1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: Poema Social

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]



    ¿Dónde están aquellos hijos que no volvieron a casa?

    ¿Dónde, aquellas hermanas jóvenes, bellas, que ya no están en nuestro hogar?

    ¿Dónde, nuestros padres que por una idea política fueron llevados por la fuerza y nunca más los vimos?


    Nuestros ojos lloran todos los días
    por nuestros familiares y amigos que nos arrebataron sin piedad.
    Ellos en un segundo se hicieron polvo, humo,
    y ya no los vimos más.



    Es como si nos quitaran un dedazo de nuestra vida,
    como si el mundo en un segundo,
    despareciera ante nuestros pies, viendo que se tragara a nuestros familiares


    sin poder nada hacer.


    Preguntamos a los vecinos, a los familiares, denunciamos a la policía,
    pero nadie sabe nada de su paradero,
    y el corazón y el alma se quedaron agujereados de dolor y horror.



    ¿Quién nos devolverá a nuestros familiares?
    En qué abismo estarán,
    ¿Comerán o no comerán?
    ¿Los golpearan?
    ¿Los traficaran, los violaran?
    ¿Los mataran?
    Miles de pensamientos atronadores por nuestras cabezas,
    no podemos ya dormir en paz.



    ¡Cielo, mundo, autoridad,
    escuchen nuestro grito de dolor;
    devuélvanos a los que más queremos por amor de Dios!





    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados



  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]


    DESPARECIDOS

    Otra vez, el recibo de luz con cara de niños y personas desaparecidas,
    otra vez, los diarios informando mujeres y hombres sin destino cierto.
    Papeles pegados en postes y paredes con cara de personas que no se sabe su paradero.
    Nuevamente desaparecen ciudadanos que por levantar su voz de protesta son encarcelados sin destino fijo.

    ¿Hasta cuándo va a durar esta barbarie?
    No estamos seguros ni en nuestro vecindario,
    pronto llega un plagiario y nos arrebata la libertad.
    ¿Por qué se atenta contra nuestro derecho de libre tránsito y libertad?

    ¿A quién le gusta que se le desparezca un niño, una madre o un padre?
    Desaparecer una persona es un acto de gran crueldad.
    Signo que el mundo
    pierde humanidad.
    Pesa más el dinero,
    el poder, la ambición.
    que el derecho a vivir seguro libre y en paz.

    levantemos nuestra voz de protesta
    ¡Basta ya!
    Hoy día los desaparecidos son ellos,
    mañana nosotros o nuestros hijos, quizás.

    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú
    Derechos Reservados

  • Edith Elvira Colqui Rojas

    [​IMG]


    Vergüenza debieran tener
    a los que explotan a nuestros niños,
    pequeñas flor de capulí.


    No tienen sangre en la cara
    los que a los niños explotan y ultrajan
    con trabajos no propios de su edad.


    Mi voz alzo en estas líneas,
    por estos tiernos pajaritos,
    que deben estar estudiando y trabajando; de su niñez disfrutando,
    y no en las calles abusados por hombres sin corazón,
    a los que les importa solo el brillo del oro, ¡qué desilusión!


    Me hierve la sangre,
    verlos trabajar hasta altas horas de la noche,
    en medio de tantos peligros de la voraz calle.


    ¡Ya basta halcón negro malsano!
    No toques su flor de inocencia,
    ¡No mancilles su cuerpo con golpes!
    ¡No quiebres su alma con insultos!
    ¿Crees que el cielo no ve?


    Ellos son albos angelitos,
    muy caro pagarás tu maldad, Dios los defenderá;
    y la justicia entre rejas te pondrá.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A BEN. le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Al grito de Guernica
    un pueblo se levanta,
    llora a sus hijos muertos en la sangrienta batalla.


    El caballo relincha: "Respetan nuestra patria que por la espada se desangra"
    La señora con el niño en brazos pide suplicante: piedad, no maten a mansalva.
    El hombre caído con la flor de la esperanza, no se puede levantar;
    mueren sus ideales en el mar de la indolencia y la soledad.


    ¿La mujer en llamas
    que puede simbolizar?
    Sangre dolor y lágrimas
    es su grito general.


    La paloma de la paz está atada y llora,
    porque no puede hablar.


    La mujer arrodillada
    quiere huir de la masacre,
    nadie oye su voz
    y aterrorizada mira buscando una luz.


    El mundo mira impávido tanto dolor,
    el tirano extiende la mano y nadie lo limita.
    Los ojos del cielo ven con sus focos de luz
    tanta barbarie.
    No quedará olvidada para la humanidad consternada,
    esta escena, de sus aires.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados©

    A BEN. le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Al grito de Guernica
    un pueblo se levanta,
    llora a sus hijos muertos en la sangrienta batalla.


    El caballo relincha: "Respetan nuestra patria que por la espada se desangra"
    La señora con el niño en brazos pide suplicante: piedad, no maten a mansalva.
    El hombre caído con la flor de la esperanza, no se puede levantar;
    mueren sus ideales en el mar de la indolencia y la soledad.


    ¿La mujer en llamas
    que puede simbolizar?
    Sangre dolor y lágrimas
    es su grito general.


    La paloma de la paz está atada y llora,
    porque no puede hablar.


    La mujer arrodillada
    quiere huir de la masacre,
    nadie oye su voz
    y aterrorizada mira buscando una luz.


    El mundo mira impávido tanto dolor,
    el tirano extiende la mano y nadie lo limita.
    Los ojos del cielo ven con sus focos de luz
    tanta barbarie.
    No quedará olvidada para la humanidad consternada,
    esta escena, de sus aires.



    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados©

  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]


    La venas de la verdad gritan con la boca abierta por el planeta,
    sus nervaduras varicosas estallan de rabia, sus ojos blanquean,
    por un mundo que fenece por la insensibilidad humana.

    Su voz se oye latente
    en este mundo dividido,
    en este mundo solitario,
    sin corazón.

    Sus cuerdas vocales
    se abren furiosas para pronunciar las palabras: armonía, paz ,libertad.
    La voz de la verdad grita
    y nadie la quiere oír;
    es una voz amenazante
    que el sistema de cosas puede cambiar,
    por eso no se le escucha o se le quiere tapar la boca con un bozal.


    Autora : Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Está rota la copa de la cordura,
    el mundo ha jugado con sus mejores piezas
    y resultó jaqueado.
    Ni sus máscaras venecianas le servirán para huir de las consecuencias de sus actos.
    Tarde o temprano se descubrirán sus secretos, sus complots, sus actos deshumanizados,
    ¡En el cielo brilla la verdad!


    Canta una alondra el destino final de la tierra,
    sus océanos se secan, sus peces se mueren
    los actos de humanidad se agotan
    la tierra tiembla,
    los cambios climáticos se alocan
    las guerras se multiplican.


    Ni la iglesia se salva de la mala jugada
    hay lobos feroces entre sus miembros.
    Terror desencanto por todos lados,
    gente que no cambia en sus mentalidades destructivas.


    El tablero de ajedrez está mojado
    mojado de maldad, desengaños y afán hegemonista.


    Las copas del dolor en la tierra han sido derramadas: muerte, hambre, terremotos, incendios, calor excesivo,
    crisis económica, social, de salud...


    Ojalá aparezca en los nuevos cielos
    una ficha reina que nos salve de esta oleada de desastres.



    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados



  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Nosotros los pobres,
    que en este mundo no tenemos derecho a nada,
    porque las leyes para nosotros parece que se hubiesen volado.

    Nosotros los pobres,
    que de los soles de la vida poco hemos degustado.
    La pasamos comiendo lágrimas en platos imaginarios,
    bebiendo el vino del dolor hasta el hartazgo.
    Nosotros los pobres que no tenemos un lugar donde vivir,
    habiendo en la tierra tanto terreno vacío,
    en cualquier recodo nos acomodamos.

    Nosotros los pobres
    miramos admirados, el disfrute en holgura
    de los que vinieron con coronas en este mundo.

    No pedimos nada
    solo trabajamos, comemos y con pequeñas cosas disfrutamos.
    Nosotros no viajamos, ni compramos tanto,
    nosotros solo comemos una vez al día y a veces el estómago vacío es nuestro alimento.

