1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

Viendo entradas en la categoría: SURREALISMO

  • Anamer
    [​IMG]

    Las flores juguetean en la hierba
    como queriendo conquistarnos,
    y es que en Mayo se asoman sus
    colores, que retozan en mis pupilas
    vulneradas de vientos y de memorias.


    Hasta el sol, que siempre
    ha estado de pie, justo aquí donde
    la madrugada se hace ausente, sabe que
    en nuestros corazones pernoctan la voz,
    la duda, las sombras y no amanece.


    Más allá del callado murmullo,
    nos abandonamos al bosque, quieto,
    con la neblina besando las cimas,
    plenas de ilusiones, sin reconocer
    el gris que se aferra al silencio.


    Y no es que la mañana no haya lamido
    tu diestra, es que no encontró
    tus huellas al regreso, y se quedó
    empapada de tierra bajo el manantial
    que desciende desde tu pecho.


    En el minuto en que se desdibuja
    el tiempo, llega el infinito vestido
    de mañanas a rescatarnos.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]


  • Anamer
    [​IMG]

    Detengo mi cansancio
    a la espera de un tiempo,
    y es que ya mi alma
    se resiste al cautiverio.

    Es como un juego entre
    mis días y mis hambres,
    mis sueños y mis abandonos,
    nos perseguimos hasta quedarnos
    sin aliento, pero todos perdemos.


    Aquí en este mar
    inmenso los engaño.

    Es en la infinitud del paisaje
    donde saboreo el silencio,
    mis manos frías, inertes,
    yacen vacías, no saben ya
    del calor de tu cuerpo.


    Y hasta mis ojos, perdidos
    en la oscuridad donde reposan su vuelo,
    se declaran inocentes de nosotros.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A claudiorbatisti le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Desnuda avanza la tarde
    como queriendo abrazarse a tu sombra,
    el mar es un sueño que persiste,
    honda herida que separa nuestros cuerpos
    amantes silenciosos,
    ausentes de sus manos.


    El verano aprieta la sed
    que yace impasible entre la piel,
    como una forma desnuda
    abriéndose paso por la calle.


    Y que sabemos de almas vencidas
    o de esas lágrimas
    que nos lloraban en las tardes,
    subiéndose a la rama de algún árbol?


    Afuera era apenas un esbozo de noche,
    y nosotros nos aferramos a la risa
    como esa luna que alarga su estancia
    con la excusa de esperar al sol cada mañana.


    Ya no hay prisa,
    la vida nos espera en cada esquina.
    Ahora, hablemos de nosotros.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
    A Gustavo Cervantes le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Es un cristal resquebrajado

    donde guardo mi desamparo,

    testigo inexorable de mi tiempo
    que se aposenta en la ventana.


    La página en blanco
    en la que me escribo a ratos
    para dejar de existir,
    o la palabra no pronunciada

    de tus labios.

    Es esa luna que acompaña mis lamentos

    intrusa en las llanuras de mis noches
    que se escapa entre mis dedos,
    como soplo de viento,
    donde se extravía mi voz,
    o un desahogo oportuno
    que transita mis abismos
    vulnerando la tristeza
    arraigada a los rincones del alma.


    Hoy se vierte en la piel
    tormenta silenciosa,
    regando de recuerdos
    el gris resplandor
    de esta nueva soledad.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]


    A claudiorbatisti le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Aún me muevo entre penumbras,
    ausente del tiempo que me ahoga,
    de este extrañar la luz
    que se ha perdido en la memoria.


    Quizás si se aclarara la mañana,
    si atisbara un rayito de sol
    en las tinieblas.


    Muchos sentimientos
    se abren paso en mi piel,
    y como unas fauces
    que se cierran vacías,
    me quedo en el anhelo,
    en la promesa.


    Ilusiones efímeras que
    llegan cogidas de mi mano
    antes de sembrar
    mis letras en el cieno
    donde se quedarán para siempre.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]

    A bristy le gusta esto.
  • Anamer
    [​IMG]

    Tanta noche, tanta luna
    tantos motivos rondando las miradas
    purpúrea orquídea deshojada, tan lejana.


    Vasto océano dormido acuñando esperanzas.
    Tantas horas alojadas en un viento
    que sopla desde el norte,
    árida distancia soportando soledades.

    Tanta lluvia cayendo en la ventana
    caudal inmenso rozando tempestades.


    Tanto por querer desbocando quietudes
    alboreando sueños de gitana.
    Tanta indiferencia llorando labios desgastados
    hijos del mañana, manos arrugadas abrazando.


    Tantos tu, tantos yo
    tantas palabras.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]


  • Anamer
    [​IMG]

    Era como estar atrapados
    entre un verso y la dulzura,
    o una vida que se olvidó de vivir.


    La noche que se viste de gala
    con una luna de fondo,
    no sabe de la mirada perdida
    buscando al lucero ausente.


    Y llegan las nostalgias
    a respirar en mis sienes,
    acechando el instante
    en que se deshace el amor.


    Duele la risa, se rompe la voz
    en el sordo eco de la infinitud
    del abismo, en esta otra parte
    de mi que desconozco.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]


  • Anamer
    [​IMG]

    Se nos fue el tiempo, amor,
    tantos años sabiendo
    de nosotros, de mirarnos
    hasta romperse las miradas.


    No hubo un beso
    donde no cupiera tu boca,
    o un espacio de vida
    donde no estuviera tu rostro.


    Toda esa vida
    que ayer nos sobraba
    con la abundancia
    del que no sabe.


    ¿Cuánto vacío cabe
    dentro de mis manos,
    cuánta ausencia
    se llena con un llanto?


    ¿Cuánto de este tiempo
    que hoy nos derrota,
    necesitamos para
    construir un abrazo?


    Se nos fue el tiempo
    y en esta orfandad
    de mañanas, me tiendo
    sobre mis sueños
    a recordarte.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]
  • Anamer
    [​IMG]

    Hoy has sido luna
    asomado por las grietas de mi piel,
    como pájaro invisible
    que desviste su trino,
    anocheciendo mi sonrisa,
    al desandar tu recuerdo.


    Rehago la esperanza
    en el sosiego agonizante de tu boca
    apurando un tiempo que me esquiva,
    cayendo de bruces sobre mi sombra.


    Se mide la nostalgia con mi lágrima
    en solitaria carrera
    donde descansa tu ausencia.
    - orfandad de alma -
    mientras el sol bosteza impaciente
    y se aleja, y te aleja.


    En este desencuentro de cuerpos,
    nos miramos desde la solemne mudez
    de la piedra, sigilosos,
    abajo, la cama se viste de blanco.

    Ana Mercedes Villalobos
    [​IMG]

  • Anamer
    [​IMG]


    Mis manos trémulas
    se aferran a este ocaso,
    donde la luz se niega a mis ojos,
    y se hace llanto mi voz.


    No es mi cuerpo
    que reposa tras las rejas,
    es mi alma que se debate
    entre las sombras de su dolor,
    dolor de tierra, dolor de hombres.


    Un alma prisionera, mi alma vieja,
    que luchó y perdió su libertad,
    que fue condenada por la vida,
    torturada por lo que fue y lo que quiso ser,
    allí se duele en su dolor, tras las rejas,
    como una muerte aprendida en la memoria
    sin retorno al viento, al cielo,
    al cuerpo que la vio nacer.

    Más tarde vendrá la tormenta.

    Ana Mercedes Villalobos

    [​IMG]