1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: SEXTINA

  • Anamer
    [​IMG]

    Quiero evocar tu risa en esta noche
    en que haremos poemas de la vida
    y cuando el sol se asome entre las sombras
    apurando el latido de tu sangre,
    alumbre con su luz tus fuertes brazos
    recitando mis versos en su boca.


    Y retorno a la gruta de tu boca,
    a la espesa ebriedad de nuestra noche,
    al fuego prometido de tus brazos
    donde escapa triunfante hacia la vida
    el veloz galopar de nuestra sangre
    con la luz desteñida de las sombras.

    No basta la quietud de nuestras sombras
    para apagar la llama de mi boca,
    ni la prisa altanera de la sangre
    que sonríe al resguardo de la noche
    desde todos los guiños de la vida,
    dispuestos a arroparse entre tus brazos.

    Si he de morir, lo haré solo en tus brazos
    evitando el tormento de las sombras,
    en el último instante de mi vida.

    Si he de vivir, que sea entre tu boca
    trayectoria del fuego hacia la noche,
    donde escriba el poema con mi sangre.

    Y vuelve la ternura hasta mi sangre
    del amor insurgente de tus brazos,
    las brasas calcinadas de la noche
    propician una luz entre las sombras,
    y el temblor de tus labios en mi boca
    el canto primigenio de la vida.

    El tiempo de un te quiero es una vida
    la esencia de mi cuerpo y de mi sangre
    y no sé si es tu boca o es mi boca
    la que yace arropada con tus brazos
    y se esconde al abrigo de las sombras
    dormida en la espesura de la noche.

    La noche se desnuda de la vida
    reteniendo su sangre entre las sombras,
    en sus brazos, muy cerca de su boca.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]
    A spring, Anaa, Palabras Consteladas y 8 otros les gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Son sudor, son quejidos los anhelos

    que desnudos regresan a la orilla
    con la luna asomada en el ocaso,
    dejando que el azar y la distancia
    nos devuelvan los besos a los labios
    jugándose a los dados su fortuna.

    Es que tu amor es toda mi fortuna
    ilusiones y sueños mis anhelos
    y la risa que cuelga de mis labios
    acerca la ternura hasta la orilla,
    paso a paso se acorta la distancia
    que me lleve de nuevo hasta el ocaso.

    Ya la tarde se pinta en el ocaso
    aposté a cruz o cara la fortuna
    de un sueño que se alarga en la distancia,
    distrayendo en las noches mis anhelos
    que llegan en silencio hasta tu orilla
    y tu boca se adueña de mis labios.

    Tu sabes que me muero por tus labios
    que trémulos se acercan a mi ocaso,
    mi suerte fue cruzar hasta tu orilla
    y arrojarme en tus brazos, mi fortuna
    dejando en el umbral dulces anhelos
    que dibujan tu amor en la distancia.

    Entre tú y yo no existe la distancia
    quiero abrazar tus labios con mis labios
    saboreando de a uno mis anhelos
    llegar hasta la cima del ocaso
    y en un corcel en busca de fortuna
    volveré de mi mar hacia tu orilla.

    Aquí se me hace larga la otra orilla
    no sé cómo se acorta la distancia
    quizás sea tentar a la fortuna.
    Dibuja con tus dedos otros labios
    que se llenen de luz ante el ocaso,
    y que enciendan el sol en mis anhelos.

    He pintado anhelos en tu orilla
    e inventado un ocaso en la distancia,
    he apostado a tus labios, mi fortuna!


    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]



    A bristy y Gustavo Cervantes les gusta esto.
  • Anamer
    RECONOCIMIENTO DESTACADO
    POÉTICA CLÁSICA


    Poema seleccionado
    por el Jurado de Mundopoesia.com


    FELICIDADES
    MAESTRO/A


    [​IMG]

    CON TODO EL CARIÑO DE MUNDOPOESIA.COM


    [​IMG]

    Llega tu adiós rozando la mañana
    presagiando mi ausencia entre tu llanto
    como un amor que ya no tiene nombre
    que se esparce en el tenue azul del cielo
    frente el mirar impávido del beso
    peregrino en el tiempo de un olvido.


    Y si fuera la vida un gran olvido
    no debiera pensar en el mañana
    ni soñar con aquél sencillo beso
    que dejé en tu recuerdo como un llanto,
    ni en las nubes que nublan nuestro cielo
    y anudan mi garganta sin tu nombre.

    No siempre es que mi boca no te nombre
    a veces he pensado que te olvido,
    vacío de colores miro al cielo
    esperando amanezca la mañana
    con los ojos nublados por el llanto
    y mis labios muriendo por tu beso.


    Implorando, rogando por un beso,
    el orgullo se olvida de su nombre
    y se asoma a mi pecho el triste llanto
    lamiendo la nostalgia del olvido,
    con la noche que escolta a la mañana
    y ese sol que sonríe desde el cielo.


    A jirones se va rompiendo el cielo,
    en este amor, quedó pendiente el beso,
    mi corazón se abraza a la mañana
    que callada murmura nuestro nombre,
    me pierdo en el dolor del gris olvido
    desbordando la calle con mi llanto.


    Te alejo de mi piel, no quiero llanto
    ahora vuelo, ávida de cielo,
    me queda de tu adiós solo el olvido
    y el asombro de no querer tu beso
    mis letras se olvidaron de tu nombre
    voy desnuda al encuentro del mañana.


    Es antiguo mi llanto ya sin nombre,
    despierta la mañana, como un beso
    donde olvido las nubes de mi cielo.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]