    Nosotros los pobres que vivimos enfermos en los hospitales,
    por no tener para los cuidados y medicinas adecuadas,
    Nosotros sabemos lo que es el llanto,
    lo que es ver morir un familiar enfermo por falta de unas monedas.

    Nosotros los pobres,
    tenemos muchas arugas en la frente,
    y muchas lágrimas que nos siguen como fantasmas,
    pero siempre esbozamos una sonrisa clara.

    Nosotros no tenemos Jacuzzi,
    agua caliente, ni empleadas,
    todo lo hacemos con nuestras manos.
    Luchamos a diario por el alimento la casa y el vestido.
    Nadie nos regala nada;
    todo lo ganamos con el esfuerzo.

    Hay lugares en donde no podemos entrar
    porque es solo para los que tienen mas ventajas,
    hay comidas y lugares, que solo las conocemos por foto y televisión,
    pero disfrutamos soñando algún día estar allí.

    Nosotros los pobres,

    algún día seremos reivindicados.
    No tenemos bienes, pero sí un alma grande
    que ama su vecino y hermano,
    un corazón que no traiciona, fiel y leal.

    Nosotros los pobres sí sabemos amar.
    Y aunque todo lo gris nos rodee,
    miramos siempre
    con ojos de verde esperanza.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Estamos cansados de ver muertos inocentes regados,
    estamos cansados de contemplar como la violencia, el egoísmo y la necedad
    quieren empañar las alas de las palomas de paz.
    Altos intereses pretenden sembrar guerras en el mundo,
    altos intereses pretenden hacer del mundo un caos
    para apoderarse de sus riquezas o mostrar la vanidad de su hegemonía.


    ¿Hay algo mas inhumano que matar por territorios o riquezas mezquinas?
    ¿Hay algo mas salvaje
    que destruir una nación civil y niños inocentes?


    No hay derecho a quitarle la vida a nadie
    No hay derecho a privarle del don preciado de la vida.


    Todos somos hermanos de la casa tierra,
    aprendamos a convivir en paz,
    compartiendo, dialogando,
    y no con armas o bombas matando.


    Cualquier guerra interna o externa
    es un atentado contra la paz mundial.
    Tenemos derecho a la paz mundial todos los seres humanos.


    Humanidad, humanidad nos está faltando.
    ¡No a la guerra, sí a la paz!


    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

    TRANSLATION TO ENGLISH
    ************************************
    NO VIOLENCE, YES TO PEACE
    *************************************


    We are tired of seeing innocent dead people watered,
    We are tired of contemplating violence, selfishness and foolishness.
    They want to tarnish the wings of peace doves.
    High interests intend to sow wars in the world,
    high interests pretend to make the world a chaos
    to seize its riches or show the vanity of its hegemony.


    Is there something more inhuman than killing for petty territories or riches?
    Is there something more wild
    What to destroy a civil nation and innocent children?


    There is no right to take the life of anyone
    There is no right to privilege the gift of life.


    We are all brothers of the earth house,
    let's learn to live in peace,
    sharing, dialoguing,
    And not with weapons or bombs killing.


    Any internal or external war
    It is an attack against world peace.
    We have the right to world peace for all human beings.


    Humanity, humanity is missing us.
    No to war, yes to peace!


    Author Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
    A malco le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Sueño con un mundo sin hambres guerras ni contaminación,
    sueño con un mundo unido,
    donde brille el sol de la amistad y la humanidad de verdad.


    Sueño con un mundo
    sin discriminación,
    donde cada uno comparta con el hermano con amor.


    Sueño con un planeta
    globalizado en amor,
    que regale sus flores de compasión
    Basta de sentirnos superiores al hermano
    basta de endurecer nuestros corazones a su dolor.


    Sueño con un mundo
    que cambie las armas de guerras
    por girasoles de fraternidad.


    Sueño con un nuevo día
    con aromas de solidaridad
    con cirios encendidos de esperanza y paz.
    ¡Todos somos hermanos de la casa tierra!
    Por bienes o recursos no tenemos que pelear
    Mejor conversar y conciliar.


    Sueño y espero que estos sueños,
    toquen algún día el cemento de la realidad.


