1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
[​IMG]


MALCO
MANUEL LÓPEZ COSTA
©Todos los Derechos Reservados

Queda prohibida la reproducción total o parcial
de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.

http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138



Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Mi mujer tiene otro

    No quiero ni acordarme,
    de ese infausto momento,
    cuando tuve que enterarme,
    con vergüenza y cruel tormento,
    como pudo abochornarme,
    mi corazón no lo entendía,
    como mi amada mujer,
    algo así tan cruel me haría.

    Mi mujer que era una santa,
    de noble corazón tierno,
    pudiera a estas alturas,
    venir a ponerme cuernos.

    Ya tenía preparada,
    otra luna de miel,
    era un viaje por Europa,
    lujosito y con cartel,
    suspendido quedó ese viaje,
    solo París dejé,
    pa dejarla para siempre,
    en la famosa "TORRE INFIEL".

    Veinte años de casado,
    que botaba por la borda,
    a mi ya no me importaba,
    ya la estaba viendo gorda.

    Al enterarme del asunto,
    me hice el desentendido,
    la trate con galanura,
    con cariño desmedido,
    pa que tomara confianza,
    y risueño y complacido,
    con mucha paciencia,
    la llene de cumplidos.

    Con malicia y con astucia,
    me compre un peluca,
    y parecía una bejuca,
    un disfraz de pordiosero,
    otro fue de gentleman,
    y el tercero no lo crean,
    ese fue de Superman.

    Decidido a descubrir,
    a la ingrata en su traición,
    con maña e intuición,
    la seguí a todas partes,
    puse a prueba, mis artes,
    cuando salía de casa,
    a ver si la encontraba,
    con las manos en la masa.

    Y al usar mis artimañas,
    nada raro ha ocurrido,
    por ahí un piropito,
    por ahí algún silbido,
    pero algún enamorado,
    eso si ,no ha aparecido.

    Siete días,
    con sus lunas,
    duro la cacería,
    no hubo pruebas,
    no hubo nada,
    como yo la acusaría.

    Pero llegado el momento,
    de mucha alegría,
    recuperé el aliento,
    quién lo diría.

    Y lo digo,y es cierto,
    ME VINO EL ALMA AL CUERPO,
    ERA UN MALENTENDIDO,
    EN VERDAD TENÍA OTRO,
    PERO ERA OTRO VESTIDO.
    MALCO







  2. [​IMG]

    La mujer que me gusta

    La mujer que me gusta,
    yo no le gusto
    le gusta otro
    y eso no me gusta.

    La mujer que me gusta,
    es la primavera
    delicada flor
    inalcanzable
    prodigio sereno
    irrepetible criatura
    volátil ensueño
    silueta espectral
    alumbrada aparición.

    La mujer que me gusta,
    es granizo en el sofoco
    agua fresca del sediento deseo
    enredadera en la piel de mi inquietud
    alboroto de mis sentidos.

    La mujer que me gusta,
    yo no le gusto
    le gusta otro
    y es mi culpa,
    mi absoluta culpa

    Pues ni sabe que me gusta.

    La mujer que me gusta,
    no sabe de mi existencia
    desconoce que conozco todo sobre ella,
    sus amaneceres,
    sus íntimos aromas,
    sus dormidos silencios
    el rastro invisible donde esconde sus secretos,
    el tibio roce de sus caricias,
    el fuego de verano de sus labios,
    el lirico canto de su voz.

    La mujer que me gusta,
    esconde sus palabras en la vaguedad del desconcierto,
    en el presentimiento de mi inexistencia,
    en la leve brisa de mi pensamiento.

    La mujer que me gusta,
    impalpable imagen de atardeceres
    menguada cercanía de mi presencia
    aguacero de luces cuando la nombro
    tiembla con desconocida causa
    en la sospecha incierta que existo.

    La mujer que me gusta,
    es libélula frágil de alas de cristal
    mensajera fatal de la desdicha
    que corroe mi silencio.

    La mujer que me gusta,
    yo no le gusto
    le gusta otro
    y cuando la veo pasar con el otro
    tiene razón de que no le guste
    y eso no me gusta.

    Y nunca podrá saber que me gusta,

    Y eso tampoco me gusta.



