1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación
[​IMG]


MALCO
MANUEL LÓPEZ COSTA
©Todos los Derechos Reservados

Queda prohibida la reproducción total o parcial
de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.

http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138



Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño




  1. [​IMG]

    El bien y el mal

    Dos caminos la existencia
    es creencia extendida
    que solamente en la vida
    son las sendas, se sentencia.

    Es visión maniqueista
    en religión sincrética
    sostener con gran vehemencia
    en posición simplista,
    que en conflicto permanente
    los principios creadores
    de manera evidente
    y pareciera muy normal,
    que entre el bien y el mal
    se rigen los destinos
    como fuerzas que se oponen
    y son los únicos caminos
    que a la creación componen.

    Es poner un gran cerrojo
    y querer cerrar los ojos
    y no te concientices
    que hay distintos matices,
    y que solo el blanco y negro
    son las únicas raices.





















  2. [​IMG]

    El bien y el mal

    Dos caminos la existencia
    es creencia extendida
    que solamente en la vida
    son las sendas, se sentencia.

    Es visión maniqueista
    en religión sincrética
    sostener con gran vehemencia
    en posición simplista,
    que en conflicto permanente
    los principios creadores
    de manera evidente
    y pareciera muy normal,
    que entre el bien y el mal
    se rigen los destinos
    como fuerzas que se oponen
    y son los únicos caminos
    que a la creación componen.

    Es poner un gran cerrojo
    y querer cerrar los ojos
    y no te concientices
    que hay distintos matices,
    y que solo el blanco y negro
    son las únicas raices.





















  3. [​IMG]

    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]







  4. [​IMG]

    Te he perdido


    Cual gaviota en su extravió,pérdida vaga en su volar
    cual barco a la deriva,a punto de naufragar
    cual hojas otoñales,que secas y marchitas
    de sus ramas no pueden ya colgar
    te he perdido,y no consigo
    apartarte y olvidar.
    Cual arenas del desierto,que se pierden y no vuelven
    cuando pasa el vendaval
    cual molino detenido,que no muele mas el trigo
    y perece enmohecido,por el tiempo en su vagar
    te he perdido,como pierde la luna
    su esplendor y galanura,cuando ve un niño llorar.

    Cual ocaso en el horizonte,cuando el sol se va ocultar
    cual estrella reluciente,cuando la noche muere y pierde su brillar
    te he perdido,como pierde el firmamento
    un fugaz lucero en su caída al mar
    te he perdido,para siempre
    irremediablemente
    y no me puedo consolar.

  5. [​IMG]

    El señor Barbas pretende a la bella Endrina


    Que tragedia tan grande

    le ha tocado vivir
    tan hermosa y elegante
    no para de sufrir
    por culpa de su madrina,
    la hermosa y bella Endrina.

    La malvada Caléndula
    la madrina en cuestión
    por su gran ambición
    sin importarle nada
    quiere casar a la ahijada
    en contra de su voluntad,
    amenazandola además
    si no acepta el matrimonio
    con echarla de la casa
    y se pone como un demonio
    cuando la bella Endrina,
    lo rechaza.

    Todo comenzó,
    en una noche de Enero
    cuando vino un viento fiero
    volandole el sombrero
    y mas atrás el bisoñe,
    al fulano señor Barbas
    exponiendole la calva
    y fue a parar a los pies
    de la hermosa y bella Endrina
    que parada allá en la esquina
    esperaba a la vecina
    que junto a la sobrina
    la invitaron a pasear.

    Levantandole el sombrero
    de manera muy cortés
    y de forma muy discreta
    guardole en el sombrero,
    el bisoñe.

    Sudoroso y apurado
    en carrera desbocado
    se presenta el señor Barbas
    y enseguida enamorado
    y brillandole la calva
    ya un poco descansado
    se deshace en halagos
    y queriendo transmitir
    el flechazo del momento
    inventándole un cuento
    pues la invita a salir.

    Que se habrá creído
    este viejo barbas de chivo
    desdentado y barrigón
    y por añadidura narizón
    y picado de viruelas
    que invite a salir a su abuela,
    y la pasee en un camión.

    Creerá que soy tonta
    que por recogerle el sombrero
    seré yo algún florero
    que lo mueve a su antojo
    además es bizco de los ojos
    que prosiga su camino
    yo no estoy en su destino.

    Pero el señor Barbas
    era un viejo muy astuto
    acostumbrado a no perder
    y con su dinero y su poder
    todas las roscas aflojaba
    y en complicidad con la madrina
    quiso arreglar el matrimonio
    con la ahijada.

    Y contra viento y marea
    y con enojos de la ahijada
    la madrina otorgó el permiso
    de arreglar el compromiso.
    Llegado el infausto día
    a malaya esa hora
    la pobre Endrina llora y llora
    mientras que el viejo
    cara de lata
    saltaba en una pata.

    Ataviado y perfumado
    con sus mejores galas
    con bombones
    y un ramo de calas
    se presentó a la cita
    y al momento de la entrevista
    aparece como un demonio
    una vieja gorda y fea
    parecida a una batea:
    "Conque quieres matrimonio
    pues yo te lo daré
    o es que acaso has olvidado
    que ya tienes mujer",
    y en el centro de la cabeza

    y eso había que verlo
    con el palo que traía
    de un solo trancazo,
    lo mando a volar
    al cielo.

    Y es así como la hermosa Endrina
    se salvó de su madrina
    y de su malvado plan
    pues enseguida llegó un galán
    muy amable y muy rico
    y con gran celebración
    el matrimonio se hizo
    con invitados a montón
    y fueron muy felices
    como las lombrices.






    http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138/
    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]
  6. [​IMG]

    El señor Barbas pretende a la bella Endrina ( Ejercicio de humor )


    Que tragedia tan grande

    le ha tocado vivir
    tan hermosa y elegante
    no para de sufrir
    por culpa de su madrina,
    la hermosa y bella Endrina.


    La malvada Caléndula
    la madrina en cuestión
    por su gran ambición
    sin importarle nada
    quiere casar a la ahijada
    en contra de su voluntad,
    amenazandola
    además
    si no acepta el matrimonio
    con echarla de la casa
    y se pone como un demonio
    cuando la bella Endrina,
    lo rechaza.


    Todo comenzó,
    en una noche de Enero
    cuando vino un viento fiero
    volandole el sombrero
    y mas atrás el bisoñe,
    al fulano señor Barbas
    exponiendole la calva
    y fue a parar a los pies
    de la hermosa y bella Endrina
    que parada allá en la esquina
    esperaba a la vecina
    que junto a la sobrina
    la invitaron a pasear.


    Levantandole el sombrero
    de manera muy cortés
    y de forma muy discreta
    guardole en el sombrero,
    el bisoñe.


    Sudoroso y apurado
    en carrera desbocado
    se presenta el señor Barbas
    y enseguida enamorado
    y brillandole la calva
    ya un poco descansado
    se deshace en halagos
    y queriendo transmitir
    el flechazo del momento
    inventándole un cuento
    pues la invita a salir.


    Que se habrá creído
    este viejo barbas de chivo
    desdentado y barrigón
    y por añadidura narizón
    y picado de viruelas
    que invite a salir a su abuela,
    y la pasee en un camión.


    Creerá que soy tonta
    que por recogerle el sombrero
    seré yo algún florero
    que lo mueve a su antojo
    además
    es bizco de los ojos
    que prosiga su camino
    yo no estoy en su destino.


    Pero el señor Barbas
    era un viejo muy astuto
    acostumbrado a no perder
    y con su dinero y su poder
    todas las roscas aflojaba
    y en complicidad con la madrina
    quiso arreglar el matrimonio
    con la ahijada.


    Y contra viento y marea
    y con enojos de la ahijada
    la madrina otorgó el permiso
    de arreglar el compromiso.
    Llegado el infausto día
    a malaya esa hora
    la pobre Endrina llora y llora
    mientras que el viejo
    cara de lata
    saltaba en una pata.


    Ataviado y perfumado
    con sus mejores galas
    con bombones
    y un ramo de calas

    se presentó a la cita
    y al momento de la entrevista
    aparece como un demonio
    una vieja gorda y fea
    parecida a una batea:
    "Conque quieres matrimonio
    pues yo te lo daré
    o es que acaso has olvidado
    que ya tienes mujer",
    y en el centro de la cabeza
    y eso había que verlo
    con el palo que traía
    de un solo trancazo,
    lo mando a volar
    al cielo.


    Y es así como la hermosa Endrina
    se salvó de su madrina
    y de su malvado plan
    pues enseguida llegó un galán
    muy amable y muy rico
    y con gran celebración
    el matrimonio se hizo
    con invitados a montón
    y fueron muy felices
    como las lombrices.







    http://www.mundopoesia.com/foros/blogs/malco.101138/
    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]
  7. [​IMG]

    Reflejos

    He perdido mi norte,
    los polos son meridianos en mi vaguedad,
    adivino mi rumbo
    y regreso al mismo lugar,
    he vuelto a mis andanzas
    desde la latitud central de no se donde,
    desde los paralelos imaginarios de la intuición.

    Recorrí cada grado al este de la redondez,
    pase por el sur del asombro,
    me detuve 5 grados,2 minutos,6 segundos,en el oeste del regreso,
    trepe las orillas del ecuador,con el Sol a mis espaldas
    y en la rotación circular del azimut,
    verticalmente,
    he vuelto a mis andanzas,
    dos horas retrasado en el reloj temporal del olvido
    regrese con siete lunas a cuesta
    lunas diferentes,
    siete por cada lugar,
    lunas rojas de sangre,
    lunas del lugar de la pasión,
    lunas azules,
    indigas,
    lunas del lugar, distante lugar,
    donde envueltos en delicadas pieles
    guardados están los sueños,
    mensajeros evanescentes de nuestras almas,
    lunas púrpura,
    lunas
    del lugar de la pureza,
    lugar de la inocencia,
    lunas doradas,
    del lugar de la poesía,
    orfebre vital de nuestros sentidos
    lunas argentas,
    lunas, del lugar
    de los destellos que iluminan
    a los amantes,

    lunas pilsicas,
    color desconocido
    del desconocido lugar
    del desconocido futuro,
    lunas negras,
    lunas del oscuro lugar
    de dónde venimos.

    Nadie me espera,
    nadie noto mi ausencia,
    nadie me reconoce,
    nadie me ve,
    nadie me oye,
    nadie me siente,
    nadie,
    solo soy, tiempo
    en el tiempo.

    Siento que me siento,

    siento que me veo,
    siento que me oigo,
    reconozco a todos,
    un agrietante frío delata mi desnudez,
    el espejo no me refleja,
    no existo,
    parto
    con mis siete lunas
    a cuesta,
    que son siete por cada lugar,
    regreso
    a mis andanzas
    en el reflejo perdido,
    si...,
    existo
    existo para mi
    en otro lugar.

    MALCO









  8. [​IMG]

    Me duele tu olvido

    La vi al trasluz,
    en el instante que desaparecia,
    desvanecida,
    en el viento del Sur,
    la busco incansablemente,
    en los bordes del recuerdo
    en el centro de las espigas
    en las hojas del otoño.
    Creí,
    vertebralmente en tus palabras
    y
    resultaron como el horizonte
    una linea aparente,
    largos pasos
    no fueron suficientes
    y
    quede a medio camino
    vago con la palidez
    de tu ausencia a cuestas
    como
    errante caminante de las sombras
    como
    marchita flor solitaria
    ni un adiós
    ni una palabra
    partiste
    silenciosa,
    ligera.

    La busco,
    en la aurora boreal de los recuerdos
    en los amaneceres de sus brazos
    en las cálidas arenas de su cuerpo
    en el rocío de sus besos.
    La busco,
    imaginariamente anhelante.

    Me duele tu olvido,
    como sal
    en la abierta herida
    como la noche de tu partida.

    Me duele tu olvido,
    profundo
    hondamente
    desde el momento
    que estas ausente.

    Me duele tu olvido,
    como
    el hierro candente
    que quema la carne
    como tu cuerpo
    ardiente.

    ....Pero algo
    me queda,
    no todo es perdido
    me queda
    el recuerdo,
    de lo
    VIVIDO.