1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
[​IMG]


MALCO
MANUEL LÓPEZ COSTA
©Todos los Derechos Reservados

Queda prohibida la reproducción total o parcial
de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.

http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138



Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. [​IMG]

    Mariposa (Rima Asonante)

    En las sensibles alas de la mariposa
    con agujas de fino cristal
    en noches tristes mis versos bordan
    serenos poemas que aliviarán
    tus penas de desconsuelo
    y en viento calmo migrará
    siguiendo el eco de tus ruegos
    tu alma inquieta templará.

    Dama de niebla de tenue rostro
    signada entera por la desdicha
    huellas sombrías siguen tus dorsos
    senderos de espinas marcan tus ruinas
    y en la espesura calada de tu sufrir
    en los velos opacos de tu mirada
    con mis versos alados disolví
    las sombras amargas que en ti granaban.

    De las grietas oscuras del infortunio
    saliste enhiesta y orlada
    desencadenada de sueños faunos
    que en acecho te vigiaban
    y rumorosa y sonreída
    con vestidura de blanca cala
    y resplandor de piedra bruñida
    en impetuoso blanco corcel cabalgas.



  2. [​IMG][​IMG][​IMG]

    La Verdad

    Ella vestía de lino
    el de Cachemir y de Frac

    ella con trajes de Gucci
    el con Pierre Cardin

    ella perfumes de Francia
    y Channel number five
    el con el exclusivo Paco Raban.

    Dueños de tres mansiones
    y de autos por demas
    Mercedes y Roll Roices
    Masseratis y Cadilacs
    viajaban por el mundo entero
    en su jet particular
    asistían a refinadas fiestas de alta sociedad.

    Una hija encantadora
    consentida y muy coqueta
    y ahora viene el cuento
    cuando el drama se presenta.
    Daniela la linda niña
    a su corazón el amor le llega
    y al enamorado, a su casa lleva,
    les presento a mi novio
    joven rico y refinado
    y casarnos con gran boda
    ya lo hemos acordado
    con muchos invitados
    de la alta sociedad
    lo mas selecto y granado.

    La madre entusiasmada
    celebra la noticia
    con los ojos aguados,
    y el padre cabizbajo
    se le nota en su cara
    bastante preocupado.

    Pasado el revuelo
    y ya todo calmado
    el padre llama a la hija
    y en su despacho encerrados
    le cuenta la verdad
    del secreto bien guardado.

    Hija, tengo que decirte
    algo delicado
    esa boda no es posible
    te diré algo terrible
    que a nadie he contado,
    y tomándole la mano

    ese novio que tu tienes
    ese hombre es tu hermano,
    fue un desliz que tuve
    estando ya casado
    no le cuentes a tu madre
    de lo que te he revelado.

    La hija rompió en llanto
    con el corazón destrozado
    encerrada en su cuarto
    su llanto es escuchado,
    su madre entra al cuarto
    y la encuentra en ese estado,
    que tienes hija mía
    que es lo que ha pasado,
    y contándoselo todo
    todo queda develado,
    no llores hija mía
    por favor no sufras mas

    cásate tranquila
    porque ese señor
    tampoco es tu papa.
  3. [​IMG]

    Habitante

    Habitaré
    el centro de tu centro
    como raíz perenne
    de tu savia
    en la geografía terrestre de tu cuerpo.


    Habitaré,
    el norte
    de tu sur
    en la fragante primavera
    de tu periferia
    en las cimientes que florecen
    en tus encantos,

    en los tiernos gorriones
    de tus ojos.


    Habitaré
    en tus ramas
    óseas,
    en tus delicados pies
    sostén de mis creencias,
    en tus manos
    de algodón de azúcar,

    en tu aliento,
    soplo matinal
    de mis
    comienzos.

    Habitaré,
    en el sol
    del mediodía
    de tu desnudez
    dentro de ti
    sobre ti

    en ti.

    Habitaré,
    en tus principios
    en tus finales
    en el origen
    en el fin,
    en tus

    dispersos átomos.

    Habitaré,
    en cada versículo de tu piel,
    en cada parábola de tu vientre,
    en la profecía cierta

    de tu presencia,
    en tus pensamientos.

    Habitaré,
    en tu sereno rostro,
    en la languidez misteriosa
    de tu mirada,
    en los sinuosos bordes de tus labios,
    en la humedad de tu alma,
    en la rabia aérea

    de tus emociones .

