma
    y paso los días contenta y relajada.


    Es un tesoro tener un pájaro azul dentro del alma
    y que nadie lo pueda ver sino solo tú.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A BEN. le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]


    Enterrada en mi desván,
    ya no sé qué escribir
    y hago bolas de papel,
    la inspiración de mi pluma fugó;
    se hizo humo negro y me dejó.


    Espero ansiosa que regrese
    en sus naves ligeras de sueños;
    pues mi tinta está seca,
    y no quiere florecer.


    ¿Alguien me sopla un verso?
    ¿Me hace cosquillas o una mueca?
    ¿Que active las ruletas de la inspiración?


    ¡Salid musas de sus madrigueras!
    Que en mi desván solitario
    No hay coplas, ni romances,
    el vacío y el tedio mis murallas invadió.


    Hoy mi musa se fue de casa,
    y no volvió.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A BEN. le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]


    Yo soy feliz disfrutando de los colores del cielo,

    contemplando las aves en su vuelo,

    compartiendo con mi hermosa familia.


    Soy feliz,

    con las plumas de mi poesía,

    con las pequeñas cosas que me regala la vida.

    Ayer vi unas palomas bañarse en un charco

    y mi corazón se alegró en esta preciosa pintura.


    Me causa alegría sembrar rosas en mi jardín

    ver jugar a los niños en su festín,

    contemplar a la gente irse contenta al trabajo;

    reírme siempre con desparpajo.


    La felicidad es una guitarra

    que toca

    si nos acercamos y le abrimos la puerta con sonrisa larga.


    Soy feliz cuando canto mis tonadas,

    cuando escucho el canto de los pájaros,

    cuando disfruto un delicioso plato,

    cuando perdono al que me hace daño;

    cuando doy la mano al hermano.


    La felicidad es una dama amarilla que brilla en las personas positivas y optimistas.

    No necesita mucho dinero, objetos, ni adornos;

    es una dama sencilla que en lo cotidiano siempre brilla.


    Quien quiera ser feliz

    siempre sonría, perdone,

    y disfrute el día a día.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados





    Yo soy feliz disfrutando de los colores del cielo,

    contemplando las aves en su vuelo,

    compartiendo con mi hermosa familia.


    Soy feliz,

    con las plumas de mi poesía,

    con las pequeñas cosas que me regala la vida.

    Ayer vi unas palomas bañarse en un charco

    y mi corazón se alegró en esta preciosa pintura.


    Me causa alegría sembrar rosas en mi jardín

    ver jugar a los niños en su festín,

    contemplar a la gente irse contenta al trabajo;

    reírme siempre con desparpajo.


    La felicidad es una guitarra

    que toca

    si nos acercamos y le abrimos la puerta con sonrisa larga.


    Soy feliz cuando canto mis tonadas,

    cuando escucho el canto de los pájaros,

    cuando disfruto un delicioso plato,

    cuando perdono al que me hace daño;

    cuando tiendo la mano al hermano.


    La felicidad es una dama amarilla que brilla en las personas positivas y optimistas.

    No necesita mucho dinero, objetos, ni adornos;

    es una dama sencilla que en lo cotidiano siempre brilla.


    Quien quiera ser feliz

    siempre sonría, perdone,

    y disfrute el día a día.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Los cuchillos de la vida,

    te cortan,
    me cortan,
    y ambos sangramos de dolor...

    Los cuchillos de la vida
    nos asaltan en cualquier instante,
    ¡Debemos estar preparados a sus dentelladas!

    Coge tu bote de salvataje,
    cúbrete de la alfombra de la previsión,
    para que cuando lleguen
    los recibas en paz y sin sobresalto.

    ¡Ay los cuchillos de la vida!
    Vienen a veces tan filudos,
    que hasta el alma
    nos cortan en pedazos.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A BEN. le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    Tocaré mis violines de paz aunque...
    [​IMG]
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Lluvia peregrina que vas y vienes,
    como potro agitado;
    ¿Por qué con mis ilusiones juegas

    mi lluvia, ilusa viajera?

    Cuando vienes con tus vestidos blancos me alegras,
    y cuando te vas de mi lado,
    me dejas con la llaga encendida,
    entre nubes grises
    mascullando mi dolor...

    Mi mágica lluvia peregrina,
    me gusta ver tus pies,
    ¡Cómo por mis veredas, taciturna caminas!

    Tus ojitos brillantes
    me dicen que me quieres,
    pero tu boca salada
    me repite:
    "Hasta pronto", en mil molinos de nostalgia.

    Lluvia huraña, lluvia de lejanas diásporas,
    ¿Cuándo vendrás y no te irás tan pronto?
    ¿Cuándo calmarás perenne, mi sed insaciable de amar?
    ¡En tus voces yo me siento satisfecha y contenta!

    ¡Ah mi lluvia peregrina, tú tienes el aliento muy fugaz!
    Hoy me susurras palabras dulces caramelos,
    y mañana ni te acuerdas de mí.

    Lluvia querida, tus gotas amigas, hacia mí inclina,
    ¡No te vayas con el sol del medio día!
    No me dejes deshojando margaritas;
    lava con tu presencia, mis anchas penas.

    Ayer salí a mi balcón
    y llegaste, fresca, esplendorosa, ¡casi divina!
    Y al compás de tus gotas, canté:
    ¡Te amo, mi lluvia poesía,
    mi dama peregrina!


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados