1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: Poema Social

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    En navidad,
    la noche buena
    se paga como la luz de las velas
    al ver muchos niños con la barriga, no llena.

    Suplicando un juguete de la televisión,
    o llorando por el pavo o el pan dulce.

    Taladra la el corazón
    verlos por las calles antojando cosas
    con lo que las tiendas comerciales les bombardean.

    Cimbrea el alma
    no poder tener mas para compartir con todos
    ¡Son tantos sus llantos!

    Compartamos nuestros retazos
    con los que menos tienen,
    Jesús está en el rostro de los niños pobres.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Hermano inmigrante
    ¡Cuánta lágrima partida y estómago vacío
    en tu corazón exiliado!
    ¡Cuánta muerte de hielo frío
    atravesando tus huesos!

    Dejando tu madre patria vagas perdido
    en busca de nuevos horizontes.
    Te espera la boca furiosa de la incertidumbre,
    las espinas de la discriminación, la pobreza
    y la explotación insana.

    La guerras,
    las malas políticas internas,
    el hambre,
    te alejan de tu terruño,
    y tú mas solo que piedra en desierto,
    asumes el reto.

    ¡Cuánto dolor escurriéndose entre tus dedos!
    ¡Cuántas dagas lacerando tu dignidad de ser humano!

    Nadie pone la espalda,
    para cubrir tus carencias,
    nadie vela por nadie en este mundo dividido.

    Inmigrante bate tus alas no cortes tus vuelos,
    lucha con tesón en esta nueva tierra,
    brega por tus hijos, por tu familia por el nombre de tu nación.

    Fuerza, ánimo, vigor hermano exiliado.
    Una mano blanca siempre aparece.
    Que no se pague la luz de la esperanza en tus ojos cansados.
    El niño Dios que también fue inmigrante en Egipto
    acompañe tus pasos.



    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Mariposa de alambre quiere volar,
    hacia un nuevo sol,
    hacia nuevos horizontes de libertad.

    Se ha subido a un banco,
    para su aliento impulsar .
    Se cansó de la vida chata:
    de lavar y cocinar.

    Y aunque le pese el cuerpo enredado de la sociedad,
    volará.
    Aunque le apunten los dedos de los prejuicios,
    Ella sus sueños logrará.

    Vuela mujer de sueños altos,
    ¡Vuela!
    No dejes tus sueños apagar.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]


    Sueño para nuestros niños un mundo ideal,
    Un mundo de arcoíris
    sin daño, ni mal.

    Sueño con verlos siempre felices
    sin hambre, sin guerras,
    asistiendo a los colegios
    disfrutando su infancia
    ¡Que nadie les arranque su felicidad!

    Sueño, con verlos
    jugando, divirtiéndose,
    sin el desasosiego impropio de su edad.

    Sueño con niños criados con mucho amor
    con paciencia y bondad.
    Que sepan regalar al mundo su sonrisa angelical.

    Sueño con ese mundo,
    en que nadie les haga trabajar,
    ni violentar su pureza,
    ni su inocencia natural.

    Sueño con esos niños estables,
    que mañana serán hombres,
    que sepan dirigir la casa tierra

    con amor y lealtad.


    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    A catia-love le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Madre niña,
    pedacito de algodón
    ¡Quién cortó tu flor?
    Ánimo
    el niño de tu vientre, tus padres,
    serán tu consolación.

    Madre niña, no llores,
    tú no tienes la culpa
    de la maldad del halcón.

    Madre niña,
    dejarás tus muñecas
    para cuidar al hijo
    de tu vientre.
    No te asustes
    crecerá manzano lozano.
    Ámalo,
    es un inocente ser humano.

    Hay madre, niña, pepita de algodón,
    deja el luto de la afrenta,
    Lucha por el hijo
    que la vida te regaló.

    Madre niña,
    si no resistes,
    ¡Si mueres,
    lloraré yo!
    No te preocupes,
    que al cielo te lleva Dios.

    El halcón negro
    pagará su aberración.

    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    El volcán bota su lava en Guatemala.
    Vomita el mal que el hombre le sembró.

    La tierra ya no aguanta
    con furia de volcán se levanta
    y arrasa todo a su paso,
    borrando todo de un plumazo.

    Corre lava ardiente y ceniza.
    Inocentes pagan
    su furia.
    Lamento y llanto cubre
    las plumas de Guatemala.

    ¡Carcome la impotencia
    de no poder hacer nada!


    Autora: Edith Elvira Coloqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    África nos mira con su cara de niños en huesos.
    África hundida en la ola del racismo, extiende las manos,
    ¡Quiere un salvavidas de humanidad de carne!
    Los oídos se hicieron tapias a sus múltiples lamentos.
    ¡Perdónanos padre del cielo por olvidarnos del dolor de sus pellejos!

    Soportando desiertos de organismos internacionales y países que se ocupen de sus lágrimas amargas de sal.
    África resiste con su pueblo guerrero
    Algunos con pies descalzos y platos hambrientos
    Otros con alma de león
    en tambores de valor.
    Almorzando conflictos y guerras.
    ¡Sufriendo escasez de agua!

    Su rostro enfermo y hambriento nos mira muy cerca.
    Su gente amable contrasta con el terrorismo de espanto.

    África no merece tanta lluvia de llanto
    ¡La tiene sumida intereses altos!
    Pronto resurgirá como halcón blanco.
    En brazos será llevado al país del descanso.
    ¡Cuando nos solidaricemos con sus quebrantos!
    Cuando cambiemos misiles por compasión
    y riquezas por humanidad.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú - derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Paz en la tierra,
    es el grito urgente de la humanidad entera.
    ¡No queremos que llueva la sangre en nuestras veredas!


    Paz en el hogar, paz en las calles, paz en tu alma.
    Paz en el mundo, ¡la cara de la violencia nos aterra!
    Nacimos para ser creados en comunión,
    en armonía con los demás.


    ¿Por qué quebrar el lazo del amor?
    Construyendo esos altos muros y paredes de división.
    Todos somos iguales tenemos manos pies y corazón.
    ¡No somos extraterrestres por Dios!


    Familia raza humana deja de pelear, ponte a negociar
    ¡Urgente, urgente tienes que conciliar!
    O la casa tierra pronto va a estallar.
    Deja tus espacios y naturaleza de contaminar
    ¡A este paso nadie en la tierra va a quedar!


    Tener más monedas no es sinónimo de felicidad.
    Todos los humanos somos iguales, lloramos, reímos,
    Nos ilusionamos. Queremos vivir en confort.
    ¡Todos somos el mismo polvo, el mismo barro, que un día dejará este hogar terreno!


    Caminemos por este mundo dejando huellas de luz, de paz y fraternidad.
    No seamos agentes del mal, de la violencia halcón negro, de la guerra, del ogro del discriminar.


    No se es mejor nación teniendo más bienes
    Ni riqueza material.
    Mejor ser humano es el que sabe compartir, el que por monedas no mata al de su propia raza, ni se cree superior.
    Es aquél que se compadece de la miseria ajena y sabe conciliar con el país hermano.
    ¡Sí ese noble país que siempre sabe perdonar!


    La paz nunca se construirá a punta de cañones, ni misiles.
    La paz es compromiso, tipo de vida, sembrado desde el hogar.
    Los estados deben dictar las normas que aterricen la paz en nuestra realidad.


    La paz es el único camino para la felicidad de la humanidad.
    ¡No trastoquemos el orden natural!
    Dios nos creó para ser felices y vivir en paz.
    Elevemos juntos las banderas de la paz, justicia, verdad y libertad.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú - Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]


    Ya basta de arrancarle llantos a mi Venezuela.
    Basta de sangrar el corazón de esas madres que dejan a sus hijos,
    emigrando a otros países.


    De esos niños que mueren de hambre
    de esos inmigrantes que salen de su país,
    buscando mejores condiciones de vida.


    Ya comió mucho llanto Venezuela
    Ya es el tiempo de su redención
    ¡Organismos de derechos humanos intervengan!


    Hay muchos oscuros confabulados
    para que ellos no surjan.
    Muchos intereses personales de por medio.


    Ya basta de sangrar sus ojos, su piel, sus manos.
    Ya esto parece una película de terror,
    ¿Nadie siente por sus hijos un poco de amor?


    Venezuela amiga,
    Venezuela espera:
    Pagarán los que las lágrimas que han arrancado de tus ojos;
    morderán el polvo
    los que tu crisis veneran.


    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos reservados

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Basta de guerras infundadas,
    basta de lanzar misiles, bombas y proyectiles.
    Tenemos que guardar la compostura
    Sean responsables gobernantes de las naciones
    No propicien los odios, ni venganzas.


    Ya la tierra sufre mucho,
    con contaminaciones y violencia en las calles,
    ¿Quieren destruir sus últimos detalles?


    Basta de guerras,
    y de invertir harto dinero en ellas.
    Mejor la paz en bandadas
    mejor compartir con los países que pasan hambre.
    Mejor incentivar la hermandad entre los pueblos.


    No a la cultura de la venganza.
    No al uso de las armas
    para solucionar conflictos.
    Utilicemos las banderas del diálogo,
    de la conciliación y la concordia.


    Somos todos, hermanos de la casa tierra.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados/copyright

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    upload_2018-4-16_0-45-30.jpeg

    Halcones negros insensibles,
    se llevan mariposas inocentes
    con engaños, tramas y puentes.


    No les importan sus lágrimas.
    Su edad, su familia.
    Y sobre todo
    mancillar su cuerpo blanco.

    Solo les importa el brillo del oro.

    Mariposas lloran
    encerradas
    lamentando su cruel destino.
    No quisieron para su vida ¡Esto!


    Sus alitas ilusiones se mueren.
    Su vida es un infierno:
    satisfacer hombres
    sin tener deseo.


    Enclaustradas lloran
    su triste drama.
    No entienden
    Por qué para otros la vida es rosa
    y para ellas trabajar y trabajar sin ver el sol.


    Halcones negros las explotan y maltratan
    ¿Quién oirá sus voces desahuciadas?
    ¿A quién le importan sus voces de mujer martirizada?


    Pagarás por tus manos manchadas halcón negro.
    ¡Pagarás!
    Una voz blanca habla sobre tus vergonzosos actos.
    Un ser luminoso te dará tu castigo
    y yacerás en los barrotes del infortunio mordiendo polvo.
    Mis niñas inocentes,
    mis pequeñas rosas,
    esperad.
    La espada de la justicia
    tarde o temprano llega.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Para mí todas las guerras son injustas
    pues demandan mucha sangre que corre y dinero en despilfarro.


    Todas las guerras son injustas,
    favorecen el descalabro económico,
    quitan la paz y tranquilidad de las gentes.
    Incitan al odio y la división entre naciones.


    Todas las guerras quitan un pan de la boca al vencido,
    no hay trabajo, ni medicinas.



    Y al vencedor
    también le cae su cuota de sangre y malestar económico.
    ¿Pero vencedor?
    ¿Vencedor de qué?
    ¿De unas tierras miserables de un recurso mineral exiguo?


    Prima el dinero y los bienes
    mas que la vida de las gentes.
    Prima la ambición antes
    que la paz y la armonía general.


    Pueblos enteros desaparecidos por las bombas,
    población civil muerta como moscas.


    Las guerras en el mundo tan moderno y civilizado
    no deben existir,
    deben ser desterradas.
    Mil años de historia de civilización
    y no hemos aprendido nada.
    El diálogo, la concertación, la diplomacia,
    son arma abandonada.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados



  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Inanición es clavo de vergüenza para el mundo actual
    que se precia de tecnología y tanta modernidad.
    ¡Inanición, inanición!
    Clama con sus huesos de hambre hoy,
    su piel seca
    toca el corazón
    y nadie le hace caso.

    Niños sin alimentos, desnutridos, desamparados
    (Mírenlos en Somalia Yemen y demás, por favor)
    Madres que no pueden lactar a sus hijos
    porque a ellas se las llevó el hambre y la pena hace rato.


    Enfermos abandonados en el hospital,
    presos comiendo solo hambre y soledad,
    ancianos desamparados durmiendo al hambre en una banca raída.
    Hombres de la calle abandonados por algún familiar.

    Inanición de alimentos,
    Inanición gigante
    de almas con bondad.
    ¿Ya nadie en este mundo practica la caridad?
    ¿Es el dinero el culpable de tanta fatalidad?
    El egoísmo encegueció
    las mentes
    y el corazón en dura piedra se volvió.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados/ copyright ©










  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Todos somos culpables de la muerte de esos niños
    en el oriente y de los pueblos en guerras
    que reciben las bombas en sus pechos
    o ven a sus padres y hermanos morir
    sin saber por qué.

    Todos somos culpables por no levantar la voz en alto
    por no dar abrigo y sustento a estos seres indefensos.

    La espada cobrará venganza de la sangre de estos pajaritos
    su sangre derramada,
    no quedará impune.

    Todos somos culpables
    "mea culpa,
    mea culpa"

    El fusil, las balas, las bombas
    no tienen mente,
    a otro con el cuento de misiles y bombas inteligentes.

    Pobres pajarillo muertos,
    pecho rojo ensangrentado,

    pobre palomas blancas sin culpa.

    ¿Hay derecho a exterminar vida inocente
    por el oro negro o por dinero?


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-/copyright ©






  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Para mí la justicia social,
    es igualdad de oportunidades para todos,
    gozar de techo y del pan,
    acceso a la salud y trabajo para todos,
    derecho de estudiar por igual
    sin discriminación
    de raza, sexo o clase social.
    Es trato digno
    para todos.
    Es equidad en los fueros legales.
    ¡Justicia también para el pobre!


    Es vivir sin guerras y en paz.
    Y tener una economía
    que distribuya las riquezas para todos
    y no para los que tienen más.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    [​IMG]