    Soñar con mundo mejor
    es florecilla que esta mañana al despertar
    tocó insistentemente mi puerta
    y la dejé entrar;
    ojalá la dejes entrar a tu corazón también tú.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    En navidad,
    la noche buena
    se paga como la luz de las velas
    al ver muchos niños con la barriga, no llena.

    Suplicando un juguete de la televisión,
    o llorando por el pavo o el pan dulce.

    Taladra la el corazón
    verlos por las calles antojando cosas
    con lo que las tiendas comerciales les bombardean.

    Cimbrea el alma
    no poder tener mas para compartir con todos
    ¡Son tantos sus llantos!

    Compartamos nuestros retazos
    con los que menos tienen,
    Jesús está en el rostro de los niños pobres.


    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]
    Hermano inmigrante
    ¡Cuánta lágrima partida y estómago vacío
    en tu corazón exiliado!
    ¡Cuánta muerte de hielo frío
    atravesando tus huesos!

    Dejando tu madre patria vagas perdido
    en busca de nuevos horizontes.
    Te espera la boca furiosa de la incertidumbre,
    las espinas de la discriminación, la pobreza
    y la explotación insana.

    La guerras,
    las malas políticas internas,
    el hambre,
    te alejan de tu terruño,
    y tú mas solo que piedra en desierto,
    asumes el reto.

    ¡Cuánto dolor escurriéndose entre tus dedos!
    ¡Cuántas dagas lacerando tu dignidad de ser humano!

    Nadie pone la espalda,
    para cubrir tus carencias,
    nadie vela por nadie en este mundo dividido.

    Inmigrante bate tus alas no cortes tus vuelos,
    lucha con tesón en esta nueva tierra,
    brega por tus hijos, por tu familia por el nombre de tu nación.

    Fuerza, ánimo, vigor hermano exiliado.
    Una mano blanca siempre aparece.
    Que no se pague la luz de la esperanza en tus ojos cansados.
    El niño Dios que también fue inmigrante en Egipto
    acompañe tus pasos.



    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Mariposa de alambre quiere volar,
    hacia un nuevo sol,
    hacia nuevos horizontes de libertad.

    Se ha subido a un banco,
    para su aliento impulsar .
    Se cansó de la vida chata:
    de lavar y cocinar.

    Y aunque le pese el cuerpo enredado de la sociedad,
    volará.
    Aunque le apunten los dedos de los prejuicios,
    Ella sus sueños logrará.

    Vuela mujer de sueños altos,
    ¡Vuela!
    No dejes tus sueños apagar.

    Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]


    Sueño para nuestros niños un mundo ideal,
    Un mundo de arcoíris
    sin daño, ni mal.

    Sueño con verlos siempre felices
    sin hambre, sin guerras,
    asistiendo a los colegios
    disfrutando su infancia
    ¡Que nadie les arranque su felicidad!

    Sueño, con verlos
    jugando, divirtiéndose,
    sin el desasosiego impropio de su edad.

    Sueño con niños criados con mucho amor
    con paciencia y bondad.
    Que sepan regalar al mundo su sonrisa angelical.

    Sueño con ese mundo,
    en que nadie les haga trabajar,
    ni violentar su pureza,
    ni su inocencia natural.

    Sueño con esos niños estables,
    que mañana serán hombres,
    que sepan dirigir la casa tierra

    con amor y lealtad.


    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
    A catia-love le gusta esto.
  • Edith Elvira Colqui Rojas
    [​IMG]

    Madre niña,
    pedacito de algodón
    ¡Quién cortó tu flor?
    Ánimo
    el niño de tu vientre, tus padres,
    serán tu consolación.

    Madre niña, no llores,
    tú no tienes la culpa
    de la maldad del halcón.

    Madre niña,
    dejarás tus muñecas
    para cuidar al hijo
    de tu vientre.
    No te asustes
    crecerá manzano lozano.
    Ámalo,
    es un inocente ser humano.

    Hay madre, niña, pepita de algodón,
    deja el luto de la afrenta,
    Lucha por el hijo
    que la vida te regaló.

    Madre niña,
    si no resistes,
    ¡Si mueres,
    lloraré yo!
    No te preocupes,
    que al cielo te lleva Dios.

    El halcón negro
    pagará su aberración.

    Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados