1. Invitado, ven y descarga gratuitamente el cuarto número de nuestra revista literaria digital "Eco y Latido"

    !!!Te va a encantar, no te la pierdas!!!

    Cerrar notificación

EL CLUB DE LOS QUEJICAS VIVOS

Publicado por Eratalia en el blog VERSOMANÍA. Vistas: 417

No sé por qué me ha dado hoy por bucear en mi propio blog, que es tan mío como vuestro, puesto que son tantas aportaciones las que me habéis dejado, que es una gozada leerlo. Muchas ni las recordaba. Me han sacado una sonrisa. Gracias.
Está divertido y rebosa simpatía y camaradería por los cuatro costados.
Veo gente que ya no frecuenta el portal, a los que echo de menos. Otros, seguís por aquí, más o menos desperdigados, como yo misma.
Entrando, saliendo, llevando a cuestas la vida con sus fases, que, como la luna, unas veces está llena de no sabemos bien qué, pero luego se vuelve menguante y a veces desaparece del cielo y nos deja sumidos en una noche negra.

Pero no es eso lo que quiero, yo quiero luz de luna para mi noche triste, como cantaba la Vargas.

No sé si algún día podrán volver los buenos tiempos a este blog, ni si yo volveré a saber insuflarle los ánimos suficientes para convocar la presencia de aquellos que seguís cerca. Y ya sabéis que para darle vida sois fundamentales.

Sin embargo he sentido la necesidad de volver a este íntimo rincón, a calzarme los coturnos, y a intentar la catarsis, aunque sea a fuerza de quejas...

Y qué mejor que volver con unas coplas de pie quebrado.

Un abrazo a todos, los que estuvisteis, los que estáis y los que estaréis (que espero que haya alguien, por que si no, apago y nos vamos).


QUEJAS

Me quejo desde el comienzo,
ya le he cogido el gustillo
y no paro,
porque la vida es un lienzo
pintado con carboncillo,
está claro.

O más que claro está oscuro,
que hasta el cielo se ha tornado
gris, sombrío,
y presiento que el futuro
va a ser también desdichado,
crudo y frío.

Si alguien quiere acompañarme
en el rosario de quejas
que se active,
y si lo que quiere es darme
un tirón de las orejas,
no se prive.

(Era)

````````````````


Yo que ya no sé rimar
sin hacer apología
de los míos,
¿cómo no me iba a apuntar
a una impudorosa orgía
de "quejíos"?

La existencia es un lamento,
de alegría disfrazado,
y el dolor,
cuando llega con el viento
frío y tenaz del pasado,
es peor.

Cada instante de placer
con muchas horas se paga
de amargura.
En la condena de ser,
el sufrimiento es la llaga
que no cura.

Tienes suerte -¡qué decir!-,
si no entiendes ni te explicas
los motivos
por los que debe existir
este club de los quejicas
aún vivos.


(Efejota)

:::::::::::

Pues no me voy a quejar.
¿Para qué si nadie atiende
la rabieta?
Vaya plan, es empezar
y me quejo. ¿Quién comprende
a un poeta

si ni el mismo se soporta
porque llora tonterías
a menudo.
Hago como que no importa
y van pasando los días
sordo y mudo.

Y, de repente, un sollozo
me traiciona y se descubre
que estoy triste.
Y caigo de nuevo al pozo
de la amargura insalubre
de un mal chiste.

(Oncina)

:::::::::::::


Por mí os podéis quejar,
seguro que alguien atiende
la llantina,
y nos viene a consolar,
diciendo que nos comprende
y hasta opina.

"Quien canta su mal espanta"
dice un refrán muy sesudo,
pues os digo
que destrocé mi garganta
y deshacer este nudo
no consigo.

Se van pasando los días
entre quejas y consuelos
lentamente,
mientras hago poesías
o me tiro de los pelos
de repente.

Así que aquí seguiré
poniendo el grito en el cielo
por inercia,
y versos escribiré
sonándome en un pañuelo
si se tercia.
(Yo)

"""""""""""""

Si me debo de quejar,
en esta ocasión no tengo
una queja.
Pero les voy a contar
lo que le pasó a Manengo
con su vieja.

Catalina se llamaba
y echaba sus gorgoritos
no ensayados.
Y se salía apurada
al balcón dando de gritos
destemplados.

Manengo de oídos finos
le dijo con tono blando:
Ya termina,
vaya a ser que los vecinos
piensen que te stoy pegando,
Catalina.

(Rosendo)

:::::::::::::


De quejarme a troche y moche
nunca he sacado provecho
que yo sepa.
De la mañana a la noche
nada me sale derecho
¡vaya plepa!

Y aunque me sigo quejando
—porque ante mi cruel destino
me rebelo—,
los hados se van mofando
al ver tanto desatino
sin consuelo.
(Y0)

:::::::::::::::::

Motivos para quejarme
y llorar como un gendarme...
a montones.

Pero que nadie se alarme
me importa todo un adarme...
hay opciones

Y hay ante todo respeto
contra amigos no me meto...
sin razón.

Y aquí me encuentro arropado
con buena gente a mi lado...
no hay color.
(Pessoa)

::::::::::::

De quejarme nunca fui,
ni pienso volver a serlo,
aunque dude.
Es asunto baladí
quejarse o dejar de hacerlo,
"d'habitude".


(Alonso Vicent)

::::::::::::::::
  • Pessoa
  • Eratalia
  • Efejota
  • Eratalia
  • Oncina
  • Pessoa
  • Eratalia
  • Rosendo
  • Pessoa
  • Eratalia
  • Eratalia
  • Rosendo
  • Eratalia
  • Alonso Vicent
  • Eratalia
  • Pessoa
  • Pessoa
  • Eratalia
  • Pessoa
Necesitas tener sesión iniciada para dejar un comentario