1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: Poesía cartárquica-.

  • BEN.
    De donde extraen falsos grupos

    en las avenidas atrofiadas de pájaros exangües

    donde dormitan lenguas mutiladas por los espasmos de una

    nariz, invaden la responsabilidad de una axila

    en su contraria exposición de imposibilidades lunares.

    Me encanta el sonido de las fuentes esenciales

    donde se produce la sangre en mitad de la carne,

    trituradoras moradoras del siglo sentenciado.

    Extirpan de mí las treguas alcanzadas

    flotan en el remanso las lenguas invasoras

    como pergaminos de sodio blanco o purísimo

    con su valentía castrada a ras de suelo.

    Me durmieron sus osadías bien administradas

    contemplando el resplandor de una molécula intermitente

    decidí el fallecimiento de mis hordas

    integradas por legítimas almas ofensivas.

    Oh, cómo iniciaron el rumbo del navío quisquilloso

    la formación de arrecifes insólitos, de espumas blancas

    y sangres níveas. Me acojo al sol bendito, por lunas

    o cráneos servidos en matorrales sin absenta.





    ©
  • BEN.
    Yo quiero ser un hombre mudo, solitario,

    de mí mismo muñón cercenado, esqueleto,

    anatomía vacua. Yo quiero ser exaltado o

    infeccioso, transmitir la rabia, producir

    la ira, provocar la lepra, propagar las plagas.

    O virulento, falaz, hipócrita,

    falso, hasta cuartear, como piel de vaca,

    mis emociones y sentimientos.

    Y en el cerebro, tan sólo flotando,

    la nada-.



    ©
  • BEN.
    Ya todo cumplido, y

    sin embargo, sin querer

    todavía, nada, me halaga

    hallarme, como de costumbre,

    al lado del camino.

    Todo hecho, sí. Todo

    resuelto, bienes, haciendas,

    patrimonios, oscuras realidades

    que, excepto a los hermosos mendigos,

    a todos nos acechan (para nada

    sirve ser monarca, si nuestro trono,

    sobre tinieblas se asienta).

    Es por ello que, pese a todo,

    la vida me ha resultado más triste

    que alegre, menos generosa para

    conmigo. Mi realidad ha sido ésta:

    ser triste y estar convencido de que

    algo mejor habrá en otra.
    A bristy le gusta esto.
  • BEN.
    Contra tu pecho

    contra mi pecho

    no ya un mar, con

    sus azules líneas previstas.

    No ya un océano

    de remisibles impaciencias,

    en tu pecho y sobre el mío.

    Perdimos los anillos

    las secuencias efímeras

    de rayos débiles y ofuscados.

    Trituramos la imaginación

    buscando la memoria del río.

    Junto a mi pecho, junto al tuyo,

    no ya un río: sólo una luna

    con sus viejos testigos-.





    ©
    A Ligia Calderón Romero y bristy les gusta esto.
  • BEN.
    Soñar sufrir despertar

    en el intervalo una nebulosa pensante

    en la distancia cien quiebros de ángeles

    en las llanuras destruidos quicios elementales

    en las avenidas sin cielo címbalos de errática belleza

    soñar sufrir despertar

    gárgolas insufribles términos de odio

    estranguladas arterias y signos de rabia,

    actualidad desmedida y conversación oportunista.

    Arribo siempre a estrellas adormecidas

    a la galaxia lejana que quiso devolverme a mi vida.

    ©
    A MARIANNE y oriana13 les gusta esto.
  • BEN.
    Aquí nadie va a ayudarte

    no habrá sombras en los sacos

    diarios de escoria y malnutrición.

    En los lagos de la discordia

    todavía se aúnan religiosamente

    los discos de la divina celosía

    junto a los frascos de colonia impecable.

    Ni luces resplandecientes que aborden

    temas cruciales, tu vida, la vida, la vida

    de los otros. Aquí, sólo existe tu salvación.

    ©
  • BEN.
    Destrúyeme, hazlo ahora;

    haz un hueco de luz en mi pecho, aurora,

    destierra salitres de mi boca, retamas

    que titubean en mis labios; hazlo!



    ©