1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Cuando te mires en el espejo..
    y te compares muchas veces..
    con quién ves en él..
    no olvides que..
    tu reflejo no tiene juicio..
    y siempre te da sabias lecciones..
    para ser neutral..en reposo..lleno de paz..
    libre de todo temor..libre de deseos..
    no limitados por la apariencia interior..
    nunca atrapados por la compulsión.
    Lo que "ves" es cómo puedes ser..
    libre de ego..preocupación y dolor..
    para "crecer" más cerca de..
    tu verdadero Ser y florecer..
    como un loto desde la zanja..hacia el sol.
    A Khar Asbeel y Inoxtransa les gusta esto.
  2. La primavera tiene cientos de flores;
    Otoño la luna brillante.
    El verano tiene vientos fríos,
    El invierno tiene nieve.
    Si el ajetreo no ocupa tu mente,
    ahí está tu oportunidad.
    A Khar Asbeel y José Valverde Yuste les gusta esto.
  3. La escuchamos a ella y a él
    excepto a nuestra voz del corazón.
    Todos pueden mal interpretarnos
    pero con nuestro corazón siempre ha ido bien.

    Algunos pueden mentirnos
    pero nuestros corazones nunca nos engañarán.
    Solo que nadie puede escuchar nuestro corazón,
    espera nuestros oídos atentos.

    Aunque el mundo entero nos deje
    nuestro corazón nunca nos traicionará,
    y siempre quiere hablar con nosotros
    esperando pacientemente nuestras preguntas.
    A Inoxtransa y José Valverde Yuste les gusta esto.
  4. El amor es como una nube que pasa flotando
    El odio es como una roca que permanece firme
    La ternura es como un arroyo de montaña cristalina
    que pasa por alto el amor y el odio en todas las regiones.
    A Khar Asbeel y Asklepios les gusta esto.
  5. Hay una palabra
    que durará para siempre
    y quien la escucha
    nunca está solo

    una palabra que
    puedes beber
    una palabra que
    puedes cantar
    una palabra en la que
    puedes vivir

    Una palabra tan grande
    como el mar
    tal alta es
    como el cielo
    profunda es
    como un barranco

    suave
    como el satén
    dura
    como la piedra
    dulce
    como un beso
    y verdadera
    como el agua.
  6. Ni una ramita ni un capullo
    señalan lo que está por venir,
    sus ramas anchas como un reproche,
    es el moho de los escarabajos,
    de los pájaros carpinteros. Algo

    en la base, bajo la tierra,
    el jardín demasiado húmedo,
    una rata o un gusano comiendo las raíces,
    podredumbre que interrumpe el flujo

    de la savia. No surge en él ninguna
    primavera, la muerte lo mantiene
    en forma invernal y la tormenta

    lo desnuda aún más.
    Ya le faltan los dedos, la mano y
    la muñeca, pero las tórtolas se han posado
    en un brazo de su esqueleto.
    A Inoxtransa y José Valverde Yuste les gusta esto.
  7. Copo de nieve
    tu prima hermana, la gota de lluvia,
    cae veinte veces más rápido que tú.
    Tu sales de la estela,
    a doce metros por minuto.

    Un copo no hace el invierno,
    pero juntos fuertes, en enjambres,
    nos mandas ser lentos en la tierra.

    Delineado, impones leyes.
    Debemos guardar silencio. El ruido
    cae largamente, sin sonido,
    de cabeza en la nieve.

    Tú haces las ciudades visiblemente
    más ligeras, ageométricas, lanudas,
    sumisas, ocultas un trabajo
    que no puede esperar.

    Copo, tú
    daño ligero como una pluma.
    A José Valverde Yuste le gusta esto.
  8. Tierra de nieve y hielo chirriante,
    que puedo esperar de ti?
    Sobre el bosque comienza el viaje
    de la luna blancaa través de las noches
    y es como si el silencio se resquebrajara.
    En tu suelo, bajo el césped,
    yacen temblando mis buenos muertos,
    mientras mi alma se aferra a
    cada sueño. Oh invierno!
    tu que descansas allí bajo la tienda,
    en el resplandor rosado del día.
    Por qué, tierra de hielo chirriante,
    molestas tanto a tus hijos
    y por qué siempre busco la primavera?
    A José Valverde Yuste le gusta esto.
  9. El parque está cubierto de nieve
    por todas partes
    y el vuelo de la gaviota flota
    alrededor del surco negro
    de las ramas como un lazo.
    El pequeño estanque es negro
    como la tinta y silencioso,
    como si custodiara una joya, el barro.
    El barco de verano
    como una barca de la muerte,
    se encuentra cerca de la casa del jardín,
    igualmente negro y silencioso.
    A José Valverde Yuste le gusta esto.
  10. Los niños abandonan un valiente trineo
    en la cuesta más empinada,
    ellos gritan de vida,
    su aliento dice :
    aquí hay fuego
    aquí arde.
    Oyen crujir la madera,
    ven temblar el árbol
    en su negra
    piel?
    Estan sordos de alegría
    ciegos de felicidad,
    con su blanco ahora
    intocable.
    A José Valverde Yuste le gusta esto.
  11. Una amiga afirma que las plantas crecen donde se necesitan.
    Una planta, dijo, responde biológica y energeticamente a su entorno. El verde dice algo sobre el estado del suelo, el agua y el aire, pero también sobre la atmósfera que cuelga en algún lugar. Los recuerdos, los deseos, la necesidad. La naturaleza compensa.

    No soy experta en este tipo de cosas y tenía mis dudas, pero me pareció una idea reconfortante. Una refutación de madera y hoja a todas esas emociones tácitas que nos rodean.
    Ella tiene un jardín, que pertenece a la casa recién comprada. La mudanza y renovación no fueron fáciles, el último tiempo fueron los más estresantes en mucho, mucho tiempo.
    Fugas, costos en aumento, arrepentimientos. Llegó el invierno, la gasolina encareció, maldijo los metros cuadrados que tanto deseaba antes y maldijo la lluvia contínua que transformaba su jardín en un lodazal frío. Estaba cansada de muchas cosas.

    A la mañana siguiente se enteró sobre las plantas y respuestas, se sentó frente a la ventana y observó la hibernación alrededor de su casa. Todo era marrón y desnudo. Desde su ventana el jardín parecía silencioso y pensó con tristeza que tal vez era la respuesta. Un par de brotes de hierba muertas y silenciosas sin potencial de crecimiento. Pero luego sus ojos se posaron en el único color que se mecía en el viento de la mañana.

    Dos troncos largos y delgados con hojas de color verde grisáceo, eucaliptos que soportan maravillosamente el frío. Salío, por primera vez desde que se había mudado allí, los miró atentamente. La hoja casi azulada, un tronco que es duro y a la vez tan suave que tu huella dactilar queda a la vista al apretarla. Algo en ella saltó. Eso tenía que ser. Entró y buscó más información sobre estos exóticos árboles. Dos australianos perdidos en un borde deshilachado de A'dam. En las primeras semanas después de la mudanza había planeado reemplazar el eucalipto por una especie más autóctona. Sauce, abedul. Ahora sabía mejor. El eucalipto es una especie de árbol más grande y alto de la tierra, leyó. Un potencial gigante que prospera en todas partes. Sagrado para los Aborígenes por el efecto purificador, quemar las hojas haría desaparecer la energía negativa. Bueno para el sistema respiratorio, la piel y el sistema nervioso. Tomó algunas hojas de los árboles, las secó y molió finamente. La respuesta llegó de muchas formas. Un baño de vapor, té, un aceite que daba un nuevo aroma a la casa. Y sobre todo : la mágica sensación de poder vivir junto a dos árboles que saben lo que allí se necesita.
    A Asklepios le gusta esto.
  12. Pintores de los altos cielos
    qué significa ese azul, ese gris
    con el que pintas tus sueños?
    Ese lienzo se colorea con el infinito
    Un color que no aparece en tu paleta.

    Decimos que allá arriba
    revolotea la risa soberana
    y la clave de los misterios.
    Decimos que
    el poeta tiene allí su trono
    y su prisión.

    Pintores
    qué significa ese azul, ese gris
    con el que pintas tus sueños?
  13. La lluvia canta en las ventanas.
    Yo escucho, escucho y espero.
    Por qué? Sé que afuera
    no puede haber más que la noche.

    Nada más de la vieja casa
    no hay nada más que noche y lluvia.
    Yo espero. No sucede nada
    en este susurro de una sola nota?

    Espero mucho tiempo y escucho.
    Quién calla sobre la noche?
    O hlabla - el más ligero susurro
    me basta. Yo espero.

    La lluvia canta en las ventanas.
    El único y eterno canto :
    la noche y la lluvia están afuera
    y no hay nada más.
  14. Tengo un reloj viejo lleno de tiempo,
    lleno de tiempo que ha pasado.
    Ese tiempo, que he perdido,
    ese se ha ido para siempre.
    Oh no! Ese es mío para siempre.
    Porque ese lo experimenté.
  15. Ella la que raspa las canaletas
    buscando las sobras,
    la mujer que combina
    la sabiduría con el coraje
    y la que cumple las leyes
    de por vida;
    la mujer negra que resiste
    e inspira, la que enseña
    a amar y empuja a perseverar.
    Es transparente,
    fuerte y fluída,
    chispeante como cristal puro;
    parte inquieta y muda de
    la vida de todas las mujeres,

    parte del universo.