    Malco

    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.
  3. *
  4. [​IMG]

    Me gusta leer tus ojos

    Me gusta leer tus ojos,
    cómplices clandestinos,claros,cristalinos
    cómplices leales
    que nunca esconden tus males.
    Inquietos centinelas, dagas del alma
    alumbrados cristales
    conversadores silenciosos
    bordes,orillas
    habitantes separados
    tempestades de ira
    en el engaño.

    Me gusta leer tus ojos,
    en las cálidas noches de los olvidos
    en los arrabales de los sueños
    en la quietud sonámbula de los recuerdos
    en las crestas burbujas del mar
    en las húmedas arenas salobres.

    Me gusta leer tus ojos,
    bajo la lluvia escarchada de la melancolía
    en el temblor radical de tus íntimos deseos
    en la peregrina voz en la cima del vacío
    en la timidez inoxidable de la primera vez,
    en los susurros latentes de tu vientre.

    Me gusta leer tus ojos,
    en el silencio mineral de tus pensamientos
    cuando vuelan circulares al infortunio
    al embrujo gitano que viaja en carromatos imaginarios.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando son mariposas
    en la seda de las caricias,
    gacelas mensajeras del preludio fébril de la ausencia,
    solitarios duendes tatuados en la metáfora de tu cuerpo.

    Me gusta leer tus ojos,
    guardianes de las puertas del sol
    faros de naves pérdidas en mares de la desilusión
    eclipses en luna llena.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando tendida sobre la hierba suspiras
    cuando los luceros descienden a enredarse en tu cabellera
    en el tejido íntimo del asombro
    cuando el manantial de la fertilidad quiere poseerte.

    Me gusta leer tus ojos,
    alucinados por la cósmica mirada de una estrella
    por la risa embriagada de la Luna
    por los enormes pájaros azules
    custodios de tus ilusiones
    cuando los trigales se asoman tímidamente
    a los bordes de tus encantos.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando cansados yacen en las mullidas nubes de la bondad
    cuando justamente son justos
    en la desprendida caridad de tu alma
    en la fragancia alucinante que sahúma el misterio de las penumbras
    cuando solitarios buscan consuelo
    cuando en sus lágrimas revelan tu tristeza.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando
    estas a mi lado.

    MALCO


























  5. [​IMG]

    Me gusta leer tus ojos

    Me gusta leer tus ojos,
    cómplices clandestinos,claros,cristalinos
    cómplices leales
    que nunca esconden tus males.
    Inquietos centinelas, dagas del alma
    alumbrados cristales
    conversadores silenciosos
    bordes,orillas
    habitantes separados
    tempestades de ira
    en el engaño.

    Me gusta leer tus ojos,
    en las cálidas noches de los olvidos
    en los arrabales de los sueños
    en la quietud sonámbula de los recuerdos
    en las crestas burbujas del mar
    en las húmedas arenas salobres.

    Me gusta leer tus ojos,
    bajo la lluvia escarchada de la melancolía
    en el temblor radical de tus íntimos deseos
    en la peregrina voz en la cima del vacío
    en la timidez inoxidable de la primera vez,
    en los susurros latentes de tu vientre.

    Me gusta leer tus ojos,
    en el silencio mineral de tus pensamientos
    cuando vuelan circulares al infortunio
    al embrujo gitano que viaja en carromatos imaginarios.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando son mariposas
    en la seda de las caricias,
    gacelas mensajeras del preludio fébril de la ausencia,
    solitarios duendes tatuados en la metáfora de tu cuerpo.

    Me gusta leer tus ojos,
    guardianes de las puertas del sol
    faros de naves pérdidas en mares de la desilusión
    eclipses en luna llena.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando tendida sobre la hierba suspiras
    cuando los luceros descienden a enredarse en tu cabellera
    en el tejido íntimo del asombro
    cuando el manantial de la fertilidad quiere poseerte.

    Me gusta leer tus ojos,
    alucinados por la cósmica mirada de una estrella
    por la risa embriagada de la Luna
    por los enormes pájaros azules
    custodios de tus ilusiones
    cuando los trigales se asoman tímidamente
    a los bordes de tus encantos.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando cansados yacen en las mullidas nubes de la bondad
    cuando justamente son justos
    en la desprendida caridad de tu alma
    en la fragancia alucinante que sahúma el misterio de las penumbras
    cuando solitarios buscan consuelo
    cuando en sus lágrimas revelan tu tristeza.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando
    estas a mi lado.

    MALCO


























  6. [​IMG]

    Me gusta leer tus ojos

    Me gusta leer tus ojos,
    cómplices clandestinos,claros,cristalinos
    cómplices leales
    que nunca esconden tus males.
    Inquietos centinelas, dagas del alma
    alumbrados cristales
    conversadores silenciosos
    bordes,orillas
    habitantes separados
    tempestades de ira
    en el engaño.

    Me gusta leer tus ojos,
    en las cálidas noches de los olvidos
    en los arrabales de los sueños
    en la quietud sonámbula de los recuerdos
    en las crestas burbujas del mar
    en las húmedas arenas salobres.

    Me gusta leer tus ojos,
    bajo la lluvia escarchada de la melancolía
    en el temblor radical de tus íntimos deseos
    en la peregrina voz en la cima del vacío
    en la timidez inoxidable de la primera vez,
    en los susurros latentes de tu vientre.

    Me gusta leer tus ojos,
    en el silencio mineral de tus pensamientos
    cuando vuelan circulares al infortunio
    al embrujo gitano que viaja en carromatos imaginarios.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando son mariposas
    en la seda de las caricias,
    gacelas mensajeras del preludio fébril de la ausencia,
    solitarios duendes tatuados en la metáfora de tu cuerpo.

    Me gusta leer tus ojos,
    guardianes de las puertas del sol
    faros de naves pérdidas en mares de la desilusión
    eclipses en luna llena.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando tendida sobre la hierba suspiras
    cuando los luceros descienden a enredarse en tu cabellera
    en el tejido íntimo del asombro
    cuando el manantial de la fertilidad quiere poseerte.

    Me gusta leer tus ojos,
    alucinados por la cósmica mirada de una estrella
    por la risa embriagada de la Luna
    por los enormes pájaros azules
    custodios de tus ilusiones
    cuando los trigales se asoman tímidamente
    a los bordes de tus encantos.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando cansados yacen en las mullidas nubes de la bondad
    cuando justamente son justos
    en la desprendida caridad de tu alma
    en la fragancia alucinante que sahúma el misterio de las penumbras
    cuando solitarios buscan consuelo
    cuando en sus lágrimas revelan tu tristeza.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando
    estas a mi lado.

    MALCO


























  7. [​IMG]

    Me gusta leer tus ojos

    Me gusta leer tus ojos,
    cómplices clandestinos,claros,cristalinos
    cómplices leales
    que nunca esconden tus males.
    Inquietos centinelas, dagas del alma
    alumbrados cristales
    conversadores silenciosos
    bordes,orillas
    habitantes separados
    tempestades de ira
    en el engaño.

    Me gusta leer tus ojos,
    en las cálidas noches de los olvidos
    en los arrabales de los sueños
    en la quietud sonámbula de los recuerdos
    en las crestas burbujas del mar
    en las húmedas arenas salobres.

    Me gusta leer tus ojos,
    bajo la lluvia escarchada de la melancolía
    en el temblor radical de tus íntimos deseos
    en la peregrina voz en la cima del vacío
    en la timidez inoxidable de la primera vez,
    en los susurros latentes de tu vientre.

    Me gusta leer tus ojos,
    en el silencio mineral de tus pensamientos
    cuando vuelan circulares al infortunio
    al embrujo gitano que viaja en carromatos imaginarios.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando son mariposas
    en la seda de las caricias,
    gacelas mensajeras del preludio fébril de la ausencia,
    solitarios duendes tatuados en la metáfora de tu cuerpo.

    Me gusta leer tus ojos,
    guardianes de las puertas del sol
    faros de naves pérdidas en mares de la desilusión
    eclipses en luna llena.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando tendida sobre la hierba suspiras
    cuando los luceros descienden a enredarse en tu cabellera
    en el tejido íntimo del asombro
    cuando el manantial de la fertilidad quiere poseerte.

    Me gusta leer tus ojos,
    alucinados por la cósmica mirada de una estrella
    por la risa embriagada de la Luna
    por los enormes pájaros azules
    custodios de tus ilusiones
    cuando los trigales se asoman tímidamente
    a los bordes de tus encantos.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando cansados yacen en las mullidas nubes de la bondad
    cuando justamente son justos
    en la desprendida caridad de tu alma
    en la fragancia alucinante que sahúma el misterio de las penumbras
    cuando solitarios buscan consuelo
    cuando en sus lágrimas revelan tu tristeza.

    Me gusta leer tus ojos,
    cuando
    estas a mi lado.

    MALCO


























  8. [​IMG]

    ABYA YALA

    Al Sur,
    Tierra plena
    sangre vital
    vientre radical
    del terrenal espacio.

    Al Sur,

    ABYA YALA.

    Óseos orígenes,
    Kunas, Tainos,Olmecas,
    Toltecas, Aztecas,Quechuas,
    Mapuches,Mayas,Incas,
    Caribes,Guaranies,Patagones,
    Kariñas.

    Piedras vitales,
    amalgama ancestral.


    Al Sur,

    ABYA YALA.

    Blanco,negro,indio,
    mágica coincidencia.

    Al Sur,

    ABYA YALA.

    Marino del azul oleaje,
    azul oceánico azul,
    terrestre del amazónico verdor,
    indómito coraje,
    de barro fermentado.

    Al Sur,
    vitales
    leyendas,
    ancestrales rituales,
    cósmica tierra,
    piaches, chamanes,sacerdotes,
    alados espíritus sanadores,
    impalpables teogonías.

    Al Sur,
    erguidas cumbres,
    cimeras moradas
    del imponente cóndor,
    rocas del tiempo,
    polvo silencioso del todo.


    Al Sur,

    ABYA YALA.

    Inquietas aguas,
    tumultuosos ríos,
    torrentes vertebrales de la vida.

    Al Sur,
    sol del sur,
    lumbre infatigable,
    luz, luminosa luz,

    australes amaneceres.

    Al sur,

    luna del sur,
    novia del universo,
    destellos de agujas,
    selenita atracción.
    .
    Al Sur,

    ocaso del sur,
    bermeja fascinación creadora.

    Al Sur,
    paramos en hielo,
    navegantes glaciares,
    nieves perpetuas.

    Al Sur,
    paramos en flor,
    niebla perfumada,
    mejillas sonrojadas,
    coca, frailejón
    flora primaveral,
    cálida lana,
    gélida calma,
    sosiego de alturas.

    Al Sur,

    fragua mestiza del diverso gentilicio,
    blanco,negro,indio,
    todos en uno,
    uno particular.


    Al Sur,

    rebeldía
    aborigen herencia,
    heroica estirpe.

    Al Sur,
    el mundo,
    la esperanza,

    Al Sur,

    el Sur.

  9. [​IMG]

    Habitante

    Habitaré
    el centro de tu centro

    como raíz perenne de tu savia
    en la geografía terrestre de tu cuerpo.


    Habitaré,
    el norte de tu sur

    en la fragante primavera
    de tu periferia
    en las cimientes que florecen
    en tus encantos,

    en los tiernos gorriones
    de tus ojos.

    Habitaré
    en tus ramas óseas,

    en tus delicados pies
    sostén de mis creencias,
    en tus manos
    de algodón de azúcar,

    en tu aliento,
    soplo matinal
    de mis comienzos.


    Habitaré,
    en el sol del mediodía

    de tu desnudez
    dentro de ti
    sobre ti

    en ti.

    Habitaré,
    en tus principios
    en tus finales
    en el origen
    en el fin,
    en tus

    dispersos átomos.

    Habitaré,
    en cada versículo de tu piel,
    en cada parábola de tu vientre,
    en la profecía cierta

    de tu presencia,
    en tus pensamientos.

    Habitaré,
    en tu sereno rostro,
    en la languidez misteriosa
    de tu mirada,
    en los sinuosos bordes de tus labios,
    en la humedad de tu alma,
    en la rabia aérea

    de tus emociones .

    Habitaré,
    en la alegría de tu risa
    en la sal de tus lágrimas
    en la lava de tus enojos
    en la espuma de tus deseos
    en tu sangre.

    Habitaré,
    en el cálido verano
    de tus brazos,
    en la tersura afiebrada
    de tus muslos,

    en cada palabra
    que te forma,
    en el sobresalto
    de tus sueños,
    en tu
    respiración.

    Habitaré,
    en tu aquietada
    sombra,
    en tus ligeros
    pasos,
    en la urdiembre
    de tus poros,
    en la voz apagada
    de tus lamentos.

    Habitaré,
    en tus insomnes
    desvelos,
    en la oscura inquietud
    de tus
    angustias,
    en el límite imaginario
    de tus temores.

    Habitaré,
    sigiloso
    en la latitud
    solar
    de tus sentidos,
    en los raudales
    de tu
    intimidad
    intangible
    habitante
    de tu carne.

    Habitaré,
    en el pendular
    temblor
    de tu
    timidez,
    en la línea crepuscular
    de tu
    cintura,
    en el latente
    susurro
    de tu
    cercanía.

    Habitaré,
    en el enredado
    bosque
    de tu
    cabellera,
    en la olorosa
    madera
    de tu
    cuerpo
    en el soplo
    vital
    de tu
    existencia,
    en tu ignorado
    silencio.

    Habitaré
    en ti
    porque
    somos uno....



    A Encuentro de Palabras le gusta esto.
  10. [​IMG]

    Habitante

    Habitaré
    el centro de tu centro

    como raíz perenne de tu savia
    en la geografía terrestre de tu cuerpo.


    Habitaré,
    el norte de tu sur

    en la fragante primavera
    de tu periferia
    en las cimientes que florecen
    en tus encantos,

    en los tiernos gorriones
    de tus ojos.

    Habitaré
    en tus ramas óseas,

    en tus delicados pies
    sostén de mis creencias,
    en tus manos
    de algodón de azúcar,

    en tu aliento,
    soplo matinal
    de mis comienzos.


    Habitaré,
    en el sol del mediodía

    de tu desnudez
    dentro de ti
    sobre ti

    en ti.

    Habitaré,
    en tus principios
    en tus finales
    en el origen
    en el fin,
    en tus

    dispersos átomos.

    Habitaré,
    en cada versículo de tu piel,
    en cada parábola de tu vientre,
    en la profecía cierta

    de tu presencia,
    en tus pensamientos.

    Habitaré,
    en tu sereno rostro,
    en la languidez misteriosa
    de tu mirada,
    en los sinuosos bordes de tus labios,
    en la humedad de tu alma,
    en la rabia aérea

    de tus emociones .

    Habitaré,
    en la alegría de tu risa
    en la sal de tus lágrimas
    en la lava de tus enojos
    en la espuma de tus deseos
    en tu sangre.

    Habitaré,
    en el cálido verano
    de tus brazos,
    en la tersura afiebrada
    de tus muslos,

    en cada palabra
    que te forma,
    en el sobresalto
    de tus sueños,
    en tu
    respiración.

    Habitaré,
    en tu aquietada
    sombra,
    en tus ligeros
    pasos,
    en la urdiembre
    de tus poros,
    en la voz apagada
    de tus lamentos.

    Habitaré,
    en tus insomnes
    desvelos,
    en la oscura inquietud
    de tus
    angustias,
    en el límite imaginario
    de tus temores.

    Habitaré,
    sigiloso
    en la latitud
    solar
    de tus sentidos,
    en los raudales
    de tu
    intimidad
    intangible
    habitante
    de tu carne.

    Habitaré,
    en el pendular
    temblor
    de tu
    timidez,
    en la línea crepuscular
    de tu
    cintura,
    en el latente
    susurro
    de tu
    cercanía.

    Habitaré,
    en el enredado
    bosque
    de tu
    cabellera,
    en la olorosa
    madera
    de tu
    cuerpo
    en el soplo
    vital
    de tu
    existencia,
    en tu ignorado
    silencio.

    Habitaré
    en ti
    porque
    somos uno....