    Habitaré,
    en la alegría de tu risa
    en la sal de tus lagrimas
    en la lava de tus enojos
    en la espuma de tus deseos
    en tu sangre.

    Habitaré,
    en el cálido verano
    de tus brazos,
    en la tersura afiebrada
    de tus muslos,
    en cada palabra
    que te forma,
    en el sobresalto
    de tus sueños,
    en tu
    respiración.

    Habitaré,
    en tu aquietada
    sombra,
    en tus ligeros
    pasos,
    en la urdiembre
    de tus poros,
    en la voz apagada

    de tus lamentos.

    Habitaré,
    en tus insomnes
    desvelos,
    en la oscura
    inquietud
    de tus
    angustias,

    en el límite imaginario
    de tus temores.

    Habitaré,
    sigiloso
    en la latitud
    solar
    de tus sentidos,
    en los raudales
    de tu
    intimidad
    intangible
    habitante

    de tu carne.

    Habitaré,
    en el pendular
    temblor
    de tu
    timidez,

    en la línea crepuscular
    de tu
    cintura,
    en el latente
    susurro
    de tu
    cercanía.

    Habitaré,
    en el enredado
    bosque
    de tu
    cabellera,
    en la olorosa
    madera
    de tu
    cuerpo
    en el soplo
    vital
    de tu
    existencia,
    en tu ignorado
    silencio.

    Habitaré

    en ti
    porque

    somos uno....


    MALCO

    16-04-2015






    http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138/
    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]

    #1
    Última modificación: 1 de Diciembre de 2016
    malco, 26 de Febrero de 2015

    + Citar Citar
  4. [​IMG]

    Perderte en la calma

    Te he amado,
    desde el mismo centro del amor
    un amor atado con lazos
    un amor de los ocasos
    bordado con hilos de sol.
    Un amor de regazo
    de amaneceres de lluvia
    un amor que se refugia
    en el calor de mis brazos.

    Te he amado
    con un amor antiguo
    madurado por el tiempo
    de perfumados momentos
    de tatuados vestigios.
    Un amor de solera
    con aromas de vino
    un amor campesino
    un amor de quimera.

    Te he amado
    desde la punta de mis principios
    desde los bordes de mis finales
    desde el reflejo de los cristales
    desde el fondo de los inicios.
    Desde tu crepuscular cintura
    desde tu solar sonrisa
    desde tu original soltura
    desde la huella, por donde pisas.

    Ha sido un amor enlunecido
    de permanencia en tu boca
    un amor que no se agota
    un amor que te provoca
    mil deseos encendidos.
    Un amor que no descansa
    un amor que no se cansa
    un amor comprometido
    un amor que no conoce
    el olvido.

    Un amor de gotas de agua
    robadas al rocío
    un amor de ilusiones
    llevadas al río.
    Un amor que te espera
    en la primavera
    entregándolo todo
    del mejor modo.
    Pero todo es mentira
    son cosas del alma
    hace tiempo te fuiste
    perdida en la calma.

    MALCO

    http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138/
    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]

    #1
    Última modificación: 19 de Septiembre de 2015
    malco, 10 de Marzo de 2015
    A Agus Mcpoets le gusta esto.
  5. [​IMG]

    Renombrarte

    Renombraré
    tu nombre,
    en la acallada
    oquedad del silencio,
    en la resedad
    inevitable de la lejanía,
    en las perdidas voces
    de los ecos,
    en la imagen elíptica
    de los sueños.

    Renombraré
    tu nombre,
    en la redondez
    plena de la luna,
    en la inmensidad absoluta
    del desencuentro,
    en la incógnita
    verdad del origen,
    en la aquietada
    linea del horizonte.

    Renombraré
    tu nombre,
    en el espacio latente
    del tiempo por llegar,
    en el filo cortante
    de la duda,
    en las
    oscuras grietas
    de los olvidos,
    en los
    enredados hilos
    de la espera.

    Renombraré
    tu nombre,
    en la vaguedad oculta
    de la incertidumbre,
    en los escasos momentos
    de la certeza,
    en las diáfanas
    tardes del encuentro,
    en las ensombrecidas noches
    de la desdicha.
    en la áspera piel
    de la desesperanza,
    en la inoportuna palabra
    del adiós.

    Renombraré
    tu nombre
    sin nombrarte
    en la metálica voz
    de mis adentros,
    en la sospecha cierta
    del temor inacabado.

    Renombraré
    tu nombre,
    sin pensar que te nombro
    en los latidos lejanos
    del misterio de tu ausencia,
    en el caudal incontenible
    de tu recuerdo,
    en los bordes inalcanzables
    de tu cuerpo,
    en tu silueta
    tatuada por la afiebrada
    inquietud de los insomnios.

    Renombraré
    tu nombre,
    en la respiración cansada
    del anhelo,
    en la indetenible tempestad
    de la soledad,
    en el plenilunio del final
    de la nada,
    en el comienzo eterno
    del todo.

    Renombaré
    tu nombre,
    palabra a palabra
    hasta la fatiga de mi voz,
    en la perdida búsqueda
    de tu huella,
    en la temblorosa incógnita
    de tu existencia,
    en la pálida esperanza
    del encuentro,
    en el
    inmenso vacío
    que nos separa,
    en la dilatada anchura
    que nos envuelve,
    en la linea frágil
    que me sostiene.

    Renombraré
    tu nombre,
    desde las tinieblas
    del desasosiego,
    entre los cardos y las espinas
    de tu silencio,
    en los calcinados rastros
    que conducen a la nada.

    Renombraré
    tu nombre,
    en la inquietante sombra
    de los lamentos,
    en el oscuro umbral
    de la desdicha,
    en la adormecida
    quietud del ocaso,
    en la inalcanzable frase
    de tu retorno,
    en la penitencia permanente
    de la lejanía,
    en el desencuentro febril
    de tu recuerdo.

    Renombraré
    tu nombre,
    en la certeza de tu existencia,
    en lo impalpable
    de tu presencia,
    en la inmensidad del firmamento,
    en las desechas convergencias
    del pensamiento,
    en el
    relieve de fuego
    sobre
    la roca perenne del tiempo.

    Renombraré
    tu nombre,
    en el mas allá
    de mi
    existencia.







  6. [​IMG]

    Vengo de un lugar


    Vengo de un lugar perdido
    en el medio del mar
    donde nace la aurora
    donde no hay tiempo ni horas
    donde se vive el ahora
    donde siempre es de día
    y no existen demoras.

    Vengo de un lugar,
    de aguas purpurinas
    de arenas doradas
    de encumbradas colinas
    de cascadas de luz
    de escarchadas neblinas
    que en la alborada
    traen dormidas
    estrellas errantes
    que cruzan el cielo
    y en su fugaz vuelo
    atrapan los sueños
    de los amantes.

    De un lugar,
    donde habitan las hadas
    y escriben los cuentos
    con tinta encantada,

    donde todo es posible
    y lo mas increíble
    puede pasar,
    donde cantan las piedras
    con voces serenas
    canciones de mar
    y los seres marinos
    construyen castillos
    con conchas de nácar
    y cristales de sal.

    De un lugar florido,
    un lugar de ensueño
    donde no existen dueños
    ni nada prohibido
    no existen envidias
    ni odios ni miedos
    rencor ni avaricias
    ni existe el dinero.

    Un sagrado lugar,
    al que te quiero llevar
    en alas de cera

    lugar que te espera
    y no tiene fin
    donde habita el amor
    que siento por ti.

    MALCO













    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.



  7. [​IMG]

    Solar

    Soy centro de mi centro
    alumbrado de otros Soles
    soy borde y periferia
    la linea de mi horizonte,
    soy tallo,pétalo y flores
    y raíz de mis errores.

    Soy el cenit de mis angustias
    la cima de mis pasiones
    soy la linea que divide
    la frontera de mis emociones.

    Soy médano, desierto
    partícula de arenas móviles
    soy polvo de otros tiempos
    disperso y sin controles
    soy médula de mis huesos
    savia cósmica de mis razones
    penumbra de los faroles
    en las sombras de mis temores.

    Soy la imagen de mis pupilas
    cuando el Sol ciega mis ojos
    soy la palabra latente
    en los ecos de mis enojos
    soy la sangre desbordada
    torrente de mis ilusiones
    soy causante de mis males
    testigo de mis desamores
    soy el instante aéreo
    disuelto en mis nubarrones.

    Soy centro de mi centro
    alumbrado por otros soles
    sostenido por tu luz
    lumbre y fuego de mis amores.





    [​IMG]









  8. [​IMG]

    Pon tus manos

    Pon tus manos de burbujas
    sobre las arenas y la tierra
    y en mis íntimos lugares,

    enciende en mi hogueras
    con ramajes de azahares
    y fuegos invernales,

    no son insuficientes
    las lumbres y las luces
    que alumbren las verdades

    del tiempo que inconcluso
    no alcanza ni un minuto
    en calmar mis ansiedades.

    Pon tus manos de rojos soles
    en las indetenibles horas,
    y fragua en mis crisoles

    en sus orillas y sus centros,

    la voz que tanto implora
    seas mi luz y no el tormento.

    Pon tus manos de trigales
    entre espigas y juncales
    donde vierten sus trinares

    ruiseñores y jilgueros,
    mientras tanto desespero
    cual huérfana crisálida


    que en su nidal reposa
    y aún no siendo mariposa
    indefensa y solitaria
    queda en débil abandono
    de su sino temerosa.

    Pon tus manos silenciosas
    brasa de madero ardiente,
    en el centro de tu vientre


    y mi deseo ira latente
    como río irreverente,
    y en la noche esplendorosa

    dejaré tan quedamente
    en tu sueño levemente
    una encarnada rosa.







    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.
    A lomafresquita le gusta esto.
  9. [​IMG]

    El Sol salió en mi garganta...

    El Sol salió en mi garganta,
    su luz se pierde al horizonte
    y desciende por pendientes desnudas
    entre colinas invertidas,
    mi voz padeciente desgarra las piedras
    y paraliza las aguas,
    un rumor naciente en tus pupilas
    va creciendo de pie, en el costado
    de tus huellas que persiguen tus pasos levadizos,
    detenido en la sombra de tu sombra,
    en la largura impalpable de tus causes,
    aguas irredentas en tu lejanía
    tras antiguos bronces escondida,
    asoman tus bordes pávidos
    de inquietos temores que alzan los tientos
    de tus caminos en las alamedas del olvido.

    Raras coincidencias convergen en tu cintura,
    una turquina piel la ata a los sentidos
    y se alzan en rotundo vuelo gráciles mariposas
    de azules peregrinos disueltos en las lluvias
    de los abriles cuando los ecos de los mares
    traen sus espumas y las ofrendan junto a corales
    encarnados con las sales de sus rocas.

    No preciso invocar cada instante, cada día, tu nombre,
    con saber que no respondes, sé que existes más allá de lo inextinguible,
    en lo abstracto de la nada, palpitando en su centro, en su exacto
    y puntual centro, con la luz de mi garganta del Sol de mi poniente.
    No preciso palpar los meridianos de tu vientre ni deslizar mis ansias
    por los bordes inexplorados de tu cintura para saber que cálidos remansos
    en la grieta vertical de los deseos me esperan intranquilos.

    No preciso encontrarte,
    por que estás en mi.
  10. [​IMG]

    Pasos alirados (Soneto Alejandrino)

    Llovía aquella noche tan fría y silenciosa
    las sombras del pasado son causes detenidos
    son secos arenales en dunas escondidos
    sus huellas van ocultas en terredad fangosa.

    Se apagan los recuerdos en la noche lluviosa
    cayó una roja rosa pendía en los olvidos
    y yace moribunda sus pétalos heridos
    se aferra a los recuerdos en soledad ansiosa.

    Revive fraganciosa con altivez erguida
    sus pasos alirados son versos alunados
    con hilos de sedales bordando va de espigas,

    los sueños que sangrantes creyeronse olvidados,
    volviendo en esperanzas la mal curada herida
    sus sombras los amparan de las ruines intrigas.
  11. [​IMG]

    Otrándonos

    No comprendo y tanto intento
    siendo vana recurrencia
    alejar el cruel afrento
    de tu fría indiferencia,
    que en inerte permanencia
    sin esperanzas yazgo
    prefiriendo sea tu ausencia
    el esperado hallazgo
    que de quietud y calma
    en las noches tan oscuras
    implorandote clemencia
    a esta áspera amargura
    puerta abierta a la demencia
    sin conciencia ni cordura.

    No es simpleza es agonía
    latente incertidumbre
    la espera que tardía
    corroe cual herrumbre
    hasta el alma hasta los huesos
    y en confusa otredad
    si en mi mismo es de verdad
    que por ti estoy poseso.


    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.


    Te invito a visitar mi BLOG:
  12. Andrés Bello [​IMG]

    Andrés de Jesús María y José Bello López (Caracas, 29 de noviembre de 1781-Santiago, 15 de octubre de 1865) fue un polímata venezolano quien a la vez fue filósofo, poeta, traductor, filólogo, ensayista, educador, político y diplomático. Considerado como uno de los humanistas más importantes de América, contribuyó en innumerables campos del conocimiento.


    En Caracas, fue maestro por un corto periodo de Simón Bolívar y participó en el proceso que llevó a la independencia venezolana. Como parte del bando revolucionario integró, conjuntamente con Luis López Méndez y Simón Bolívar, la primera misión diplomática a Londres, donde residió entre 1810 y 1829.


    En 1829 embarcó junto con su familia hacia Chile, contratado por el gobierno de dicho país, donde desarrolló grandes obras en el campo del derecho y las humanidades. En Santiago alcanzó a desempeñar cargos como senador y profesor, además de dirigir diversos periódicos locales. Como jurista, fue el principal impulsor y redactor del Código Civil, una de las obras jurídicas americanas más novedosas e influyentes de su época. Bajo su inspiración y con su decisivo apoyo, en 1842 se creó la Universidad de Chile, institución de la que se convirtió en su primer rector por más de dos décadas.1 Entre sus principales obras literarias, se encuentran Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos, Principios del derecho de gentes, el poema «Silva a la agricultura de la zona tórrida» y Resumen de la Historia de Venezuela.


    Índice


    Datos biográficos
    Caracas (1781-1810)
    Nació en Caracas (Venezuela) el 29 de noviembre de 1781 como hijo primogénito de Bartolomé Bello, abogado y fiscal (1758-1804), y de Ana Antonia López. En su ciudad natal, cursó las primeras letras en la academia de Ramón Vanlonsten. Leyó los clásicos del siglo de oro, y desde muy joven frecuentó el Convento de Las Mercedes, donde aprendió latín de manos del padre Cristóbal de Quesada, a cuya muerte en 1796 Bello tradujo el libro V de la Eneida.2


    En 1797 comenzó estudios en la Real y Pontificia Universidad de Caracas, donde se graduó de bachiller en artes el 14 de junio de 1800. Ese mismo año, antes de graduarse, recibió en Caracas al naturalista alemán Alexander von Humboldt y a su compañero, Aimé Bonpland, y los acompañó a escalar y explorar

    Información personal

    Nombre de nacimiento Andrés de Jesús María y José Bello López

    Nacimiento 29 de noviembre de 1781
    [​IMG] Caracas, Capitanía General de Venezuela

    Fallecimiento 15 de octubre de 1865 (83 años)
    [​IMG] Santiago, Chile

    Residencia Santiago de Chile

    Nacionalidad Venezolana
    Chilena

    Ciudadanía Chilena

    Lengua materna Español

    Religión Católica

    Familia

    Padres Bartolomé Bello
    Ana Antonia López


    Cónyuge Mary Ann Boyland (1794-1821)
    Elizabeth Antonia Dunn (1824-1865)

    Educación

    Alma máter Real y Pontificia Universidad de Caracas

    Información profesional

    Ocupación filósofo, poeta, filólogo, educador y jurista

    Género Neoclasicismo

    Obras notables Código Civil de Chile

    Firma [​IMG]

    [editar datos en Wikidata]


  13. [​IMG]

    Partiré


    Partiré,
    disuelto en la nevizca
    bordeando el infortunio
    convertido en plenilunio
    en tus labios de morisca.

    Partiré,
    sin equipaje
    en la sombra clandestino
    por intuitivo camino
    con desnudo ropaje,
    al encuentro irremediable
    entre zarzas y entre abrojos
    por espacios insondables
    en las fronteras de tus ojos.

    Partiré,
    cual extraviado errabundo
    en tren imaginario
    sin rumbo y sin horario
    por alejados mundos,
    y en la selva de las sombras
    de árboles delirantes
    en el boscaje fragante
    de los musgos de tu boca,
    volverme polvo de roca
    en tus labios provocantes.

    En las tardes pendulares
    del vaivén de tus caderas
    en sus raizales de manglares
    cual fatal enredadera,
    apresado en sus ramajes
    alma mía que no diera.

    Habitar las tempestades
    de tus impetuosos mares
    y de cantos y saudades
    entre místicos danzares,
    recorrer con lentos pasos
    las ondas crepusculares
    de tu cuerpo inmarcesible
    y calmando mis ansiares
    en espumas convertirme.






    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.
  14. [​IMG]

    Cada momento...Cada olvido

    Tardíos fueron los marchitos encuentros,
    delgados hilos rotos,

    presumibles ausencias solitarias
    dejadas en la nocturna soledad de un puerto,
    escoriadas en una abandonada barca
    con fríos de piedras y espumas
    en salobres aguas.

    Laberintos de esperanzas lejanas,
    inalcanzables,
    ecos sostenidos con débiles sollozos
    en tiempos perdidos,
    temporal de vientos iracundos
    atados a moribundos ocasos,
    existencias renacidas de polvos desconocidos.

    Silencios ancestrales de mudas voces,
    gritos ahogados en los mares,
    precipios inacabables
    cimas del desespero,
    en cada momento del olvido.

    Voces que ni se acallan ni mitigan
    las ausencias que retornan
    en señales convertidas,
    señales de borrascas
    de inexpresivos rostros,
    desmemorias permanentes
    habitando en la nada.

    Sombras silenciosas
    cargadas de temores,
    visiones penumbrosas
    de espejos partidos,
    ramajes retorcidos
    gravitando en el tiempo,
    en cada momento...
    en cada olvido.


  15. [​IMG]

    En el envés de la tarde

    Llegó,
    entre remansos húmedos de lejanía
    con rumores dispersos,
    con pasos de ausencia,
    intangible,
    transparente,
    con la transparencia del viento,
    en danza de ritual pirámide
    de lumbres encendidas,
    entre sombras envueltas de silencio
    con la mirada pérdida.

    Llegó,
    en tarde llovediza
    cercana al ocaso,
    de bermejos soles prendida,
    inquieta y temblorosa
    con la lluvia en sus ojos,
    ajena al tiempo,

    incorpórea silueta ligera,
    de añiles reflejada.

    Llegó,
    con los aromas de idas primaveras,
    entornada de azahares y espliegos
    en la vastedad callada que la habita,
    en el infortunio inconcluso
    que falta por llegar,
    arremansada en la voz palpitante
    de los grebanos de la inocencia,
    en la primera vez inolvidable.

    Partió,
    con el signo inevitable del olvido,
    con los pies descalzos
    y pisadas en majuelos silvestres,
    dejando los blancos y fraganciosos corimbos
    enredados en el recuerdo.

    Partió,
    presurosa en suspenso diluida,
    volátil y fragmentada
    en el envés de la tarde,
    refugiada, entre cancelas de versos,
    para no volver.









    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.
    A selenschek manfred le gusta esto.
  16. [​IMG]

    Tu partida (Endecasilabos)

    En noches de silencios minerales
    de sombras asomadas al desvelo
    turbaron mi quietud con desconsuelo
    tus ecos cual reflejos abismales.

    Tu ausencia fue camino de marjales
    la espera es un lejano inquieto anhelo
    llenóse toda mi alma de recelo
    la siento como frágiles cristales.

    Partiste con ingrata indiferencia
    tus huellas se perdieron en la nada
    tu adiós hundió el puñal de la inclemencia

    con el desdén glacial de tu mirada
    se fueron los pesares de tu ausencia
    iluminando mi alma desolada.


    http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138/
  17. [​IMG]

    Blancas Rosas


    Era blanca su cabellera
    pálida su tez lunar
    parecía estar dormida
    cuando la fueron a enterrar,
    unos dicen que murió de mengua
    otros que de soledad
    yo digo que murió de penas
    de penas por tanto amar.

    Es cierto que estaba sola
    pero no en la soledad
    sus cartas y sus recuerdos
    sus versos y su rosal
    plenaban su vida entera
    de sueños y de soñar.

    Al amanecer, cada mañana
    se le veía cantar
    cantarle luminosa
    a las rosas de su rosal,
    eran canciones hermosas
    de aire celestial
    y le hacían coro las rosas
    con música del manantial
    de sus remansos salían las notas
    y de los pájaros su trinar.

    Dicen que cuando moza
    su belleza singular
    arrebato de locura
    a un mozo muy galán
    que le entregó su ternura
    sus besos y su soñar
    y que en noches de llena luna
    con perfumadas rosas
    la cubría como un ajuar
    ajuar de blanca novia
    sin cortejo y sin altar.

    Pero una madrugada
    de frío tiempo invernal
    en el bosque entre la niebla
    su cuerpo inerme está
    destrozado por el fierro
    de una mano criminal
    dicen que fue por celos
    eso nunca se sabrá
    y a partir de ese momento
    no se ha vuelto a enamorar
    y cumpliendo su promesa
    firmemente hasta el final
    enlazado entre sus manos
    un ramo de rosas blancas
    blancas rosas de su rosal
    con pasos lentos
    con lentos pasos
    hoy la llevan a enterrar.


    http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138/
  18. [​IMG]

    Vigía de faro

    Vigía de horizontes
    solitario aparente
    fabricante de auroras
    duende del sol poniente,
    guardián de las estrellas
    habitante silente
    capitán de las alturas
    oriente y occidente,
    norte y sur
    de los mares
    mástil y oteador
    guía de naves perdidas
    naufrago de un amor.

    Un amor de tierra firme
    un amor que lo dejó
    sin brújula ni sextante
    sin velas y sin timón,
    un amor de aguas claras
    de noches con estelas
    un viento de tormentas
    que la ilusión se llevó.

    Vigía de los sueños
    en noches de silencio
    se acompaña de luceros
    de la luna y del sol,
    conversa con los duendes
    de fantásticas historias
    de lugares perdidos
    oscuros sin fulgor,
    en rincones del olvido
    donde tiene escondido
    aquel ingrato amor.

    Renace en la aurora
    se deshace en el alba
    y a los seres marinos
    los va a despertar,
    y como espuma de brumas
    regresa a la playa
    dejando lejana
    la aurora boreal,
    y por su amor ya no sufre
    la enterró en el olvido
    aprendió a perdonar.

    Y cuando llega el ocaso,
    la luz de su faro
    alumbra el camino
    de los que han sufrido
    el amargo destino
    de un amor que se va,
    y les anuncia el destello
    que no sufran por ello
    que en cercano tiempo
    otro amor volverá.










    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.


    Te invito a visitar mi
  19. [​IMG]

    Vigía de faro

    Vigía de horizontes
    solitario aparente
    fabricante de auroras
    duende del sol poniente,
    guardián de las estrellas
    habitante silente
    capitán de las alturas
    oriente y occidente,
    norte y sur
    de los mares
    mástil y oteador
    guía de naves perdidas
    naufrago de un amor.

    Un amor de tierra firme
    un amor que lo dejó
    sin brújula ni sextante
    sin velas y sin timón,
    un amor de aguas claras
    de noches con estelas
    un viento de tormentas
    que la ilusión se llevó.

    Vigía de los sueños
    en noches de silencio
    se acompaña de luceros
    de la luna y del sol,
    conversa con los duendes
    de fantásticas historias
    de lugares perdidos
    oscuros sin fulgor,
    en rincones del olvido
    donde tiene escondido
    aquel ingrato amor.

    Renace en la aurora
    se deshace en el alba
    y a los seres marinos
    los va a despertar,
    y como espuma de brumas
    regresa a la playa
    dejando lejana
    la aurora boreal,
    y por su amor ya no sufre
    la enterró en el olvido
    aprendió a perdonar.

    Y cuando llega el ocaso,
    la luz de su faro
    alumbra el camino
    de los que han sufrido
    el amargo destino
    de un amor que se va,
    y les anuncia el destello
    que no sufran por ello
    que en cercano tiempo
    otro amor volverá.










    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.


    Te invito a visitar mi
  20. [​IMG]

    Vanitas vanitatis

    Encuentro tantas vanidades fatuas
    con vanas pretensiones han vivido
    ocultan tras mentiras lo fingido
    sabiendo que se queman en sus ascuas.

    Sus débiles bastiones van crujiendo
    engañan con la seda del ropaje
    desnudos quedarán con el viraje
    al ver que en su verdad están mintiendo.

    Sombríos los momentos cuando llora
    la falsa del engaño es su fermento
    no puede ser segura de cimiento
    raíz que mal sembrada siempre aflora .

    Mentiras maquilladas con verdades
    serán barros en agua escorrentía
    será la noche que parezca el día
    ¡qué pronto!... se sabrán las falsedades.

    Podrán querer sentir con vano intento
    que son reyes de testa coronados
    que del Olimpo mismo son enviados
    y el mundo debe darle su sustento.

    Soberbios, arrogantes, engreídos
    pensando sean luz y erguidas lumbres
    veré caerles de cimeras cumbres
    en honda huesa para los fingidos.







    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservados.
    Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
    Copyright © Todos los Derechos Reservados.


    Te invito a visitar mi BL
  21. [​IMG]

    Garceros (Soneto)

    Levantan majestuosas en sus vuelos
    plenando de blancura los esteros
    las garzas en bandadas de garceros
    bordando con su garbo los pozuelos.

    Tejidas al rubor de coro coras
    seducen sus encantos los sentidos
    ensueños que al ocaso son latidos
    y encajes de tupidas bora boras.

    Lejanas parecieran espejismos
    de mármol y carmines salpicadas
    inspiran las cantatas y lirismos,

    al verlas con sus alas desplegadas,
    semejan las espumas de marismos
    de flores blanquecinas almendradas.

  22. [​IMG]

    Levitas

    Pude sentir las sombras
    disolverse en las espumas
    y con un soplo de la Luna
    trae tu voz cuando me nombras,
    convertirlas en inermes rocas
    y en el fondo de los mares,
    en marinos precipicios,
    enterrar estos suplicios
    que tu ausencia me provoca.

    Seduce en mi pensamiento
    vuelto polvo vuelto viento
    seguirte con tardío tiempo
    en el nadir de tus huellas,
    pareceme se han esfumado
    con el tropel de tus pasos
    presiento ya no destellas
    al asomar los ocasos
    por mucho que lo he intentado
    no consigo encontrar tu rastro.

    Vago con escaso aliento
    por el deseo acendrado
    siguiendo el ligero viento
    siento te has disipado,
    solo el temperamento férreo
    no deja haberte olvidado
    como daga como espina
    muy hondo te me has clavado.

    En los marjales umbríos de ocultos y raros lugares
    he ofrecido rituales cuando perdido me ofusco
    pues sin haberte olvidado hasta el cansancio te busco
    sin importar las distancias sin detenerme fronteras
    en invisibles umbrales cesar la ausencia quisiera.

    En un claro del bosque, en una noche serena
    una luz potente y certera como encendida candela
    entre mis sufrires se asoma y con cautela revela
    el misterio que aqueja y que a mis sueños desvela,
    como silueta espectral como espejismo que arredra
    en silencioso ritual tu cuerpo entero levita
    y un frío intenso y glacial que me envuelve y gravita
    me hace entender al final que ya este mundo no habitas.















    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservad
  23. [​IMG]

    Levitas

    Pude sentir las sombras
    disolverse en las espumas
    y con un soplo de la Luna
    trae tu voz cuando me nombras,
    convertirlas en inermes rocas
    y en el fondo de los mares,
    en marinos precipicios,
    enterrar estos suplicios
    que tu ausencia me provoca.

    Seduce en mi pensamiento
    vuelto polvo vuelto viento
    seguirte con tardío tiempo
    en el nadir de tus huellas,
    pareceme se han esfumado
    con el tropel de tus pasos
    presiento ya no destellas
    al asomar los ocasos
    por mucho que lo he intentado
    no consigo encontrar tu rastro.

    Vago con escaso aliento
    por el deseo acendrado
    siguiendo el ligero viento
    siento te has disipado,
    solo el temperamento férreo
    no deja haberte olvidado
    como daga como espina
    muy hondo te me has clavado.

    En los marjales umbríos de ocultos y raros lugares
    he ofrecido rituales cuando perdido me ofusco
    pues sin haberte olvidado hasta el cansancio te busco
    sin importar las distancias sin detenerme fronteras
    en invisibles umbrales cesar la ausencia quisiera.

    En un claro del bosque, en una noche serena
    una luz potente y certera como encendida candela
    entre mis sufrires se asoma y con cautela revela
    el misterio que aqueja y que a mis sueños desvela,
    como silueta espectral como espejismo que arredra
    en silencioso ritual tu cuerpo entero levita
    y un frío intenso y glacial que me envuelve y gravita
    me hace entender al final que ya este mundo no habitas.















    [​IMG]

    Malco
    ©Todos los Derechos reservad